Defender una idea: Consejos para presentar un proyecto a tu cliente

Una idea no vale nada si no hacemos nada con ella. Puede que se trate de una idea muy práctica, revolucionaria e innovadora, pero si no somos capaces de trabajarla y sobre todo ponerla en práctica a través de una estrategia definida, esa idea quedará reducida a un pensamiento. Muchas veces nos paramos a pensar en que en algún momento se nos ocurrió una idea con la que no llegamos a trabajar porque en aquel momento no logramos adjudicarle un valor y esto está muy relacionado con la forma en que presentamos nuestros proyectos a otras personas. En el terreno de las profesiones creativas, un proyecto deja de tener posibilidades cuando no conseguimos convencer a otras personas de su valor o sus méritos o si nos situamos en el punto de vista del receptor, porque no nos lo supieron enfocar bien. En resumidas cuentas hablamos de vender nuestro concepto a posible colaboradores de un futuro proyecto, si lo logramos definitivamente ese concepto comenzará a ganar valor añadido. Se trata al fin y al cabo de defender una idea hasta proporcionarle valía.

Pero ¿qué es vender? si recurrimos a cualquier diccionario encontraremos definiciones muy parecidas. Se nos dice que vender es persuadir o inducir a alguien a comprar y es aquí donde se encuentra el punto clave: La persuasión. Se trata de un arte que quizá no sea tan valorado o tenido en cuenta, y que en cierto modo resulta complejo y bastante desconocido. La persuasión está conectada tanto con el aparato lógico como con el sistema emocional. Se trata de alguna manera de un arte que exige el máximo de nuestras habilidades para la presentación de ideas y el despertar de la empatía de nuestro interlocutor. En realidad hay que prestar un mayor esfuerzo al proceso de presentar una idea o un concepto de lo que se cree. El objetivo final nunca es lograr una venta física o individual de un diseño, un producto o un artículo. De lo que se trata es de crear una presentación o un discurso que implique al espectador y que cree un vínculo sólido con nuestra marca y nuestro trabajo. El proceso de presentación (tanto de ideas como de proyectos o productos ya consolidados) depende de varios factores. No es lo mismo desarrollar un discurso persuasivo a través de un canal u otro, a través de un creador de contenidos o de varios creadores.

Por otro lado el tratamiento de nuestro discurso es tremendamente importante y por supuesto que la psicología en el proceso tiene mucho que decir al respecto. ¿Qué cosas debemos tener en cuenta a la hora de desarrollar nuestro discurso persuasivo y presentar nuestras ideas a otras personas?

 

  • Preparación: Es el primer paso, debemos prepararnos para la venta (ya sea de una idea, o un producto). Debemos saber en todo momento y con exactitud qué es lo que estamos presentando y por qué. Cuál será nuestra finalidad y qué características definen a nuestra idea. Ten en cuenta que tu interlocutor puede contradecirte y poner en duda algunos de tus argumentos por lo que debes tener preparadas las posibles soluciones, explicaciones o respuestas que darás a sus posibles preguntas.
  • Presentación: En segundo lugar debemos exponer directamente y con la mayor claridad posible nuestros argumentos y las razones que sostienen a nuestro razonamiento. Ahora es cuando debemos defender una idea. Probablemente se produzca un debate, lógicamente tú deberás exponer tu idea pero la persona con la que hablas también querrá participar en la conversación, por eso es tan importante que intentes prever cuáles serán sus dudas, los posibles argumentos que le hagan desconfiar de tu propuesta y meditar sobre ello para posteriormente aclarar todas las posibles dudas.
  • Seguimiento: Es algo que muy a menudo se suele pasar por alto y no siempre tiene que ver con entregar aquello que se ha conseguido vender. Realmente se trata de prestar atención a los detalles y condiciones en que se desarrolla la venta o en caso de que se trate una idea, prestar atención a las acciones que se han puesto en marcha. Generalmente cuando una persona se deja seducir por una idea novedosa o accede a comprar un producto suele hacerlo bajo algunas condiciones. Deberás asegurarte de que se cumplen las condiciones que habéis concretado y que de este modo tu cliente quede totalmente satisfecho.
¿Necesitas contratar un hosting para tu web?
En SiteGround tienes disponible una amplia oferta de hostings para todo tipo de bolsillos y necesidades. Encuentra el hosting que estás buscando al mejor precio, con las últimas tecnologías en velocidad y seguridad web y soporte en español 24h:
HostingHosting WordPress

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *