El ilustrador científico: fundamental para la comprensión de la ciencia

Pájaro ilustrado

Biodiversity Heritage Library

Al abrir cualquier libro de ciencia (ya sea biología, medicina, geología, paleontología y un largo etcétera) no faltan ilustraciones de gran detalle que nos ayudan a comprender mejor los conceptos que en él se explican. Sin estas ilustraciones sería muchísimo más difícil que los científicos pudieran transmitir sus conocimientos e investigaciones a un público más diverso y amplio.

Pero, ¿quién se encarga de realizarlas? Son los ilustradores científicos. La ilustración científica es aquella rama de la ilustración especializada en la descripción de la naturaleza a través de diferentes técnicas, como son el dibujo, la pintura y las ilustraciones digitales.

¿Quieres ser ilustrador científico? Vamos a ver a continuación algunas de las características que deberías tener para serlo.

Conocer a fondo el tema relacionado con la ilustración

Es importante que el ilustrador conozca el tema sobre el que se realiza su obra. Son muchos los investigadores no formados en ilustración que se dedican a realizar este tipo de imágenes, pero desgraciadamente juega en su contra el poco tiempo que tienen, por lo que suelen delegar en otros profesionales dicho trabajo. Es importante que sean capaces de comprender adecuadamente lo que el investigador quiere transmitir, asimilarlo y reflejarlo en la imagen.

Generar imágenes muy explicativas por sí mismas

Las imágenes generadas por los ilustradores científicos deben ir más allá del ojo humano, representando de forma clara la estructura, forma, textura, proporciones…del objeto natural que se representa, de tal forma que los que lo ven sepan distinguir claramente sus partes, puedan memorizarlas y relacionarlas entre sí y con otras imágenes del tema. No basta solo con crear dibujos bonitos, deben ser dibujos muy explicativos, que nos muestren más allá de la realidad que podemos ver a simple vista.

Conocer diversas técnicas

Cuantas más técnicas conozca el ilustrador, mejor podrá representar al objeto natural empleando una técnica u otra. Además podrá llevar a cabo más tipos de encargos, según lo que quieran ilustrar los investigadores. Se puede utilizar acrílico, tinta, acuarela, grafito…y todo aquello que podamos imaginar. La ilustración gráfica también está muy de moda en este ámbito.

Apoyarse con texto

El texto explicativo relacionado con el dibujo (mediante flechas, creación de infografías, diagramas, etc) es básico a la hora de complementar nuestra imagen, para que quede lo más completa posible.

Y, siendo ilustradores científicos, ¿dónde podemos plasmar nuestro arte?

Revistas de divulgación científica y de investigación

Peces ilustrados

Biodiversity Heritage Library

Las revistas de divulgación científica contienen gran cantidad de este tipo de imágenes para llegar de forma más visual y amena a las personas, transmitiendo conocimientos difíciles de la forma más sencilla posible para que sean entendidos por la gran mayoría de la población, pues cualquiera puede comprar estas revistas. Existen otras revistas más específicas que también se sirven de los ilustradores científicos para transmitir conocimientos más complejos.

Libros de texto

Los libros de texto de cualquier nivel educativo van repletos de imágenes que ilustran conocimientos, desde preescolar, donde los dibujos son más infantiles, hasta el nivel universitario. Además, éstos suelen variar a menudo, por lo que el trabajo del ilustrador científico es fundamental.

Asociaciones culturales, cursos o empresas relacionadas con la naturaleza

Son múltiples las asociaciones o empresas que se relacionan con la divulgación de conocimientos sobre la naturaleza a un público variado, desde niños a adultos. Actividades promocionales de un parque, cursos sobre flora y fauna de una zona…las posibilidades son infinitas.

Guías de la naturaleza

Pájaros

Biodiversity Heritage Library

Las guías de la naturaleza nos muestran con detalle cómo son los elementos naturales de una determinada región. El hecho de ser ilustradas será un punto a favor para la potencial compra por parte de interesados en el tema. Estas guías suelen mostrar la flora y la fauna de un lugar mediante ilustraciones detalladas.

Museos

Diferentes museos se sirven de este tipo de imágenes para apoyar sus obras y que el público las entienda mejor. Por ejemplo, en un museo paleontológico, nos ayudarán a entender la evolución y la estructura original de un determinado animal prehistórico, cuando veamos ante nosotros su esqueleto.

¿Qué esperas para empezar a dibujar la naturaleza que te rodea?


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.