Como enviarle un logotipo a un cliente de forma profesional

Como enviarle un logotipo a un cliente de forma profesional es algo que se debe tener muy presente si buscamos crear una buena impresión y profesionalidad a la hora de trabajar con cualquier tipo de cliente. Debemos tener un orden y cumplir con una serie de requisitos técnicos mínimos para que el cliente quede satisfecho con el trabajo.

Una imagen corporativa (sea logotipo, icono, imagotipo o cualquier otra) debe presentarse de una manera ordenada en función de las necesidades del cliente, debemos asegurarnos que  nuestro trabajo llega al cliente de una forma ordenada y fácil de entender para que su uso se lleve a cabo de forma correcta.

Es muy recomendable tener una pequeña guía básica con algunas notas sobre como enviarle el logotipo a un cliente, estas pequeñas notas nos ayudarán a no olvidar los conceptos básicos en este tema.

Guía básica para enviarle un logotipo a un cliente

¿Qué necesita el cliente?

Debemos preguntarle antes que nada qué necesita. En función de las necesidades del cliente le enviaremos unos archivos u otros. ¿Sello? ¿marca de agua? le preguntaremos de forma clara que necesita para saber que archivos debemos enviarle.

Trazar siempre el texto

El texto del logotipo siempre debe estar trazado antes de enviárselo al cliente. Podemos enviarle la tipografía original adjunta al correo si queremos que el cliente la tenga a mano.

Para trazar el texto en Illustrator lo que tenemos que hacer es seleccionar el texto y en el menú superior texto pinchar en la opción de convertir a curvas.

Siempre se debe trazar el texto en un logotipo

Una vez tengamos el texto trazado el cliente podrá trabajar con el archivo original sin ningún tipo de problema relacionado con la tipografía. Es recomendable entregarle también la tipografía original por si en un futuro desea realizar algún tipo de cambio en su imagen corporativa.

¿Cómo le envío los archivos a un cliente?

A un cliente se le pueden enviar los archivos de forma suelta pero ordenados en carpetas para que pueda usarlos de forma sencilla. Se puede añadir un manual corporativo donde se le explica cómo usar la marca de forma correcta, también puede añadirse un vídeo donde se le asesora sobre esto de forma más dinámica. La finalidad de esta guía es informar al cliente, la forma que lo hagamos no importa siempre y cuando él lo entienda. En el caso que el cliente nos pida un manual corporativo lo recomendable es cobrar más por ello.

Un diseñador debe organizar el material antes de enviárselo a un cliente

Siempre que trabajemos con un cliente lo que tenemos que hacer es crear carpetas con la imagen corporativa por apartados, algunos de ellos son los siguientes:

  • Tipos de imágenes corporativas (logotipo, icono, imagotipo…etc)
  • Escalas (100%, 75%, 25%)
  • Color / blanco y negro
  • Degradado

Si nuestra imagen corporativa tiene varias versiones (texto, imagen, texto e imagen) debemos separar los elementos por separado y organizarlos en carpetas. Cada una de las versiones la prepararemos para que este disponible en tres escalas, color, blanco y negro, y algunos degradados donde disminuya la opacidad para posibles marcas de agua.

Es muy recomendable preguntarle al cliente qué es lo que necesita antes de preparar todo este trabajo, igual hacemos muchas versiones y el cliente solo necesita una determinada. La comunicación con el cliente es algo fundamental que puede ayudar a ambas partes a conseguir un buen resultado.


3 comentarios

  1.   Isaac Rasqui dijo

    Pintado en una servilleta de un Starbucks

  2.   Peter Sánchez dijo

    Leer esto Milagros “Mi Ex” Guevara Bendezu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *