Nintendo 2DS, la nueva consola económica de Nintendo

Nintendo 2DS

Nintendo vuelve a apostar por las videoconsolas portátiles con la nueva Nintendo 2DS, una reedición de la anterior portatil que apareció en 2011 y que incluia, como principal característica, la posibilidad de disfrutar de una experiencia visual 3D sin usar ningún tipo de accesorio extra, como por ejemplo las gafas que usamos para ver películas en 3D.

Este efecto estereoscópico directo lo conseguía Nintendo dividiendo la pantalla en dos partes, una para el ojo izquierdo y la otra para el derecho para que, tal como hacemos de forma natural, al combinarlas creemos el efecto 3D que nos aporta sensación de profundidad.

Sin duda, e incluso con el excepticismo previo de la gente, Nintendo lo consiguió. Y con mayor o menos resultado visual, dependiendo de como lo aplicaran los programadores en sus juegos, se consigue un efecto de profundidad o de realce de los distintos componentes de la pantalla. Gracias a esta característica, también disponíamos de diversas utilidades en la consola como la de poder hacer fotografías con ella y visualizarlas en 3D en su pantalla.

Como resultado, un caramelo muy goloso para todo jugador o amante de las consolas portátiles. Que además añadió la baza de anunciarse con un catálogo de títulos bastante interesante.

Nintendo 3DS es una consola que se ha vendido bien pero  quizás no ha llegado al éxito abrumador de sus anteriores generaciones de portátiles, seguramente devido a los numerosos retrasos de los títulos anunciados en su lanzamiento y a un 3D que, al igual que pasa en el cine, más que algo innovador acaba siendo una moda pasajera.

Es cuando la compañía japonesa decide dar la vuelta a la tortilla y mostrar al mundo algo más que una revisión de la consola, la nueva Nintendo 2DS.

En esta ocasión, se opta por un cambio radical en la estética de la portatil. El diseño general de la consola ahora tiene forma de cuña. Se han eliminado las visagras (muy sufridas desde los usuarios más jóvenes) y se han cambiado de posición los controles acercándolos más a la pantalla superior para darle más protagonismo a esta.

En lo que se refiere al hardware, el principal cambio ya lo da como pista el nombre del dispositivo…se ha eliminado el 3D. Ahora toda la consola es 2D. De hecho, para ahorrar gastos, lo que en Nintendo 3DS eran dos pantallas (la superior en 3D y la inferior 2D táctil) ahora ambas pantallas son en realidad una sola (internamente). Es más, es una sola pantalla táctil; la cual lleva un plastico protector en su parte superior para anular la interactividad física.

Publicidad 2DS

Aunque sería interesante tener dos pantallas táctiles recordemos que es una revisión y por tanto depende del mismo catálogo de su gemela en tres dimensiones.

Teniendo en cuenta que el efecto 3D no deja de ser más que eso, un extra visual, es perfectamente prescindible por lo que los juegos pueden ser jugados perféctamente de igual forma siendo compatible tanto el catálogo de 3DS como el de NDS.

Todos estos ajustes hacen que su precio se reduzca que aunque si es cierto que su diferencia no es abrumadora comparada con su hermana mayor, si la hacen más accesible. Su precio de salida al mercado será de 130€.

Publicidad 2DS

Con este modelo Nintendo vuelve a sus orígenes apostando por su público más joven. Ya no tiene la limitación de tener que alertar de que el uso del 3D no es recomendable para niños con edades inferiores a los seis años (esto es debido a que aún están desarrollandose los ojos y puede producir daños en uso intensivo) ni preocuparse por el sufrido de las visagras obteniendo una consola muy robusta (nota siempre característica en las consolas de Nintendo).

Con un lanzamiento previsto para el 12 de octubre de este mismo año y con la previsible campaña agresiva que le acompañará, sin duda se convertirá en el regalo perfecto para las navidades.

Más información – Xbox One: la nueva generación de Microsoft, 30 tutoriales de diseños de gadgets


Escribe un comentario