Cuando la fotografía nos devuelve a los grandes maestros de la pintura y viceversa

Hoy nos centramos en la distinguida atención de un fotógrafo que es capaz de devolvernos a otras épocas en las que los grandes maestros de la pintura eran los “retratistas” oficiales de las monarquías que pululaban Europa a su antojo.

Gemmy Woud-Binnendijk es capaz de tomar unas fotografías que son más bien lienzos al óleo en el primer vistazo que hagamos con nuestro ojo. Es esta su forma de distinguirse con una trabajo fotográfico de palabras mayores para llegar a citarle por estas líneas.

Un trabajo que enamorará a los historiadores de historia del arte al ser capaz de convertir ella a una joven chica en la misma protagonista de un cuadro como sería La joven de la perla de Johannes Vermeer.

Es esa capacidad para engañar a nuestro ojo experto lo que ha conseguido que esta artista de la fotografía sea capaz de atraernos para deleitarnos con otras fotografías que buscan el estilo, ropa y poses de esos años de movimientos como el Renacimiento.

Gemmy utiliza principios de la pintura para aplicarlos en las fotografías que se convierten en pequeñas obras de arte casi sacadas de alguno de los museos más famosos del mundo; aquí tienes otros tantos a los que acercarte para seguir estupefactos ante esa forma de expresión artística.

Hay algunas fotografías que son capaces de captar mejor ese estilo tan particular de la pintura de esos movimientos artísticos. Mientras que las dos técnicas pictóricas usadas por la fotógrafa para dar resultado en ese efecto son el claroscuro y el sfumato.

Lo consigue de tal forma que hemos de pasar por leer bien que estamos ante fotografías para encontrar la verdad de cada una de las imágenes que aquí compartimos. Os dejamos con su Instagram y con su página web para que podáis seguir a esta fotógrafa que hace un buen repaso a la historia del arte.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *