10 pinturas clásicas que te harán temblar

el-grito-munch

En el mundo de la imagen ha habido diferentes formas de tratar el terror, el horror (que no son lo mismo) y los conceptos más oscuros que puedan configurarse en una mente humana. El miedo a la muerte y el misterio de lo desconocido ha llevado a los artistas de la historia universal a representar estas imágenes con pura genialidad.

En este post me gustaría viajar atrás en el tiempo y observar algunas de las obras más genuinas de la historia de la pintura. Composiciones que marcaron un antes y un después y que no dejaron indiferente a nadie.

 

cuadros-tetricos

Dante y Virgilio en el infierno es una representación bastante curiosa. Lo que nos podría parecer una escena homosexual, es en realidad una violenta lucha entre dos almas en presencia del mismo diablo . Destaca el hiperrealismo en el tratamiento de los volúmenes de sus personajes, las proporciones y estructuras anatómicas. William-Adolphe Bouguereau creó esta imagen hacia el año 1850.

 pinturas clásicas pinturas clásicas pinturas clásicas pinturas clásicas pinturas clásicas pinturas clásicas pinturas clásicas 

cuadros-tetricos-2

Esta imagen (el área que más me ha llamado la atención) pertenece a un fragmento de un tríptico llamado El jardín de las delicias, de El Bosco. Aunque en la obra completa se representa el cielo también y el mundo terrenal, hay que decir que el infierno que el gigante Hieronymus Bosch nos presenta es verdaderamente enfermizo, violento. Destaca un personaje con cabeza de ave rapaz sentado en un retrete, y con una caldera en la cabeza. Se piensa que podría ser Satanás devorando a los condenados y defecándolos en un pozo negro en el que otros personajes vomitan inmundicias o excrementan oro, esto último quizá como alusión a la avaricia. Bajo el manto de Satanás una mujer desnuda es forzada a mirarse en un espejo convexo colocado en las nalgas de un demonio, aludiendo al pecado de la soberbia.

 

cuadros-tetricos-3

Saturno devorando a un hijo es uno de los cuadros míticos de Francisco de Goya. El autor nos presenta un padre con una mirada inyectada en locura. Mutila el cuerpo adulto de su hijo en un baño de sangre y sobre un vacío envuelto en sombras. Ha sido una de las obras más cuestionadas. El canibalismo podría ser un reflejo de la melancolía y las ansias de destrucción que aparecen presentes constantemente en su serie de pinturas negras.

 

cuadros-tetricos-4

Horror, satanismo y erotismo podrían ser las palabras que mejor definen al autor Johann Heinrich Füssli, un pintor suizo que marcó tendencia durante el siglo XVIII. Esta obra se titula La pesadilla, y fue inspirada en el Sueño de Hécuba de Giulio Romano. En la escena aparece una doncella dormida, está poseida por un íncubo, un tipo de demonio que se presenta en sueños eróticos. A pesar de que hoy no provocaría excesivo miedo, lo cierto es que en su momento provocó reacciones bastante intensas en su público. Sobre todo por el rostro del caballo que aparece en el fondo contemplando la escena con aire fantasmal.

 

cuadros-tetricos-5-

El tema de Judit decapitando a Holofernes es uno de los episodios del Antiguo Testamento que con más frecuencia se ha representado en la historia del arte, sin embargo, es de la mano de Artemisia Gentileschi donde adquiere mayor potencia y expresividad. La heroína bíblica, junto a su doncella, se interna en el campo enemigo, seduce y luego decapita a Holofernes, el general enemigo. En la obra se muestra el acto más violento y sin ningún tipo de censura o tabú. La sangre salpica siendo lo que más destaca el tratamiento realista de la propia sangre.

 

cuadros-tetricos-6-

La araña sonriente es uno de esos cuadros que despiertan cierta inquietud sin saber muy bien por qué. Llama la atención su mirada perdida, realmente no sabemos dónde mira ese rostro, sólo sabemos que sonríe de una forma misteriosa. El autor, Odilon Redon, se caracterizó por buscar el equivalente entre la emoción provocada por una experiencia materializada en un objeto, en una imagen. Sus obras siempre han estado orientadas a los conceptos de ocultismo y el misterio. Con este autor, los símbolos se convierten en el instrumento más poderoso de comunicación y vehículo para trascender lo material, alcanzando dimensiones de otros mundos materiales, raros y extraños para el ser humano.

 

cuadros-tetricos-7

El autor de esta obra (Partes anatómicas), Théodore Géricault, recibía por encargo restos humanos desde la morgue para poder pintarlos. Se trata de una pintura bastante gore que ha despertado la atención y el morbo del público, precisamente por el propio miedo a la muerte. Como nos aterra que nuestro cuerpo algún día vaya a ser objeto de descomposición y del propio olvido, tratamos de no hablar del tema de la muerte, es entonces cuando pasa a convertirse en un tema tabú. No podemos hablar de ello, pero al mismo tiempo es casi como una necesidad.

 

cuadros-tetricos-8

Masacre de los inocentes, es un cuadro de Peter Paul Rubens que destaca por ser extremadamente violento hasta el punto de herir nuestra sensibilidad. En esta imagen se representa una escena atroz. Decenas de bebés son arrebatados de los brazos de sus madres y lanzados contra el suelo. El tratamiento anatómico y compositivo es asombroso y el objetivo más que logrado. Resulta casi imposible no sentir impotencia o terror al contemplar la composición.

 

cuadros-tetricos-9

Esta obra llamada Dos viejos comiendo sopa, pertenece también a la serie de pinturas negras de Francisco de Goya. En la escena aparecen dos ancianos, lo cuales no tenemos muy claro si son hombres o mujeres. El de la izquierda presenta un pañuelo blanco y parece no tener dientes. El de la derecha es escalofriante: Presenta un rostro totalmente cadavérico, sus ojos son dos hendiduras negras y la textura de su rostro parece totalmente una calavera.

 

munch_el_grito

<<Me apoyé en una valla muerto de cansancio – sangre y lenguas de fuego acechaban sobre el azul oscuro del fiordo y de la ciudad – mis amigos continuaron y yo me quedé quieto, temblando de ansiedad, sentí un grito infinito que atravesaba la naturaleza.>>

Son declaraciones del mítico artista Edvard Munch, de origen noruego. En su obra El grito nos presenta una figura andrógina (no sabríamos decir si es hombre o mujer) y con una actitud de profundo pavor, incluso desesperada envuelta en un mar de tonalidades frías y cálidas, una especie de caos cromático y lumínico parece envolverlo todo.


2 comentarios

  1.   nekane96 dijo

    Excrementar no existe en lengua castellana. La palabra que buscas es excretar.

    1.    ADA dijo

      Sin comentarios, senyor perfecto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *