Cómo enviar la tripa de un libro a imprenta

Maquetación de páginas libro recetas veganas

Maquetación de páginas de un libro.

A la hora de imprimir un libro, muchas personas creen que pueden enviar el contenido del texto en el documento de Word en que fue redactado. Sin embargo, para que una imprenta te reciba el archivo de la tripa, como se diría en lenguaje técnico, debes tomar en cuenta una serie de consideraciones a la hora de configurarlo y guardarlo.

Es importante recordar que la portada y la tripa del libro se envían en dos archivos por separado, y que cada uno tiene sus especificaciones.

En este artículo te explicaremos cómo debes enviar el archivo de la tripa a imprenta.

Lo primero que debes saber

Si no eres diseñador y tienes el texto de tu libro en un documento Word, te recomendamos que, o bien lo pases tú mismo a un programa como Indesign, o le encargues el trabajo a un diseñador editorial que pueda hacerlo por ti.

Maquetar un libro es un proceso en donde se ubican todos los elementos, texto, imágenes, títulos, encabezados, numeración, etc., en las páginas. Si nuestro libro no está bien maquetado, puede que la lectura se vuelve agotadora, se desperdicia espacio o algunos elementos pueden perderse o quedar cortados.

Formato y sangrado

El tamaño de tu libro dependerá de lo que hayas elegido o el diseñador encargado. Es necesario que siempre se dejen márgenes suficientes en el interior de las páginas, como de unos 20 mm, y que todos los elementos importantes como numeración, encabezado o algún logo que no vaya sangrado, estén por lo menos a 8 mm del margen de corte. De esta manera vamos a evitar que se pierda parte de ellos si existe algún error de corte.

Si tu libro no lleva sangrado o no tiene ningún elemento que sobrepase los bordes, el tamaño del archivo puede ser la medida elegida exacta. Por ejemplo, si tienes un formato estándar de 15 x 23 cm, y es una novela que no lleva ningún tipo de imágenes ni elementos gráficos, el archivo se configura con esas medidas.

En cambio, si tu libro tiene fotografías o ilustraciones, o cualquier otra cosa que salga de los márgenes de corte, entonces debes dejar 3 mm de sangrado o márgenes de seguridad en cada lado de las páginas. En este caso, las páginas tendrán 6 mm más en altura y en anchura en comparación al tamaño original.

Si el archivo está bien configurado en cuanto a tamaño y sangrado, no hace falta que le asignes marcas de corte.

Páginas maquetadas en Indesign con sangrado

Páginas de un libro maquetadas en Indesign con sus márgenes y sangrado.

Tipografías y resolución

Todos sabemos que hay tipografías que vienen por defecto en todos los ordenadores, pero si has decidido utilizar alguna fuente descargada de internet, debes incrustarla, es decir, convertirla en trazado para que no se modifique o se cambie al exportarla. En Indesign, solo debes seleccionar el texto, e ir a Fuentes > Convertir en contorno. Asegúrate de incrustarla sólo cuando hayas revisado el texto y no tengas ningún error que editar.

La resolución del archivo debe ser de 300 ppp, lo mismo que se recomienda para todos los archivos que van a imprenta, pero recuerda que si colocas imágenes o fotografías, debes buscarlas de 300 ppp para que se vea nítido y de buena calidad.

Modo de color y páginas en blanco

Si la tripa de tu libro es a color debe ir en modo CMYK, y si es en blanco y negro, debe ir en Escala de Grises. Ahora, si algunas páginas van a color y otras en blanco y negro, debes asignarle el modo correspondiente a cada una, siempre y cuando la imprenta permita que una parte se imprima a color y otra a blanco y negro.

Es posible en ese caso que debas agruparlas por modos de colores y ponerlas juntas al principio o al final del libro, de manera que no queden intercaladas. Pero como no todas las imprentas funcionan igual, es muy importante que primero lo consultes con la que estés trabajando.

En todos los libros hay páginas que quedan en blanco, sobre todo al comienzo o al final. Estas páginas en blanco deben estar presentes en tu archivo ya que la imprenta no las agrega, así que no olvides incluirlas.

Página en blanco de un libro, archivo de Indesign

Página en blanco de un libro, incluido en el archivo de Indesign

Exportar a PDF

Si ya configuraste todos los pasos anteriores, ya estás listo para exportar tu archivo a PDF. Las páginas deben ir por separado y nunca páginas enfrentadas o por pliegos. Colócalo en Alta Calidad para Imprimir, con resolución de 300 ppp y que incluya el sangrado.

Exportar archivo a PDF

Exportar archivo a PDF.

Archivo PDF con páginas separadas

Archivo en PDF con páginas separadas.

Y con esto ya puedes enviar tu archivo a la imprenta junto con el archivo de la portada y la contraportada.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.