¿Por qué necesitamos disciplina siendo creativos?

Tener una disciplina
Es a menudo, cuando nos referimos a la creatividad y al arte como una disciplina libre. Un halo de inspiración llega a cualquier hora del día y te pone a trabajar. Las horas no cuentan en nuestro calendario, así nos mostramos más naturales al trabajar nuestra obra. No se muestra un trabajo cuadrado como pudiera ser el de un administrativo. Y como no somos administrativos, no tenemos un horario ni unas pautas. Esa falta de disciplina atora, también, nuestra imaginación.

¿Por qué necesitamos disciplina siendo creativos? La falta de horarios puede hacernos trabajar más de lo necesario, y aunque a veces parezca que eso es una ventaja cuando estamos inmersos en un proyecto, a veces no lo es. Muchas veces no lo es. Esos excesos pueden hacerte perder la capacidad de concentración sobre la actividad que estás realizando. También, perder su interés al no ver ciertamente un progreso. Ese momento en el que no sabemos continuar es mejor dejarlo.

En ocasiones hace que termines por dejarlo, llegar al momento de “Mañana empiezo” y entrar en una constante negativa de excesos inasumibles para nuestra cabeza. Instagram, Facebook, etc. se convierten en nuestros aliados para llenar esos espacios. Es por ello que la disciplina es fundamental para, también, los creativos.

Algunas personas que consiguen tener la disciplina que necesitan para su día a día lo achacan al “viejo truco” de las 8 horas. Las 8 horas consisten en dividir tu día en tres partes: Dormir, Trabajar y usar tu tiempo libre. Si bien es cierto, que llegar a tal disciplina es complejo y no todo el mundo consigue de la noche a la mañana realizar esta composición sin un gran esfuerzo previo y un tiempo de dedicación. Pero si hay ciertos pasos que podemos dar antes de llegar al culmen de nuestro propósito.

Los dientes

Maldita tarea esa de lavarnos los dientes después de cada comida. En ciertas ocasiones son muchas las personas que dejan atrás esta actividad porque mira su móvil y ha visto algo que para esa persona es interesante. Se nos olvida o en otras ocasiones nos encontramos fuera y no podemos hacerlo. Esa es la idea de cada una de las siguientes ‘tareas’. Que aquello que nos interrumpe nuestro tiempo sea lo que tome prioridad.

Una simple tarea como lavarse los dientes justo al terminar de comer formará una costumbre en tu día. Y empezará por crear un orden. Recuerda, no lo saltes.

Este ejercicio puede estar pensado también para lavar los platos. Si tienes por costumbre lavarte los dientes, puedes probar a lavar los platos justo al terminar de comer. Da igual que tengas un lavavajillas o alguien ya haga esas tareas. Al terminar de comer, tu plato, tu vaso y tus cubiertos, lávalos a mano tú mismo.

La cama

Hacer la cama
Para mi, una de las tareas más difíciles de mi rutina. Levantarte de la cama con el trabajo que ya es y tener que hacerla. Y en principio con el propósito de deshacerla después de unas horas de ese mismo día. Pero es necesario. Este hábito te dará orden en el comienzo de tu día. Has cumplido la primera misión del día, por lo que afrontar las demás será tan sencillo como hacer la cama.

Además cuando vuelvas a casa el orden te ayudará a relajarte y a disfrutar el resto del día con menos pendientes sin hacer.

La ducha y su temperatura

Todos nos sentimos con la necesidad de ducharnos con una buena temperatura de agua. Luchar con nuestras propias excusas es la tarea más compleja a la que nos enfrentamos. Usar los últimos segundos de nuestra ducha para luchar con esa incomodidad nos ayudará a conseguir más disciplina.

Existen muchas más disciplinas que podemos seguir en nuestro camino a conseguir nuestros objetivos. También dependerá de tu vida, yo me he propuesto a disciplinarme en mi trabajo con los artículos, si escribes, es una buena idea hacerlo. Los hay más sofisticados y más comunes, pero lo importante es empezar. Si crees que no eres capaz de seguir estos 3 pasos simultáneamente, empieza por uno. Pero que sea el más incómodo para ti.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.