10 Reglas para un buen diseño

10 reglas para un buen diseño

Un diseño debe cumplir unas condiciones estéticas y conceptuales para obtener un buen resultando, teniendo siempre en cuenta su finalidad.

Decir que un diseño es bueno o malo viene fundamentado por unas leyes establecidas desde la experiencia y el estudio de muchos diseñadores, leyes que contribuyen a un buen resultado, ya sea cumpliendo o rompiendo dichas leyes. Las reglas están para romperlas pero para ello, primero, tenemos que entender su función.

Estas 10 reglas que te contamos a continuación, han sido establecidas bajo criterios bien definidos para un óptimo resultado.

composición en diseño

  1. Trabaja siempre sobre una idea, un concepto sobre el que gire tu proyecto. Con ello conseguirás que todo tu diseño comunique lo que estas buscando.
  2. Procura que todos los elementos de tu composición aporten a tu idea. No decores por decorar, que cada elemento esté porque es imprescindible para tu diseño.
  3. Piensa en los espacios de tu diseño, que las zonas que no tengan ninguna pieza gráfica sean necesarias para el resto de la composición. Los espacios hay que crearlos, no llenarlos.
  4. Los textos también son elementos, trátalos como imágenes, comunica con ellos. También debes tener en cuenta su legibilidad.
  5. El diseño no es para ti, es para los demás. Es importante saber con qué finalidad diseñamos, cuál es el target y cuál es el mensaje que queremos comunicar.
  6. Crea contraste, esto aporta ritmo visual. Puedes conseguir contraste juntando unos elementos y separando otros, también por medio del color o el empleo de distintas tipografías.
  7. Todas las opciones que tomes sobre tu diseño que tengan un objetivo claro. A veces es importante saber sacrificar algunos aspectos que nos gustan por otros que comunican mejor nuestra idea.
  8. Es importante saber medir con los ojos. A veces hay elementos que necesitan de nuestra percepción más que de una fórmula matemática. Por ejemplo si ponemos repetidamente círculos y cuadrados con el mismo tamaño, los círculos tenderán a verse más pequeños. Esto podríamos ajustarlo visualmente haciendo los círculo un poco más grandes para que parezcan del mismo tamaño que los cuadrados.
  9. Esta bien seguir tendencias, pero lo más importante es que nuestro diseño cumpla con los objetivos marcados y estos pueden no estar dentro de la corriente. Romper la corriente también puede ser innovar.
  10. Por último, revisa la historia pero no la copies. No tengas miedo de moverte en tu diseño, de experimentar y romper los límites.

Las leyes pueden romperse, pero nunca ignorarse. – David Jury, Tipógrafo y escritor.

 

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.