3 libros de diseño gráfico ideales para el verano

libros

Muchos de nosotros esperamos al verano para leer, aprovechando que gozamos de mayor tiempo libre. Yo soy partidario de que este tipo de tradiciones no se pierdan y no olvidemos el hábito de leer buenos libros en formato papel y sé que muchos de vosotros también. Para todos los que como yo tengan ganas de embarcarse en una buena obra sobre diseño gráfico, hoy vamos a repasar tres títulos de lo más interesantes que pueden caer este verano.

He tratado de reunir libros digeribles y que puedan leerse sin dificultad. Dos de ellos se centran en aspectos metodológicos, mientras que uno se centra en un análisis histórico de las personalidades de nuestra profesión. ¡Que los disfrutes!

Recetario del diseño gráfico

Este libro es ideal para estas vacaciones porque además de digerible es rápido, directo y proporciona una gran cantidad de materiales para sacar el máximo rendimiento a nuestras ideas. Está pensado para servir al lector (que será un diseñador medio/ estudiante) como un auxilio en materia de inspiración, reflexión y aprendizaje. Destaca por presentar una apariencia totalmente inspiradora. Está impregnado por más de 1000 ilustraciones con diferentes elementos del diseño, diferentes tratamientos tipográficos y soluciones espaciales. Su estructura y formato permiten que se convierta en un libro de consulta rápida. En un solo golpe de vista podremos responder a las dudas que nos vayan surgiendo. La gran cantidad de consejos que proporciona lo convierte en una herramienta tremendamente eficaz para afrontar proyectos sencillos y proyectos complejos.

Visionarios del diseño gráfico

El concepto de visionario ha estado estrictamente ligado con otros como creatividad, imaginación o incluso magia. Y es que un visionario se revela como aquel individuo capaz de ver más allá de lo que el resto de personas son capaces. Encontrar infinidad de matices en una especie de “dimensión oculta” al resto de los mortales. Cuando un visionario consigue ejercer su papel y efectivamente desarrollar sus potenciales, acaba convirtiéndose en un canal que conecta el presenta con el futuro lejano provocando revoluciones sin precedentes. Todos hemos conocido visionarios: Personajes históricos que en un momento dado hicieron evolucionar el pensamiento global a pasos agigantados y que hoy, aún desde el pasado, siguen sirviendo como ejemplos, palabras indecibles y hechos con la suficiente fuerza de hacernos estremecer y sentir una gran inspiración y ganas de superarnos. Este libro se centra en este tipo de personajes dentro de la corta historia del diseño gráfico, aunque por supuesto están presentes en cualquier rama o campo. Esta obra incluye estudios sobre autores tan determinantes en nuestra vertiente como Piet Zwart  influenciado por la arquitectura, que definía su proceso de diseño como “la construcción de páginas con tipos de letra”; Ladislav Sutnar que habla de “El propósito del buen diseño visual es serio. Para conseguir la mejora y el progreso el diseñador debe trabajar al límite de sus capacidades; debe pensar primero y trabajar después”.

La práctica del diseño gráfico: Una metodología creativa

Un buen diseño tiene diferentes propósitos (todo dependerá de las manos que lo traigan al mundo, y la mente que lo invente), pero uno de los más importantes y que lo alejan en buena medida del arte, es la eficacia. Dentro de este mundo hay una protagonista ineludible, a la que todos conocemos: La creatividad. Hay diferentes vertientes respecto a este fenómeno humano. Una de ellas la observa como un estallido casi accidental, mágico. Otra de ellos es quizá menos mística y más racional: Y es que defiende que la creatividad está presente en ejemplos siempre ajenos y siempre podremos imitarla a través del proceso de imitación. La conclusión a la que siempre se llega radica en la metodología: ¿Para qué? Es bastante curioso el hecho de que todos aquellos que practican la creatividad como forma de vida, en raras ocasiones se detienen a analizarla como fenómeno. No se suelen tener en cuenta los condicionantes, la formación necesaria o el contexto.  En esta obra se plasma de una forma tremendamente interesante, un debate desde el prisma de la metodología y sin faltar una visión pragmática.


Un comentario

  1. Jeimy Natalia Martinez Gil. Mira amor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *