Equipo fotográfico profesional: ¿qué accesorios necesito?

guia-fotografo-profesional

Backgraound procedente de Freepik.es

Dedicarse al mundo de la fotografía a nivel profesional requiere una serie de medios que es necesario que tengamos en cuenta para poder desarrollar nuestra actividad con la mayor libertad posible. 

Aquí tenéis una pequeña guía que os puede servir de gran utilidad a la hora de dar nuestros primeros pasos. En partes sucesivas iremos desgranando el resto de elementos que forman parte del equipo fotográfico profesional.

Cámara de fotos

Hay una gran variedad y es cierto que la calidad de las cámaras compactas cada vez es mayor, por lo que en principio nos podría valer una de ellas, pero si lo que estamos buscando es hacer fotografía profesional y a nivel comercial, deberíamos hacernos con una cámara reflex. Depende del tipo de usuario que seas, si eres un amante de la fotografía y esperas dedicarte a ello de una forma constante, seria y profunda es la opción más acertada. Si por el contrario te asomas al mundo de la fotografía como forma de hobbie y tu intención es tomar instantáneas en ocasiones especiales, sin ir más allá, deberías optar por una cámara digital compacta. Todo depende de qué quieras encontrar.

Si te decantas por una profesional o semi-profesional reflex, es bueno que tengas en cuenta lo siguiente:

  • Enfoque manual: La gran mayoría de reflex cuentan con esta opción. Cuando enfocamos podemos hacerlo de una forma automática, pero no lo recomiendo. Cuando pretendemos tomar una gran instantánea el enfoque juega un papel muy importante y al hacerlo de forma manual podemos hacerlo de una forma mucho más precisa, controlamos en todo momento los parámetros y esto siempre es de agradecer. El modo automático puede tener su utilidad, pero según mi experiencia no es tan preciso ni moldeable.
  • Ocular: Es la “pequeña ventana” por la cual encuadramos la imagen y a través de este pueden apreciarse elementos como el fotómetro, el diafragma o el círculo de enfoque. Aunque nos muestra la imagen a través de la lente, lo que vemos a través de él es bastante real y una buena guía para tomar nuestras imágenes. Hay un punto importante respecto a esto y es asegurarnos de que nuestra cámara tenga una cubierta para el visor. Si hacemos fotografías sin flash y en exposición automática la luz que se cuela por el ocular puede alterar los valores e influir negativamente en nuestras fotografías. Taparlo en estos casos es muy importante.
  • Balance de blancos: Es una opción importante para que podamos reproducir en nuestras imágenes los colores de la forma más fiel posible a la realidad. Contar con este ajuste en modo manual nos ayudará mucho más que en modo automático.
  • Live View: No es extremadamente necesario, pero siempre nos puede ayudar ver en tiempo real el resultado que tendrá nuestra captura.
  • Conexiones: Lo que suelen hacer los fotógrafos más avanzados es conectar la cámara a una pantalla externa de gran tamaño o al propio ordenador, de este modo podremos ver con exactitud el resultado de nuestro disparo. Si utilizamos este método sería recomendable utilizar un software desde nuestro ordenador con el que poder contolar los parámetros de la propia cámara.
  • Control remoto: A través de un botón externo o mando, podrás tomar las fotografías desde una gran distancia. El control remoto cumple una función parecida a la del temporizador, pero es mucho más cómodo y nos permite controlar más la situación, el momento exacto en que queremos tomar nuestra fotografía.

Yo por ejemplo, cuando comencé en el mundo de la fotografía me decanté por una Nikon D3100 y creo que es una de las mejores opciones para usuarios primerizos.

Trípode

Para saber cuál te conviene más, debes tener en cuenta diferentes aspectos:

  • ¿Qué tipo de usuario eres? Si eres profesional (o semiprofesional) y trabajas con Reflex (y sus respectivos accesorios, como objetivos del tamaño de tu cabeza) debes tener en cuenta que el material de que esté hecho el soporte será importantísimo y la estructura también. Deberá ser robusto y resistente, pero al mismo tiempo dinámico y suave, que nos permita hacer movimientos de una forma ágil y con el mínimo de temblores posible.
  • ¿Qué tipo de trabajo vas a desarrollar? ¿Te moverás continuamente por diferentes paisajes, ciudades y escenarios o por el contrario tienes pensado realizar fotografía de estudio? Dependiendo del plan de vida que lleves, te irá mejor un tipo de material u otro. Los trípodes construidos a partir de fibra de carbono son mucho más transportables, manejables y ágiles (pesan mucho menos, aunque no por ello son menos resistentes) por lo que si tienes pensado hacer una ruta natural por ejemplo con el equipo a cuestas, es importante que te pares a pensar en esto. Entre los objetivos, la cámara, el trípode y demás accesorios puedes morir en el intento. Los trípodes de fibra de carbono pueden ser peligrosos porque con un golpe de viento pueden provocar que todo el material caiga al suelo, pero para eso llevan una especie de gancho en la zona central para hacer de ancla en estos casos. Para evitarlo no tendrás más que colgar de este gancho una bolsa con piedras (las piedras las coges de tu escenario de destino, obviamente no vas a llevar las piedras en la mochila desde casa ;) ). Por otro lado ten en cuenta, que no es lo mismo, un trípode para fotografíar deportes de riesgo, una boda o para hacer un cortometraje hay diferentes diseños. De un pie, de tres pies, con movimientos diagonales, verticales… Lo mejor es mirar antes un extenso catálogo.
  • ¿Qué presupuesto tienes? Lo idóneo es que si nos vamos a poner en serio a deambular por el mundo de la fotografía, no vayamos al típico “T0do a 100” y compremos el típico trípode de plástico por 5€. Lo barato sale caro y… recuerda que nadie te regala nada gratis. Si ese trípode es taaan barato, no es porque el dueño de la tienda te esté haciendo una rebaja de forma desinteresada, no, es porque probablemente ese trípode no sea tan bueno. Un trípode profesional puede rondar unos 120€.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *