Calibración de nuestros periféricos

Uno de los mayores problemas que nos encontramos los diseñadores es conseguir que se corresponda el colorido de pantalla con el de la impresión final que va a recibir el cliente. Por ello, la calibración de los periféricos (escáner, impresoras…) y el monitor es fundamental.

Ésta debe realizarse con cierta frecuencia según las pautas que nos marca cada fabricante, o según veamos que los resultados que obtenemos no son lo más adecuados.

Muchos de los programas que podéis ver recomendados en distintos blogs de internet no suelen dar buenos resultados a nivel profesional ya que estamos hablando de un tema muy delicado del que va a depender la calidad de vuestros diseños de cara al exterior. Hacer un diseño genial en pantalla, pero que pierda toda su fuerza y colorido cuando sale de la imprenta será muy negativo para nuestro trabajo.

Si no tenemos unas nociones avanzadas sobre calibración lo más aconsejable es que lo pongamos en manos de expertos. Un simple programa no solucionará el problema, es necesario tener un display de calibrado que nos ayudará a hacer un control preciso del color, además permitirán crear perfiles ICC de monitores, impresoras, scanner, cámara digital, etc…

De todas formas muchos de estos dispositivos que podemos encontrar a la venta en tiendas especializadas incluyen un libro en el que nos explica paso a paso el proceso que debemos seguir para obtener el mejor resultado, o si no lo incluyera podemos comprarnos una de estas guías para ampliar nuestros conocimientos sobre calibración, suelen estar bastante actualizados.

Siempre debemos tener en cuenta que cada monitor y cada periférico es un mundo particular y necesitará unos parámetros de calibración diferentes.

Imágenes: microgamma, naturpixel


Escribe un comentario