8 Frases que ningún diseñador gráfico debe decir

FRASES-PROHIBIDAS

La forma en que nos ven nuestros clientes como profesionales es un punto que no debemos pasar por alto. Además de nuestros trabajos y proyectos, lo que nos avalará será nuestra forma de tratar y relacionarnos con nuestros clientes. El modo en que nos referimos a nuestro trabajo dice mucho de cómo lo concebimos y sobre todo de cómo nos concebimos a nosotros mismos como diseñadores gráficos.

En la red hay numerosos consejos sobre cómo afrontar una entrevista de trabajo o incluso decálogos muy interesantes (como este) para diseñadores gráficos. Hoy me gustaría compartir con vosotros una selección de frases o afirmaciones que no te beneficiarán mucho como profesional y que por lo tanto debes evitar a toda costa ¿alguna vez las has dicho?

  • Puedo hacerlo más barato

Esta afirmación es sinónimo de una cosa: El producto o trabajo que vas a desempeñar no tiene el valor estipulado o acordado. Al decir que puedes hacerlo más barato estás diciendo que puedes hacer el mismo trabajo (con las mismas horas y operaciones) por un valor mucho menor. Estás infravalorando tú mismo tu labor y por supuesto que esto no te conviene en absoluto.

  • No soy el mejor

Esta es otra de las afirmaciones más empleadas sobre todo por los diseñadores más principiantes. Recuerda que en el fondo estás desarrollando una labor de marketing, de venta y persuasión. Si afirmas que hay muchos diseñadores mejor que tú, estás dando motivos a tu cliente para desaparecer y buscar a otro que sepa desarrollar su trabajo con mayor eficacia. Estás saboteando de alguna manera tu capacitación y tú mismo estás reduciendo tu clientela. Esto no quiere decir que la humildad esté de más, pero una cosa es ser humilde y otra muy distinta desprestigiarte a ti mismo.

  • Esto es algo complementario que hago además de mi trabajo

Si yo estuviese hablando con un médico, un abogado o un electricista y me dijese que esto es algo que hace en sus tiempos libres y como un complemento a su verdadero trabajo, puedo extraer una conclusión de una forma fácil y sencilla: No se dedica con seriedad y por entero a la medicina, abogacía o electricidad por lo que es muy probable que cometa algún error o si no lo comete, que desarrolle su trabajo de una forma más superficial de lo que lo haría alguien consagrado en su campo. Si te dedicas a varios campos no lo comentes porque eso puede hacer desconfiar al cliente.

  • Trabajo en pijama

Hoy en día el número de trabajadores freelance (diseñadores) es exageradamente elevado, eso no es ninguna novedad. Pero, ¿a quién se le ocurriría decirle a su cliente que trabaja en pijama, si es que lo hace? En muchas ocasiones hemos hablado del componente cofianza entre el diseñador y su cliente, pero sinceramente, esto no es tener confianza. Esto es traspasar los límites para una vez más desprestigiarte a ti mismo como profesional. Seas profesional o no, tu trabajo (en teoría, al menos debería ser así) es exactamente el mismo que el desempeñarías en una oficina o en cualquier puesto de trabajo. Un pijama no está asociado ni de lejos a la seriedad y precisión de un profesional cualificado, así que ya sabes… ¡queda prohibido!

  • No tengo ni idea

Lógicamente no eres un gurú y habrá cosas que se escapen como a cualquier ser humano. Pero la forma en que tratas estas cuestiones con tu cliente también dice mucho de ti. Trata de hacer frente a estas preguntas o cuestiones (si se producen) con elegancia, soltura y naturalidad. “No tengo ni idea” no es una respuesta válida, presta atención a la forma en que comunicas tus potenciales pero también a la forma en que comentas tus limitaciones.

  • Mis precios son flexibles

No, no, no y no. Cualquier cliente que escuche esta frase estará reduciendo el presupuesto mucho antes incluso de que llegues a terminarla. Tú eres el primero que debe valorar tu trabajo, no hay más misterio. Ser flexible en este tipo de cuestiones es sinónimo de aceptar regateos y rebajar una vez más el precio de lo que haces. ¡No lo hagas!

  • Estuve en una fiesta hasta tarde anoche

Se trata de una anécdota de tu vida personal totalmente prescindible e innecesaria que lo único que hará es que alterar tu imagen profesional. La gente confía en personas comprometidas, serias y responsables, así que es importante que aprendas a establecer dos facetas independientes en tu vida: Una profesional y otra personal. Cuando una interfiere en la otra la cosa se puede complicar bastante de una forma innecesaria.

  • Eso es facilísimo de hacer

¿Tan fácil de hacer como para que el cliente pueda hacerlo él mismo? ¿Entonces de qué te sirvieron tantos años de estudio o trabajo? Este tipo de comentarios da pie a que se fomente esa visión informal y poco rigurosa y seria que se tiene de los diseñadores gráficos y aquellos que se dedican al mundo de la comunicación y la imagen. ¡Queda prohibida!

¿Necesitas contratar un hosting para tu web?
En SiteGround tienes disponible una amplia oferta de hostings para todo tipo de bolsillos y necesidades. Encuentra el hosting que estás buscando al mejor precio, con las últimas tecnologías en velocidad y seguridad web y soporte en español 24h:
HostingHosting WordPress

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *