Básico para fotógrafos: Clases de objetivos

¿Te estás adentrando en el mundo de la fotografía? Si es así, una de las cosas básicas que tienes que saber es la clase de objetivos que existen y qué función tiene cada uno de ellos. En muchas ocasiones te convendrá utilizar uno u otro para obtener el mejor resultado y sacar el máximo rendimiento a tu cámara.

Dos de los elementos clave que tenemos que tener en cuenta para comprender la diferencia entre los distintos tipos de objetivos es el campo de visión y la profundidad de campo. El primer concepto hace referencia a la amplitud (o ángulo) de captación y el segundo nos habla de la capacidad de representar la distancia entre los diferentes elementos que integran nuestra composición. Ambos elementos se van reduciendo al tiempo que aumentamos la distancia focal.

Podemos hacer una distinción muy clara si nos basamos en la distancia focal (que básicamente es la distancia que existe entre el diafragma de la cámara y el propio foco de nuestro objetivo) y el ángulo de visión (la amplitud de visión que nos proporciona). A continuación podrás verlo de una forma mucho más gráfica:

 

 

Ojo de pez

Es el tipo de objetivo que nos proporciona un mayor ángulo de visión alcanzando 180 grados o más. La distancia focal de un ojo de pez suele situarse entre los seis y dieciséis milímetros. Cuando su distancia focal es de seis encontraremos una amplitud de hasta 220 grados. Suelen emplearse como un recurso artístico y una forma de proporcionar dinamismo y volumen en nuestra imagen. Con él podremos abarcar espacios amplios y otorgar gran expresividad a nuestros retratos ya que producen distorsiones considerables en las líneas que integran las imágenes.

 

 

Gran angular

Se trata de un objetivo focal que estriba entre los 18 y 35 milímetros y que logra ángulos de visión que se sitúan entre los 180 y 60 grados. Provocan una distorsión en los márgenes pero lógicamente mucho menos acentuada que la que aparece con el ojo de pez. Aún así esta deformación será más o menos acentuada dependiendo de la calidad del objetivo en cuestión. Su punto fuerte es que nos ofrece mayor realismo a nuestras imágenes precisamente porque posee una amplia profundidad de campo y una mayor capacidad de capturar luz. A la hora de utilizarlo deberás tener en cuenta que la distancia es un factor fundamental, ya que el objeto o personaje que estemos capturando se verá más distorsionado cuanto más nos acerquemos a él. Por esto, suele ser empleado más a menudo en fotografía de paisaje o de espacios abiertos y amplios incluyendo los espacios interiores.

 

 

Objetivo estándar

Esta modalidad proporciona un ángulo de visión en torno a los 45 grados y por ello es muy parecido al ojo humano. Esta opción no producirá ningún tipo de deformación en las líneas y áreas que componen nuestra imagen. Suele ser de 50 milímetros y también son los más luminosos, ya que logran el máximo de apertura.

 

 

Macro

Suelen tener una distancia focal de entre 150 y 200 milímetros. Son muy utilizados para la fotografía natural, sobre todo en su modalidad macro porque nos permite retratar plantas o insectos sin invadir su hábitat natural o su propio espacio. Su larga distancia focal nos va a permitir hacer fotografías con una relación 1:1 (escala real) y a una distancia considerable de tal modo que los objetos de nuestra captura no van a saber que estamos allí. Su precio es muy elevado por lo que es bastante raro ver a un fotógrafo principiante con uno de estos en sus manos. Permiten el enfoque hasta a un centímetro de distancia del objetivo (esto es elementos realmente cercanos y pequeños).

 

 

Teleobjetivo corto

Esta modalidad de objetivos presenta una distancia focal comprendida entre 70 y 135mm. El campo visual que nos proporciona es inferior al que nos ofrece la vista humana. Se caracteriza por acercarnos el objeto en cuestión y con él empieza a reducirse la profundidad de campo. Esta modalidad es más empleada para trabajar en retratos formales, aunque también es muy útil para fotografía natural o bodegones.

 

 

Teleobjetivos y Súper teleobjetivos

Están pensados para capturar imágenes lejanas, es decir, para abarcar la fotografía de paisaje o por ejemplo la fotografía deportiva. Su punto fuerte es por tanto la capacidad para acercar la imagen. Esto hace que su ángulo de visión resulte más reducido rondando los treinta grados como máximo. Además su distancia focal suele ser de setenta milímetros como mínimo. Su funcionamiento se basa en la compresión de los planos por lo que el realismo puede verse afectado sobre todo en términos de distancia. Es bastante común que cuando se capturan imágenes a grandes distancias la distancia entre los elementos se acorten de forma artificial y dando un resultado aplanado. Curiosamente también son idóneos para trabajar en la fotografía de retrato por su capacidad para focalizar y realizar enfoques selectivos donde el centro o punto de atención se muestra totalmente nítido y el resto de elementos se muestran muy desenfocados ofreciendo así un atractivo efecto bokeh. Esto lógicamente es interesante porque permite modular y trabajar perfectamente con el foco de atención y por ello trabajar con eficacia el ejercicio comunicativo de una forma realista (recuerda que el ojo humano funciona exactamente así). A la hora de trabajar en retratos las focales se sitúan entre los setenta milímetros y los ciento treinta y cinco. Cuando utilicemos distancias focales mayores vamos a necesitar alejarnos más del objeto o personaje que queremos fotografiar para enfocarlo. Por sus características resulta un elemento imprescindible a la hora de trabajar en la fotografía natural o de animales salvajes o eventos que por su naturaleza obligan al fotógrafo a guardar ciertas distancias como un acontecimiento natural o deportivo.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.