Básico para fotógrafos: Obturador, velocidad de obturación, diafragma y nº f

obturador-diafragma

Hay determinados conceptos que debemos comprender y dominar si queremos formar parte del mundo de la fotografía de una forma seria y profesional. Si estás introduciéndote en este mundo deberás saber de qué partes está compuesto ese milagroso aparato que utilizarás para desempeñar tu actividad.

Para comenzar hablaremos de dos elementos imprescindibles y decisivos: El obturador y el diafragma.

Obturación:

Se suele expresar de una forma no muy correcta del todo como “velocidad de obturación” en las cámaras fotográficas. El obturador es el dispositivo que controla la cantidad de tiempo en el que la luz incidirá sobre el sensor de nuestra cámara. Este tiempo de exposición puede ajustarse en valores y cada salto entre cada uno de estos valores se denomina paso. Estos valores suelen oscilar entre los 30 segundos y 1/8000 de segundo en las cámaras más potentes. Podemos distinguir dos tipos de períodos de obturación:

  • Períodos cortos de obturación: Suelen ser inferiores a 1/60 segundos y en estos el obturador permanece abierto un periodo muy breve de tiempo por lo que dejará pasar menos cantidad de luz hacia nuestro sensor. El resultado siempre será un efecto de congelado, es decir, una reducción notable de movimiento.
  • Periodos largos de obturación: Suelen ser superiores a 1/60 segundos. En este caso el obturador permanece abierto más tiempo por lo que incide una mayor cantidad de luz. Cuando se utilizan largos tiempos de exposición lo que se busca es un efecto fantasmal, o que nos de sensación de movimiento. Siempre que utilicemos largos períodos de obturación será aconsejable utilizar un trípode, pues cada movimiento por mínimo que sea puede tener grandes consecuencias en  nuestras imágenes.

camara-por-dentro

 

Diafragma y números f:

El diafragma es un dispositivo que provee al objetivo de la capacidad de cuantificar la cantidad de luz que entra en la cámara. Dependiendo de su grado de apertura o cierre penetrará una mayor o menor cantidad de luz. Cada una de las posiciones de este dispositivo se expresa a través del número f, que es la relación entre la longitud focal y el diámetro de abertura del diafragma. Como verás un diafragma sigue la misma sistemática que el iris de tu ojo que regula la cantidad de luz que entra y sale.

Los números f son los siguientes y se hallan a través una serie matemática que se obtiene de multiplicar 1 y 1,4 por 2., aunque también pueden aparecer en forma de fracción: 1, 1.4, 2, 2.8, 4, 5.6, 8, 11, 16, 22…

1 X 2=2, 2 x 2=4, 4 X 2=8, 8 X 2=16, 16 X 2=32 ó 2, 4, 8, 16, 32 para obtener el resto deberás hacer lo mismo con 1,4 y obtendrás 1.4, 2.8, 5.6, 11, 22…

A pesar de que tiene mucha mayor profundidad este concepto sobre todo desde la perspectiva científica y matemática de momento y si estás adentrándote en ello, con saber su significado y su efecto en términos prácticos sobre nuestra labor como fotógrafgos te será más que suficiente.

numeros-f

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *