Arte psicodélico: Alucinaciones como inspiración

Hacia la década de los 60 se produjo un movimiento de contracultura llamado psicodélico. Un período de nuestra sociedad en donde quizá los instintos más primitivos y libertinos del ser humano salieron a flote. Drogas y sexo dejaron de convertirse en un tema tabú para pasar a formar parte de una forma compulsiva en el estilo de vida de muchos jóvenes. El arte absorbió este cóctel de elementos de una sociedad agitada y materializó lo que en aquel momento era una concepción y una filosofía vital de gran amplitud y apertura que aseguró una expresión fluida, salvaje y liberada de toda represión.

El término psicodélico fue empleado por primera vez por un psicólogo británico, Humphry Osmond que significa literalmente “manifestación del alma” y que fue alternado con el término lisérgico, que hace referencia a la denominación científica del LSD, una droga que alcanzó su apogeo de una forma preocupante. Todas las artes, incluyendo el cine o la literatura se vieron pronto salpicadas de unas características que definirían un estilo muy particular, donde los patrones caleidoscópicos y fractales eran recurrentes. Los colores se agrupaban formando combinaciones de salvajes contrastes y se recreaban de una forma recurrente collages y construcciones abstractas propias del delirio, el éxtasis, la trascendencia y la psicodelia más pura.

A continuación me gustaría compartir con vosotros esta corriente de una forma más gráfica con algunos ejemplos que hablan mejor por sí solos. ¿Te resulta atractiva esta estética?

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.