Deja de pensar en la aplicación y empieza a dibujar la experiencia

diseño en un proyecto

En un mundo cada vez más conectado y en el que el usuario tiene el poder para poner fin a la reputación de una empresa con un solo clic, ofrecer una buena experiencia de usuario, ya sea a través de una aplicación en el sitio o proyecto web, es algo totalmente esencial.

Así que esta vez te voy a compartir un concepto del que ya hemos hablado un par de veces, tanto en la práctica, como en los artículos y grupos de discusión: La experiencia de conexión.

¿Qué es la experiencia de conexión?

experiencia de conexion

Básicamente, la idea es que el diseñador no debe preocuparse “sólo” por diseñar aplicaciones, sitios web o cualquier producto que haya que dibujar, sino también este debe pensar en todas las interfaces que el usuario puede utilizar para conectar con la compañía, ya sea por el soporte del canal de ventas, un post en Facebook, la sección noticias del blog o aplicación en sí.

El diseñador debe pensar en la experiencia conectada que se extiende más allá de la pantalla y se extiende a todos los puntos de contacto

Cada vez creo más que el diseñador gráfico debe tener en cuenta todos estos puntos de los que estamos y vamos a hablar y todo con el fin de normalizar todas las experiencias de usuario a la hora de sentir la calidad a la hora de utilizar la aplicación.

Después de todo, no tiene sentido un sitio con perfecta facilidad de uso, con una interfaz hermosa, pero que este ofrezca un servicio de apoyo burocrático y estresante para el usuario, ya que la experiencia de usuario se verá comprometida y nadie se acordará de los bonitos iconos que has diseñado y que están en perfecta armonía con el resto del sitio y a menos que trabajes dentro de un proyecto donde todos los participantes y diseñadores sean  fans de Star Wars, algo que tengas en común con ellos( ironía) o juegues al ping-pong con el CEO de tu empresa, te aseguramos desde ya que  no será nada fácil para ti como diseñador gráfico cambiar la forma en que el equipo de ventas trabaja. Pero se puede tratar de aliviar el dolor del usuario realizando una buena experiencia para este, prestando mucho más atención a aquellas páginas que a nadie le gusta pasar mucho tiempo dibujando como “Ayuda” o “Contacto”, ya que vamos a ser honestos, esta parte es muy aburrida.

¿Qué puedes hacer tú como diseñador?

Qué puedes hacer tú como diseñador

Y no es difícil encontrar sitios / aplicaciones que tengan una interfaz increíble, pero cuando tratas de ir a la sección “Ayuda” o a la pantalla de “Contacto”, nos aparezca más diseños cutres que parecen haber salido directamente desde blogspost (Google, esto no es nada personal.)

Con esto podemos ver que algunas compañías ni se molestan en ofrecer al usuario final un diseño que sea agradable y que diga, venga, me encanta el diseño de esta página, me voy a quedar más tiempo visitándola. Y es que poco a poco los diseñadores tienen que empezar a ser conscientes de que una buena experiencia trasciende hasta fuera de la pantalla y que esta se extiende a todo el entorno en el que el usuario interactúa con la marca.

Hace algunos años las tareas de un diseñador eran mucho más predecibles y participaban en un conjunto de habilidades centrado en los gráficos. Hoy en día exigen mucho más conocimiento multidisciplinar y técnicas de venta, programación, gestión de personal y más, en otras palabras, cada día el trabajo del diseñador está más acerca de la creación de experiencias para las personas que sólo el diseño de un sitio web o aplicación.

Vale, podemos decir que el diseño tal y como lo conocemos está cambiando, pero ¿hasta qué punto tu como diseñador gráfico te interesa ofrecer en un proyecto de un cliente simplicidad en ciertas partes de este? ¿Esto es recomendable para ti? Date cuenta que el diseño de un proyecto habla de ti como diseñador y un diseño poco atractivo y útil puede echar para atrás que te puedan contactar para otros trabajos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *