Diseño emocional: Arte, psicología e innovación

Las emociones en diseño

Siempre se ha sabido que el diseño está muy unido a las emociones pero hasta ahora este vínculo no había sido estudiado en profundidad. Existen diferentes propuestas muy interesantes en diseño industrial, publicitario, editorial, interactivo…  Todas ellas aportan una visión consistente sobre el placer y la creación. Un diseñador puede despertar emociones en los seres humanos y jugar con su potencial para provocar unas sensaciones realmente atractivas.

A continuación hablaremos de los importantes aportes de esta disciplina en la concepción del diseño y su importancia a la hora de planificar un concepto y trabajar en él para hacerlo real:

  • Ingeniería Kansei: Es una de las escuelas pioneras en diseño emocional que surgió hacia la década de los 70 con el objetivo de introducir matices sensitivos en los procedimientos de diseño industrial. El término Kansei está formado por Kan (sentividad) y sei (sensibilidad), fue acuñado por Nitsuo Nagamachi y desde entonces su uso se ha extendido más allá del diseño industrial y designa la cualidad de los objetos para despertar placer. De este modo, un diseño podrá tener un alto o bajo grado de Kansei y esto se deduce al estudiar el potencial emocional de las partes que lo integran. La ingeniería Kansei es muy útil sobre todo en el diseño de productos donde las características perceptivas y subjetivas son muy importantes.
  • Emotional Design: Donal Norman profundiza en el tema y hace hincapié en aquellas situaciones que a lo largo de la historia evolutiva nos han proporcionado afecto, comida o protección. Elementos como la luz, juegan un papel muy importante. Los diseños con una luz cálida y confortable o con colores brillantes y saturados provocarán un poder atractivo en el público mientas que la oscuridad o los colores excesivamente brillantes y ruidos muy fuertes provocarán un efecto negativo. Una aportación muy importante de Donal es el concepto de diseño. Estamos en una era de cambio, donde debemos pasar de diseñar cosas prácticas a diseñar productos y servicios que se disfruten.  El objetivo es hacer nuestras vidas más placenteras, y es que las cosas atractivas funcionan mejor.
  • Patrick Jordan aconseja tener en cuenta el marco de “los cuatro placeres“, lo cual permite al diseñador conocer las cuatro formas básicas en que las personas pueden experimentar placer: Fisiológicamente (por medio del cuerpo y los sentidos), psicológicamente (por medio de las emociones), sociológicamente (por medio de las relaciones) e ideológicamente (a través de los valores). Estos principios han encontrado una amplia usabilidad a lo largo de la historia del diseño y cualquier diseñador debería tenerlos en cuenta.
  • Incrementar la felicidad a través del diseño: El diseño puede expandir lo positivo, potenciar los sentimientos positivos a través de la funcionalidad, la diversión y la satisfacción. En manos del diseñador queda y de su habilidad para provocar emociones, pues el diseño emocional no cuenta con normas concretas ni un protocolo claro. Esta ciencia está aún en su nacimiento, aunque no por ello deja de ser fiable. Diferentes experimentos han demostrado la efectividad de este concepto y hace que el mundo de las emociones esté siendo reenfocado en el mundo del diseño:

Iluminación del hotel Cram en Barcelona: Emoción impregnando su fachada.

Este edificio modernista está perfectamente iluminado en su fachada, pero lo curioso e innovador es que esta iluminación refleja el estado emocional de sus huéspedes. A través de un portal de Internet los huéspedes pueden dejar constancia de cómo se sienten. Al final del día, a través de la base de datos y el sistema computarizado la fachada es iluminada con los colores de la emoción predominante de sus huéspedes.

HOTEL-CRAM-fachada

Proyecto SKIN de la campaña de Phillips: Incendio de luces.

Phillips ha creado vestidos experimentales dotados con sensores capaces de responder al estado emocional de las personas. La piel humana reacciona a los estímulos internos, estos son captados a través de unos sensores que envían información a las luces que se encuentran bajo la tela del vestido. En función de esto, la apariencia del vestido será de un modo u otro. El estrés, el miedo o cualquier otra emoción generan un incendio de luces que varía dependiendo de la instensidad del sentimiento.

Poyecto-Skin-Phillips

Impresiona, ¿eh?

¿Necesitas contratar un hosting para tu web?
En SiteGround tienes disponible una amplia oferta de hostings para todo tipo de bolsillos y necesidades. Encuentra el hosting que estás buscando al mejor precio, con las últimas tecnologías en velocidad y seguridad web y soporte en español 24h:
HostingHosting WordPress

Categorías

Varios

Fran Marín

Apasionado de las nuevas tecnologías, el arte y la creatividad.

Un comentario

  1.   Terapia de Pareja dijo

    Una tevnica batante interesante, ¿tienen algunos resultados de su aplicación?,¿cómo ayudarían este tipo de estímulos en la terapia de pareja o intervenciones grupales? Considerando las problemáticas y subjetividades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *