20 consejos para diseñar un buen anuncio

anuncios

Cualquier anuncio es un diseño y en definitiva un discurso. La publicidad y el diseño gráfico comparten una buena parte de rasgos, funciones y objetivos. Es por eso que la calidad y eficacia de los anuncios y los diseños individuales dependen de factores muy similares. En algunas ocasiones hemos compartido con vosotros algunos consejos de grandes profesionales desde nuestro blog pero nunca los hemos orientado a la publicidad.

Por eso hoy me gustaría compartir con vosotros nada más y nada menos que 20 consejos para diseñar y que te ayudarán a tener algunas nociones para el desarrollo de anuncios visuales:

  • Que tenga un concepto: Puede que la arquitectura visual sea magnífica y que contemos con una composición de gran calidad en términos de estética pero lo cierto es que todo esto puede convertirse en una cortina de humo cuando detrás de nuestro ejercicio hay un vacío textual. Por ello es muy importante que antes de diseñar nuestro anuncio diseñemos nuestro concepto.
  • Comunicar no es decorar: La decoración implica estética a costa de funcionalidad. De lo que se trata es de cubrir una serie de funciones y con el acabado más agradable y armonioso posible. Si dudas sobre la importancia de algún elemento elimínalo de tu composición.
  • Utiliza un único lenguaje visual: De lo que se trata es de que nuestro receptor capte el mensaje y por ello hay que trabajar con recursos inteligibles ante todo.
  • Utiliza sólo dos tipos de fuente o tres como máximo, más podrían incitar a problemas de comprensión.
  • Aplica el golpe del uno-dos: Utiliza elementos que inevitablemente llamen la atención y arranquen miradas. Puede ser a través de elementos de gran tamaño o incluso que inciten a la polémica. De esta manera en primer lugar arrancaremos miradas y si somos audaces lograremos mantener esa atención y nuestro seguidor continuará leyendo nuestro texto.
  • Escoja los colores con un propósito: Tanto las fuentes como los colores como las formas, personajes y escenarios deben tener una razón. Evita la aleatoriedad, busca profesionalidad y armonía.
  • Si puedes hacerlo con menos, entonces ¡adelante!
  • El espacio vacío es mágico, hay que crearlo y no llenarlo. Al fin y al cabo lo que nos proporcionan las áreas menos densas es comodidad. El usuario de este modo lograr discurrir por el discurso con total tranquilidad y fluidez.
  • Trata el texto como una imagen, es un elemento de igual importancia. Es repetitivo pero real, la tipografía es muy importante y tiene que decir incluso más que el propio texto.
  • La tipografía se vuelve amigable sólo cuando la hacemos amigable. Esto quiere decir que tanto el concepto, como el escenario o los colores deben compartir atributos, rasgos y conceptos. De esta forma se convertirán en un todo unificado.
  • Sé universal, recuerda que el diseño no es para ti. Esto incluye una imaginería amplia, que pueda comprender y percibir todo el mundo. Te diriges a la masa, no lo olvides.
  • Contrae y separa: Es una forma de jerarquizar y ordenar el texto y el espacio. Al final es orden, eficacia y limpieza que son elementos imprescindibles.
  • Distribuye luz y oscuridad: Se trata de crear equilibrio a todos los niveles. Esto también incluye al tratamiento de la luz que nos puede proporcionar nuevas estructuras y áreas de información.
  • Toma decisiones y hazlo con unos objetivos. De lo que se trata al final es de que todos nuestros esfuerzos se aúnen en un mismo paquete. De esta manera todo adquirirá sentido y contará con un eje.
  • Mide con los ojos: El diseño es visual. El uso de juegos ópticos y creación de ilusiones ópticas puede ser una opción, todo depende de cuál sea la naturaleza de tu proyecto. Procura crear algo que impresione a tus ojos.
  • Se original, no apliques fórmulas. Hoy en día copiar y automatizar los procesos creativos es tremendamente fácil debido a la accesibilidad que tenemos a todo tipo de contenidos. Evita caer en este error, haz algo que te salga desde dentro. Puede que tenga influencias de otros artistas u obras pero debe contener tu propio sello.
  • Olvídate de lo que está de moda. Las modas son pasajeras e incitan a la serialización de productos y proyectos.
  • Muévete, lo estático es aburrido. Es básico que conozcas las reglas compositivas y trates de usarlas a tu favor.
  • Revisa la historia pero no la copies: Observa, visita, lee y curiosea. Eso siempre favorecerá a tu talento y adquirirás un gran bagaje.
  • La simetría es el último mal. Hemos de reconocer que esto es muy relativo, pero en muchas ocasiones la simetría es sinónimo de estatismo, algo que queremos evitar a toda costa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *