Qué es y cómo hacer una carta Gantt para incluir en tus contratos

Carta Gantt

La carta Gantt, habitualmente de diseño pobre, puede ser una buena excusa para explotar nuestra creatividad

La carta Gantt no es más que un cronograma visual que permite conocer de forma rápida el transcurrir en el tiempo de un proyecto en concreto. Se trata de una especie de infografía en el que se detalla y desglosan todas las actividades correspondientes a un proyecto general, asociadas a las fechas de inicio y fin estimadas de las mismas.

Este documento permitirá tanto al cliente como al profesional (que puede ser un diseñador) estar al corriente de los plazos de entrega estipulados a priori. Si no sabes cómo hacer una carta Gantt o nunca has visto una, sigue leyendo.

Cómo hacer una carta Gantt

Se suele realizar en Excel por la comodidad de trabajar con celdas y poder rellenar de color de forma rápida. Pero seamos claros: ¿No somos diseñadores? Pues diseñemos. No caigamos en lo burdo y en la estética pobre que suele reinar en cualquier documento excel, e intentemos maquetar con imaginación nuestra carta Gantt. Podemos pensar el diseño que utilizaremos en todas las demás que tengamos que hacer, y así utilizarla como plantilla en todos nuestros trabajos. Pensemos que, cada documento entregado/creado, tiene que servir como carta de presentación de nuestros servicios: hagamos lo que mejor sabemos hacer, diseñemos.

Primer paso: qué términos incluir

Como es obvio, según el proyecto a desarrollar necesitaremos unos u otros términos o sistema de organización. Lo que será común a todas nuestras cartas Gantt será la línea de tiempo: generalmente, se indican meses y semanas. Para ser más explícitos aún, y si estamos muy seguros del día en el que acabaremos cada actividad, también podemos incluir los días.

Partes de una carta Gantt

Enfrentado al período de tiempo nos tocará ir estableciendo las actividades a desarrollar. Si formamos parte de un equipo de profesionales, podemos especificar el nombre de quien se ocupará de cada una. También podemos incluir los días hábiles que nos llevará realizar dicha tarea.

Partes de una carta Gantt

A tener en cuenta

  1. Sé realista con los plazos, no busques agradar al cliente. El tiempo que te llevará una tarea también estará determinada por la carga de trabajo que tengas en ese período de tiempo, no lo olvides.
  2. Detalla y despieza al máximo el proceso, cada actividad. Compra de productos, bocetos, aprobaciones y correcciones del cliente…

La carta Gantt nos aclara tanto a nosotros como al cliente los plazos de realización y entrega. Lo que nos cueste cumplir con lo que hemos puesto en ella nos dirá lo bien (o mal) que organizamos nuestro tiempo. Recuerda que escribimos un post sobre programas que te ayudarán en gestionar tu tiempo.

Más información – Plazos de entrega: la pesadilla del diseñador gráfico, 3 Programas para gestionar tu tiempo


Categorías

General

Lúa Louro

"Si hoy en día se habla de nativos digitales para referirse a aquellos que desde la infancia tienen contacto y aprenden a controlar dispositivos... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *