1

Gilbert Legrand 830x523 Gilbert Legrand: Cuando la basura se convierte en algo bello

¿La basura puede convertirse en arte? Para Gilbert Legrand la respuesta es afirmativa. Este artista de origen francés explota su pasión por la pintura sirviéndose de elementos obsolteos, desfasados, incompletos o en mal estado para convertirlos en composiciones tremendamente inspiradoras. Cualquier objeto doméstico, desde tijeras, ganchos o brochas puede convertirse fácilmente en un personaje atractivo y simpático con un poco de imaginación.

Nuestro artista es graduado en Artes Plásticas y Diseño y después de pasar cinco años trabajando para diferentes agencias, decide ser un artista independiente en la década de los ochenta. Su marco de trabajo se enfoca sobre todo a la industria editorial y publicitaria. Hoy vive y trabaja en Toulouse proporcionando servicios de diseño gráfico bajo pedido (desde diseño conceptual, creación de personajes y portadas de obras editoriales de diferente tipo) y la creación de series o volúmenes que tienen como origen objetos cotidianos propulsados por un manto de poética y un deje humorístico imperdible. Además nuestro artista expone sus obras desde hace más de diez años en diversos centros de arte y agrupa sus trabajos en un libro llamado El gran show de las pequeñas cosas. En su sitio web podréis encontrar y disfrutar no sólo de una gran cantidad de éstas esculturas, sino también de ilustraciones, fotografías y portadas para libros diseñadas por Gilbert. Para saber más de él podéis acceder a esta dirección, donde podréis participar de toda su selección de trabajos que estoy seguro que os enamorará a más de uno.

0

impressionism Excepcional uso de los colores en Impressionism por yuumei

El arte digital de la mano de Photoshop nos está llevando ante incursiones artísticas de gran belleza y gran uso de los colores, en los que pareciera que beben de fuentes de inspiración como son los propios pintores impresionistas en los que podemos encontrar verdaderas figuras del arte como son Renoir o Cézanne.

Han valido para que en este momento actual, ciertos artistas como yuumei, nos lleven ante obras realmente sorprendentes. Justamente en esta podemos quedarnos un buen rato buscando relaciones y contrastes entre la gama de tonos de colores usada en esta obra conocida por ‘Impressionism’.

0

shigir Una misteriosa estatua rusa de más de 11.000 años de antigüedad

El diseño ha estado con nosotros mucho más de lo que podemos llegar a pensar, aunque ya desde siglos ha ido mejorando a unos niveles espectaculares, ya hemos podido ver en alguna ocasión como en otras épocas se podía intuir como algunos tenían más mano que otros, aunque fueran en pinturas rupestres en cuevas.

Se ha descubierto una misteriosa estatua en Rusia que ha sido datada con 11.000 años de antigüedad y que entre sus rarezas se encuentra un código que de momento no se puede descifrar. Que decir sobre la belleza de la misma con un diseño que no podía dejar pasar por alto aunque pudiese pasar por otro tipo de noticia, tiene su espacio en estas líneas.

0

jou 01 Autorretratos en el aire por un maestro de la danza

La danza es una de disciplinas artísticas donde se necesita una forma física excelente y en el que debido a esto se ha de estar preparado en los tres planos para poder afrentar distintos retos.

Esta preparación física le permite a Mickael Jou ser único en autorretratos en los que permanece en el aire y que nos ofrece todas unas sensaciones llamativas cuando observamos sus fotografías y como pareciera que el tiempo se detiene en ellas.

0

etrian odyssey Laberinto del árbol del mundo por Yuki Himukai

Esta obra a la que hoy accedemos podría conformar un poco el sentido de la propia vida de uno. Ese laberinto en el que de repente parece cada recoveco por el cual vamos transitando, al igual que esa espiral de emociones o destinos a los que nos vamos enfrentando, a veces tiene como un doble sentido y va conformando poco a poco lo que va siendo nuestro propio árbol de la vida para darle una forma, que en un principio nunca intuiríamos.

En esta obra de Yuki Himukai ponemos al mundo como si fuera un propio árbol y por lo que he mencionado en el primer párrafo también podríamos traspasarlo tanto a la misma humanidad como al propio planeta.