Cómo convivir de una forma saludable con el sedentarismo obligado del diseñador gráfico

sedentarismo_en_la_oficina

Probablemente seamos de los profesionales que más horas diarias pasan sentados frente al ordenador. Y es que la mayoría de nuestro trabajo lo desarrollamos de forma individual, en nuestro estudio y alejados de grandes aglomeraciones, algo que no es extraño. Para poder rendir al máximo es necesario que nos encontremos en un lugar de trabajo acogedor y atractivo, donde nos resulte fácil concentrarnos y que ante todo nos ofrezca comodidad.

El lugar donde nos situamos a diario es algo importante y pasarlo por alto puede desencadenar en problemas de salud. La higiene postural es algo que debemos tener en cuenta todos los que por nuestro trabajo nos vemos obligados a permanecer en una misma posición durante largos períodos de tiempo. La mayoría de disfunciones y alteraciones vertebrales son provocadas por adoptar posiciones inadecuadas y forzar nuestro cuerpo a permanecer de una forma poco natural. Además, es importante que sepamos que estas irregularidades no sólo están provocadas por nuestra postura corporal, sino que en realidad los factores emocionales también son importantes. El estrés, la ansiedad o el nerviosismo se reflejan en nuestro cuerpo y crean tensiones duraderas que no son saludables. Por eso hoy vamos a dedicar este artículo para darte algunos consejos sobre cómo arreglar estos problemas y solventarlos de la forma más saludable y acertada.

Evita el sedentarismo y dedica al menos una hora diaria a moverte o practicar algún tipo de deporte

Hipócrates decía que todo lo que se tiene y se utiliza acaba desarrollándose, mientras que todo lo que se tiene y no se utiliza se acaba atrofiando. Podemos hablar de sedentarismo como una falta de actividad física de forma regular y continuada que se da cuando pasamos menos de 30 minutos diarios practicando ejercicio y menos de tres días semanales. Cuando esto ocurre y se alarga en el tiempo las consecuencias son muy destructivas ten en cuenta que el ser humano necesita de forma natural ejercitarse y moverse para mantenerse en las mejores condiciones. Los problemas que el sedentarismo provoca son más serios de lo que se tiende a pensar y por supuesto también revierten en el estado anímico y psicológico.

Mantén una actitud positiva y trata de controlar el estrés

Muchas veces esto puede convertirse en una utopía sobre todo cuando necesitamos sacar adelante bastantes proyectos de forma simultánea. En estos casos trata de buscar alternativas como aplazar las fechas de entrega y en caso de que esto no sea posible recuerda que los nervios nunca solucionan nada, sino que más bien crean problemas y entorpecen tu ritmo de trabajo.

Escoge con atención el mobiliario de tu oficina o estudio

La silla en la que te sientes regularmente es muy importante, ten en cuenta que pasarás en ella el 95% de tu horario laboral. Hay una gran cantidad de sillas de oficina que poseen soluciones ergonómicas y que se adaptan a la perfección a nuestras necesidades y posiciones. Es importante que contemos con una que pueda regularse y adaptarse lo máximo posible. Procura buscar una silla que permita modificar la inclinación del respaldo (si es posible debemos buscar una que cuente con un respaldo modular y adaptable a la curvatura de la columna vertebral), la altura y que posea reposa-brazos. A continuación te dejo algunos ejemplos de sillas confortables y atractivas que resultan idóneas para diseñadores gráficos y otros profesionales que como nosotros pasan largos períodos de tiempo sentados en una oficina:

 

sillas-oficina
sillas-oficina11

sillas-oficina8sillas-oficina7
sillas-oficina5

Cuida tu alimentación

Si el trabajo te obliga a pasar una gran parte de tu tiempo frente al ordenador procura no descuidar al menos tu alimentación. Asegúrate de que tu dieta sea rica en todo tipo de nutrientes y huye de la comida rápida tanto como te sea posible.

¡Hay vida más allá del trabajo!

Sobre todo los emprendedores y autónomos se ven agobiados por las necesidades de su negocio y tratan de ser muy productivos asumiendo jornadas laborales excesivas. Lo cierto es que está demostrado que si renunciamos a nuestros tiempos de ocio y descanso esto no sólo repercutirá de una forma negativa en nuestra salud sino que también lo hará en nuestro ritmo de producción. Esto puede convertirse en algo contraproducente y si el trabajo ocupa el 90% de tu tiempo tienes un problema. No renuncies a tus tiempos muertos y aprovecha en ellos para hacer algo que te gusta simplemente relajarte.


Escribe un comentario