25 fuentes de caligrafía

Kingthings-Calligraphica

Las fuentes manuscritas son un recurso muy apropiado para gran cantidad de proyectos gráficos. Sin embargo, también tienen inconvenientes que las hacen menos recomendables para según qué casos y situaciones. Muchos diseñadores gráficos deciden ignorarlas a menudo por un cierto miedo a dificultar la transmisión de los mensajes. No les falta razón, y es que este tipo de fuentes proporcionan en muchas ocasiones de una forma obvia, muchos problemas en términos de legibilidad. Aunque es verdad que no todas generan este problema, o al menos no en el mismo grado, siempre es conveniente que tratemos de ser cautos a la hora de utilizarlas en nuestros diseños. Si estás aquí es porque definitivamente tú estás barajando la posibilidad de utilizarlas en algún proyecto. Yo desde aquí te animo a que te pongas manos a la obra, aunque eso sí es importante que tengas algunas cosas en cuenta antes de ponerte a trabajar.

Hoy os presentamos un paquete muy útil de fuentes manuscritas y una pequeña guía para optimizar y aprovecharlas al máximo. Porque ciertamente pueden utilizarse sin crear interferencias en la transmisión de la información y pueden proporcionar un valor añadido a nuestros diseños y conceptos. ¡Empecemos por el principio!

El tema de la legibilidad

The-King-and-QUEEN

Si por algo se caracterizan este tipo de fuentes es por ser algo más complejas que el resto de fuentes. Esto ocasiona algunos problemas porque requieren de mayor atención y concentración para leer el contenido de una forma fluida. Se tienden a confundir unas letras con otras y este tipo de problemas hacen que el lector pierda el interés en el mensaje y por lo tanto la capacidad de atracción de nuestros diseños descienda. Estas son las razones principales de que este tipo de fuentes se utilicen con mayor asiduidad y moderación entre la comunidad de diseñadores. Por esto es por lo que han quedado relegadas de alguna manera a un plano meramente decorativo y de forma muy reducida en la composición. Sin embargo, debemos de tener clara cuál es su función en estos casos. Cuando una fuente manuscrita se usa como complemento decorativo, también está apoyando al mensaje y al concepto que se esconde detrás de nuestros diseño, de hecho tiene una doble finalidad: Ornamental y por otro lado comunicativa. Es importante que si decides utilizar este tipo de fuentes nunca pierdas de vista la moderación. Debemos aprender a dosificar su uso y cuando la utilicemos, debemos tener claro que nuestra fuente debe alinearse perfectamente con el mensaje que el diseño desea transmitir. Esto lo hacemos no únicamente para evitar ciertos problemas de legibilidad y fluidez, sino también para que la fuente manuscrita tenga el poder o la capacidad de atrapar al lector y captar su atención. Ten en cuenta que si utilizas este tipo de fuentes en todo tu diseño, la fuente manuscrita perderá todo el poder que tiene desde la moderación. Una vez que aparezca en todas y cada una de las palabras que componen la composición, no tendrán ninguna fuerza o enganche con el lector. De alguna manera, no serán capaces de impresionar o mantener la atención del usuario.

Cursiva no es sinónimo de manuscrita

Eutemia-font

Casi como un mito, el concepto de fuente manuscrita siempre se asocia mentalmente a cursiva. No es extraño que esto paso, tenemos que tener en cuenta que hay una gran cantidad de fuentes manuscritas que al mismo tiempo presentan el rasgo de ser cursivas. Sin embargo esto no es un rasgo inherente al concepto de manuscrita. No todas las fuentes manuscritas son cursivas, ni por asomo. El rasgo principal de este tipo de fuentes, como su propio nombre indica, es que parecen estar hechas a mano. No todas las letras que han sido hechas a mano son cursivas ¿verdad? Es el momento de que aprendas a diferenciar ambos conceptos. En realidad, las fuentes de tipo manuscrito pueden tener una enorme variedad de rasgos y apariencias, por lo que en abanico de posibilidades hay más alternativas que el uso de fuentes cursivas. Deberás esforzarte en escoger la más adecuada. Analiza un basto banco de fuentes y trata de reconocer aquellas que comparten la misma tónica que tu negocio. Pero por favor, no te limites a elegir fuentes cuya característica principal sea ser cursivas. Busca y examina cuantas más posibilidades y variedades mejor. Cuando recurrimos a este tipo de fuentes, es porque necesitamos aplicar un poco de “humanidad” a nuestro discurso visual. Puedes encontrar este componente a partir de diferentes alternativas. Por ejemplo,  puede que para tu proyecto funcione muy bien una fuente que resulta ciertamente desordenada visualmente. Puede que tu composición necesite cierta dosis de caos a través de las fuentes empleadas y por lo tanto esto dote al discurso de mayor cercanía, humanidad y sinceridad.  Muchas de las fuentes que se proponen dentro del catálogo de cursivas se diferencian en el tipo de instrumento que las ha dibujado: Un lápiz, una pluma, un rotulador… Analizar este rasgo para aplicarlas en tus proyectos también puede resultar bastante interesante. Cuantas más veas, mayor será tu grado de conocimiento sobre ellas y encontrarás mayores diferencias. Matices que parecen pasar desapercibidos pero que sin embargo marcan una diferencia importante.

Relaciones con el personal branding

Champignon

Las fuentes manuscritas son empleadas cada vez de una forma más recurrente en el entorno de las marcas personales o el personal branding. La razón es muy sencilla, y es que este tipo de letras ofrecen una sensación de calidez, intimidad y cercanía. Son capaces de sugerir cómo es la personalidad de la persona que está detrás de dicho logotipo. Por esto es muy importante que tengas en cuenta los rasgos que deseas potenciar en la fase de selección y prueba. Debes ser capaz de identificar los rasgos principales de tu marca y encontrarlos en la fuente a utilizar. Esto requiere de cierta sensibilidad pero resulta tremendamente efectivo. Hay un punto que debes tener en cuenta, y es que debes evitar utilizar una fuente manuscrita tal cual. Queda poco profesional y además demasiado automatizado el uso de una tipografía directamente extraída de un banco. Es importante que aprendas a poner un poco de tu personalidad y creatividad en ella. Modifícala, desarrolla tus propios rasgos tomando como base la tipografía sobre la que estás trabajando. Debes evitarla ligeramente, porque si lo de forma desproporcionada corres el riesgo de volver a caer en la falta de legibilidad. Si tienes la oportunidad de contratar a un tipógrafo una fuente personalizada sería mucho mejor, aunque no todo el mundo cuenta con la posibilidad. Sobre todo cuando nos estamos enfrentando a las primeras fases de desarrollo de un negocio o una marca. Si te apasiona el mundo de la tipografía podrías diseñar tu propia fuente a partir de las necesidades de tu marca. Previamente deberás hacer un diseño de concepto potente y por supuesto analizar muchas fuentes que te resulten atractivas. También podrías utilizar tu propia caligrafía. No necesitas más que un papel y un bolígrafo, escribir la palabra que deseas que represente a tu negocio y escanearlo. A continuación podrás empezar a trabajar de forma digital con este boceto y con un programa especializado en el diseño de tipografías.

Las fuentes manuscritas y la creación del énfasis

Ballpark-Weiner

Hay una gran variedad de estrategias y técnicas para poder proporcionar dinamismo en forma de acentos o énfasis en una composición. Entre estas estrategias encontramos el color. Como eje utilizamos los colores coporativos y realizamos cambios de tonalidades en ciertas áreas para que de esta forma se produzca una asincronía y el mensaje gane en fuerza y vitalidad. Otra de estas estrategia se basa en el tamaño. Bastará con modificar el tamaño de un elemento que forme parte de la composición, de esta forma romperemos el ritmo. Mejor dicho, crearemos ritmo a partir de una ruptura con la armonía que paradójicamente hace al conjunto más armónico. Como puedes ver, el principio fundamental de todos estos movimientos es el mismo: Capturar la atención y de alguna manera establecer una jerarquía conceptual y visual que ayude al lector a focalizar su atención en algunos elementos. A partir de esta estrategia de focalización nos resultará mucho más fácil “manipular” la información, jugar con ella y construir un discurso más potente y persuasivo. El objetivo principal de cualquier discurso visual es quedar inserto en la memoria del espectador. De esta forma nos aseguraremos de crear una relación con él y por lo tanto una reciprocidad con nuestra marca. La tipografía no es una excepción y por lo tanto no escapa a esta estrategia. Podemos utilizar diferentes tipos de tipografías para proporcionar un impacto visual en el espectador, o a veces simplemente basta con un utilizar una misma tipografía con diferentes estilos (negrita, cursiva…). Aunque muchos diseñadores deciden mantenerse alejados de esta técnica es muy recomendable. Si bien es cierto que es imprescindible contar con cierto gusto y cierta sensibilidad para combinar dos fuentes distintas. En cualquier caso, tampoco conviene abusar de esta técnica a partir de las tipografías. Es recomendable que se utilicen como máximo en un único diseño tres tipografías diferentes. Quizá necesites de algo de práctica para empezar a dominar esta estrategia. Desde aquí te invito a probarla y ponerla en práctica.

Las fuentes manuscritas como elementos decorativos

freebooter-script

Uno de los rasgos que más llama la atención de este tipo de fuentes es la curvatura de los trazos, la irregularidad de los volúmenes y por supuesto la constante presencia de formas redondeadas y elegantes. Por estos motivos, una fuente manuscrita puede ser perfecta para diseñar y desarrollar a partir de ella, un elemento decorativo que complemente a un logotipo o a una composición. Aunque no es muy común, sí puede convertirse en una estrategia que proporcione frescura, jovialidad y elegancia a una composición.

Consejos clave

Brock-script

  1. No las utilices para amplias masas de texto: Las letras manuscritas son fáciles de confundir y fusionar, por lo tanto es necesario que evitemos ante todo utilizarlas en grandes masas de texto.  Debemos tratar de reducir su uso a casos excepcionales o áreas de texto reducidas. De lo contrario perderán impacto y probablemente se conviertan en un texto que no invita a ser leído. Lo más recomendable es que destinemos este tipo de fuentes a frases reducidas, a veces con resaltar la palabra clave (a veces incluso la letra) es más que suficiente y su efecto es mucho más llamativo, legible y eficaz.
  2. Contraste fondo y texto: Debemos aprender a cuidar los contrastes. Sobre todo a jugar con las tonalidades de las letras y el fondo. Lo mejor es que dentro de las áreas o los cajones de texto existe un color uniforme o al menos semitranstaparente. Si el fondo está compuesto por una fotografía, es recomendable que tratemos de aplicarle algún tipo de desenfoque para mejorar la legibilidad. Ten en cuenta que una fotografía es mucho más aleatoria y sus matices se reparten de forma casi accidental en zonas de mucho contraste y menos y también ocurre con la iluminación. Por eso, debes tratar de escoger bien cuál es la tonalidad adecuada, la iluminación, y el fondo también.
  3. Tamaño: Debes tratar de dotar a tus fuentes manuscritas de unas dimensiones que estriben entre un tamaño mediano y uno más grande. Esto hará mucho más fácil la lectura para el espectador y será mucho más distinguible a nivel visual y en un corto espacio de tiempo.
  4. Haz balance ¿merece la pena? : Incluir fuentes manuscritas tiene una serie de implicaciones y conlleva una serie de condiciones en el ordenamiento y disposición del espacio así como el uso de colores. Hay muchas ocasiones en que después de haber finalizado una composición que presenta un aspecto bastante bueno, decidimos que quizá sería bueno que incluyese una fuente manuscrita. El problema está en que al incluir la fuente que nos resulta interesante comenzamos a ver que no resulta todo lo estética o legible que esperábamos. Entonces empezamos a aplicar las estrategias mencionadas en los puntos anteriores pero nos damos cuenta que debemos reestructurar toda la composición. En estos casos, ¿resulta rentable? Ante todo debe tener conexión con el diseño conceptual que hemos desarrollado. En estos casos resulta absolutamente irrelevante que “nos guste” su estética. Si nos aleja de las connotaciones de nuestro diseño, debemos desechar la idea.
  1. Equilibrio de color, combinaciones: Si alternamos fuentes manuscritas con otro tipo de fuentes, debemos aprender a jugar también a nivel de color. Podemos subrayar este contraste en el cambio de fuentes con contraste cromático, y también con contraste a nivel de tamaño o estilo de fuente. Si podemos jugar con los colores coporativos de nuestra empresa o alternarlos para trabajar por ejemplo un cartel publicitario o incidir en el eslogan el resultado será de lo más efectivo.
  2. Fuentes caligrafía

Si tienes dudas respecto a cuál es el resultado que estás buscando, es recomendable que trates de desarrollar diferentes líneas creativas y procesos creativos con elementos diferentes. Puede que encuentres diferentes fórmulas que te atraigan o atraigan a tu cliente si es que estás trabajando para un tercero. En estos casos no hay nada mejor como recurrir a un análisis un poco más profundo. Sobre todo si estamos trabajando en un logotipo o en algún elemento de identidad corporativa de un negocio. Recurrir a la grafología publicitaria puede ser una buena forma de obtener las respuestas que estamos buscando. También podemos aplicar cada uno de los diseños a los futuros soportes que van a ocupar y de esta forma decidir en base a su funcionalidad y viendo cuál de las soluciones resulta más práctica para los objetivos planteados. Los logotipos más complejos son bastante más problemáticos a la hora de implantarse sobre superficies o dimensiones más reducidas. Deberás asegurarte de que tenga legibilidad y de que sea fácilmente reconocible.

Como conclusión debes tener en cuenta que la tipografía de tipo manuscrita puede presentarse en diferentes tipos y variedades por lo que puede adaptarse a proyectos de diferente tipo. La tipografía manuscrita cada vez se utiliza con mayor asiduidad en proyectos de diseño gráfico, diseño editorial, diseño web y proyectos audiovisuales. A la hora de decidirte por estas soluciones debes tener en cuenta que habrá algunas condiciones o puntos a tener en cuenta para que sea totalmente asimilable por tu composición. A continuación compartiremos con vosotros una pequeña selección de tipografías de lo más atractivas y lo mejor de todo es que están disponibles en modalidad gratuita.

Es recomendable que tengas algunos bancos de fuentes disponibles y accedas a ellos regularmente. Buenos ejemplos son Squirrel Font, Google Fonts o similares. Generalmente en este tipo de bancos podrás localizar fácilmente este tipo de fuentes porque aparecen categorizados en los menús principales.

Freebooter Script

freebooter-script

Renaissance

Renaissance

Gothic Ultra OT

Gothic-ultra-OT

Porcelain

Porcelain-font

LaPointe’s Road

Lapointes-road

Monika

Monika

Kingthings Foundation

Kingthings-Foundation

Champignon

Champignon

MothproofScript

Mothproof-Script

Chopin Script

Chopin-Script

The King and Queen

The-King-and-QUEEN

English

eNGLISH

Ballpark Weiner

Ballpark-Weiner

Kingthings Calligraphica

Kingthings-Calligraphica

One Fell Swoop

One-fell-Swoop

Old Script

Old-Scrpt

Adine Kirnberg Script

Adine-Kingberg

Kingthings Petrock

Kingthings-Petrock

Spledid es

spledid

Eutemia I Italic

Eutemia-font

Gabrielle

grabrielle

Brock Script

Brock-script

Anke Callagraphic

Anke-calligraphic

Mutlu Ornamental

Mutlu

Exmouth

Exmouth
¿Has utilizado alguna fuente manuscrita en tus proyectos de identidad visual y corporativa? ¡Cuéntamelo en la sección de comentarios y comparte con nosotros tu trabajo si así lo deseas!


6 comentarios

  1.   gabriel dijo

    exelente ya me habia cansado de buscar de este tipo de fuentes muchas gracias.

  2.   Maya de Lemus dijo

    Estoy interesada en las planas de caligrafia para rotular sobres de bodas, estas fuentes estan excelentes pero donde puedo conseguir para hacer planas.

  3.   Rodarte dijo

    excelentes, estoy haciendo unas invitaciones de boda y esto es genial, muchas gracias

  4.   Tg dijo

    me encanto

  5.   vanhalex dijo

    gracias por la seleccion pero, en terminos cualitativos, sobran unas cuantas… te lo digo como diseñador y amante de la tipografía.

  6.   norma dijo

    Excelente!!. Gracias.

Escribe un comentario