5 corrientes artísticas que son tendencia en diseño hoy

Si tuviésemos que hablar del diseño gráfico que se da en la actualidad con mayor asiduidad y que representa a las mentes creativas (a rasgos generales) de hoy día… ¿qué dirías? ¿qué corrientes artísticas reconoces habituales, recurrentes y de éxito en el panorama estético actual?

A continuación vamos a ver los cinco movimientos que mejor representan al diseñador gráfico de hoy:

  • Minimalismo: La esencia es lo que define la identidad de un elemento y lo que dota de valor y calidad al mismo por lo que todo lo que no sea esencial es una redundancia, un lastre, casi un obstáculo. El concepto de minimal fue empleado por primera vez en labios de Richard Wollheim el psicólogo en la década de los sesenta. Las implicaciones de su término eran claras: Era minimal todo objeto que contaba con un muy alto contenido intelectual pero de bajo contenido formal. Algunas de las características más destacables de esta corriente artística son la abstracción, la economía, la precisión y la geometría elemental rozando el purismo estructural. Todo parece concentrarse en el espacio mínimo y necesario para poder definirse como objeto. En la actualidad la expresión más clara de minimalismo en diseño gráfico y web es el flat design o diseño plano. Este movimiento prescinde de la tridimensionalidad, los detalles y matices. Todo queda reunido en una construcción clara, con colores puros y empleando única y exclusivamente los elementos base.
  • Retro y vintage: Ambas corrientes evocan a tiempos pasados y rinden culto a los modelos artísticos que reinaban en la antigüedad. El origen etimológico de la palabra vintage, proviene de la evolución del vocablo latino “vindemia” y se solía emplear para hacer referencia a lo vinos más antiguos y de mayor calidad. Esta palabra mutó y atravesó los límites de la moda adquiriendo un nuevo significado: Todos aquellos elementos del mobiliario, vestuario o cualquier tipo de complementos que tuviesen una antigüedad mínima de veinte años y aportasen estéticamente valores del momento en que fueron diseñados, se convertirían en auténticas reliquias. Tesoros de tiempos pasados. Pero el término retro se ha mezclado con el término vintage, que aunque tienen muchas características comunes, realmente son diferentes y hacen referencia a tendencias diferentes. Los elementos vintage son todas aquellas obras que originalmente provienen del pasado sin recibir ningún tipo de modificación al menos no han sufrido modificaciones importantes. Se trata de creaciones de otras épocas que se han conservado y como un buen vino, el tiempo les ha ido otorgando cada vez más valor. Las creaciones o composiciones retro son creaciones actuales, llevadas a cabo con procedimientos actuales pero imitando las pautas o modelos creados en la antigüedad. De este modo, todas las propuestas gráficas que elaboramos como diseñadores, son propuestas retro. Estas corrientes están tan presentes tanto en el mundo de la fotomanipulación y la fotografía como el diseño web, el lettering y la maquetación.
  • Cubismo: Es el origen de todas las vanguardias del siglo XX y lo cierto es que fue a partir de su aparición cuando se dejó de hablar en términos menores para declarar oficialmente la ruptura con el ciclo artístico anterior. Es bautizado como cubismo debido al continuo uso de cubos para representar cualquier cosa y cualquier obra. La perspectiva múltiple es el recurso fundamental de esta nueva era artística. Se representan de forma simultánea todas las partes y caras de los objetos, es decir se muestra en un mismo plano todo lo que se sabe de él. Este aspecto científico y técnico resulta muy interesante porque trabaja el arte desde una perspectiva totalmente experimental y que de alguna manera abre la puerta a un universo paralelo y una nueva concepción de arte. Y es que esta perspectiva sigue vigente en muchos diseños, esa es la prueba irrefutable de su calidad. A pesar del tiempo transcurrido sus registros y aportaciones continúan siendo tendencia en todo tipo de propuestas. Podemos encontrar restos de Picasso, Blanchard, Braque o Gris en cualquier tipo de trabajos: Esculturas, cine, posters publicitarios…
  • Surrealismo: Es una de las vanguardias artísticas más atractivas del siglo XX. Figuras como el Bosco o Goya se encargaron de allanar el terreno para que posteriormente apareciese el término de surrealismo. La cita del gran maestro Goya podría introducir muy bien todo esto. “El sueño de la razón produce monstruos”. Pero, ¿cuándo permitimos a nuestra razón dormir y soñar? ¿Cuándo nos permitimos desligarnos de las reglas establecidas por ciencia, la sociedad y la tradición? Quizá esa liberación que provocan los sueños sea el alimento del verdadero monstruo creador que tenemos dentro. El mayor legado que nos dejaron todos estos antecedentes, fue la revelión contra la realidad y la lógica. La razón pareció de pronto convertise en la mayor enemiga del ser humano por limitarlo y reducirlo a una condición mediocre. Es un momento, donde la recreación de lo imaginario y la importancia de la fantasía dominan los lienzos, el cine y el arte. Lo absurdo de los sueños y el mundo irracional se representa para dar cabida a todo tipo de propuestas por sorprendentes que pudieran lleguar a parecer. Hoy se manifiesta sobre todo en fotomanipulación, ilustración y aquellas áreas que permiten mayor libertad y están menos sometidas al formalismo y academicismo.
  • Hipster: De alguna manera, podríamos decir que el movimiento hipster es una mezcla de varios de los rasgos de las corrientes anteriores. La corriente o el movimiento hipster es el más representativo del panorama juvenil de hoy. En un principio se asoció a la música independiente pero como suele ocurrir está concepción acabó abarcando otros campos del arte y el mundo creativo. Si hablamos de sus características principales destaca por ser ecléctica y reunir buena parte de los ingredientes que presentaban los movimientos alternativos de la posguerra como el beatnik, el hippie, el punk y el grunge. En diseño gráfico esto se manifiesta de mano de lo elementos retro, el minimalismo, el surrealismo y el quizá también cubismo, aunque en menor medida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *