Corregir los colores de una fotografía con Photoshop

Corregir los colores de una fotografía con Photoshop consiguiendo de esta manera una imagen con unos colores limpios y naturales. Toda fotografía necesita un retoque básico para conseguir que los colores no se pierdan y tengan la estética que estamos buscando de una forma profesional.

Photoshop es el programa de retoque fotográfico por excelencia que nos permite hacer verdaderas obras de arte con nuestras fotografías. Con este post aprenderás a retocar los colores de las imágenes de una manera más profesional y eficaz obteniendo imágenes con una estética más atractiva y original.

Lo primero que tenemos hacer para mejorar los colores de nuestra fotografía es abrirla en Photoshop y comenzar a trastear con ella. El objetivo de nuestro retoque es poder corregir los colores de la imagen de una forma más controlada.

Seleccionar zonas concretas de la imagen

Cuando retocamos una imagen debemos hacerlo siempre controlando las zonas que vamos a retocar, lo más común cuando empezamos a trabajar con Photoshop es retocar las imágenes de forma general. En este caso vamos a centrarnos en un retoque en puntos concretos de la imagen.

Creamos una máscara de capa pinchando en la parte inferior de la barra de herramientas de Photoshop, la idea de esta parte es seleccionar las zonas que queramos retocar por separado, por ejemplo si queremos retocar los blancos seleccionaremos solo los blancos con esta herramienta. El uso de esta herramienta consiste en pintar como si fuera un pincel, después de seleccionar volvemos a presionar el icono de la herramienta máscara de capa y obtenemos una selección.

Poco a poco vamos seleccionando las zonas que queramos modificar, una vez hayamos terminado presionaremos de nuevo el icono de máscara de capa y veremos como el color rojo desaparece y se transforma en una selección. Para terminar invertimos la selección presionado el menú superior selección/invertir.

Corregir colores

Con la opción de máscara de capa corrección selectiva podemos retocar los colores de forma específica. Si nos fijamos bien en las opciones de la herramienta corrección selectiva, podemos ver como hay un menú con diferentes colores, cada uno de estos colores los podemos ajustar de forma individual.

Lo ideal para usar correctamente esta herramienta consiste en crear varias capas de ajuste por cada uno de los colores de la imagen, poco a poco vamos ajustando los colores de forma específica pinchando en las diferentes opciones de color que nos permite usar la opción de corrección selectiva.

Otras correcciones

La bueno de las capas de ajuste es que nos permiten modificar muchos parámetros de las imágenes, podemos hacer selecciones y modificar cualquier opción dentro de la capa de ajuste. En el caso de la imagen de ejemplo hemos seleccionado la parte superior de la imagen y hemos modificado el color mediante la herramienta equilibrio de color.

En muy poco tiempo hemos aprendido a usar una dinámica de trabajo profesional dentro del mundo del retoque fotográfico consiguiendo un resultado controlado y profesional siendo nosotros los que decidimos que modificaciones aplicamos en la imagen.

Si queremos aprender a trabajar de forma profesional debemos empezar a usar este tipo de herramientas pues es imprescindible conocer bien las dinámicas de trabajo que utilizan los profesionales  del sector del diseño y la fotografía. Estas simples herramientas nos serán útiles en un gran numero de proyectos ya que lo importante de aprender a usar un programa no es solo saber crear un efecto determinado sino conocer bien lo que podemos hacer combinando todos los conocimientos que tenemos sobre el programa.


Sé el primero en comentar