Fotografía Boudoir: Consejos para desarrollar tu primera sesión de fotografía erótica

Boudoir proviene del francés y hace referencia a la habitación (que solía estar junto al dormitorio principal) donde las mujeres en la antigüedad se bañaban, vestían y maquillaban. Hoy conocemos la fotografía Boudoir como un tipo de fotografía que se caracteriza por representar y mostrar la versión más femenina, erótica y sensual de la mujer. Este tipo de fotografía está en alza en el mundo occidental hasta el punto de que siempre recurren a él las mujeres en algún punto de sus vidas.

Cuando pensamos en fotografía erótica, parece que inmediatamente nos aparece en nuestra mente esa mujer que encaja a la perfección en los cánones de belleza. Pero la verdad, es que este tipo de fotografía no requiere ningún tipo de perfil femenino concreto. Todas y absolutamente todas las mujeres, tienen el poder de despertar interés sexual al revelar su faceta más íntima. Aunque sí es muy importante que la mujer o modelo fotografiada en cuestión se sienta tranquila y cómoda, que sepa expresar su feminidad y sensualidad natural sin ningún tipo de tabú. En el preciso momento en que una mujer decide hacerse una sesión de este tipo, es necesario que fijemos y concretemos algunos detalles como el vestuario (que no tiene por qué ser únicamente lencería, es apta cualquier prenda que la haga sentir cómoda y atractiva), los complementos o el escenario en que será fotografiada. Eso sí, es muy importante que tengamos en cuenta que la fotografía boudoir bebe también de la naturalidad y la improvisación.

Boudoir2

 

Una buena parte del atractivo que se genera está provocado por un ambiente cómodo, tranquilo, real. Donde las cosas fluyen. Este tipo de sesiones pueden llevarse a cabo en cualquier escenario, aunque eso sí, debe ser un escenario que estimule y motive a la retratada. Un lugar en el que se sienta cómoda, inundada de belleza, tranquilidad e intimidad. Se deberá tener en cuenta factores como el tipo de material y equipo fotográfico que vamos a utilizar, las fuentes de iluminación que tiene el lugar, etc.

En este tipo de instantáneas deberemos resaltar sobre todo la ternura, los matices, la suavidad y el erotismo, por ello no es recomendable que hagamos uso de fuentes de luz artificial y demasiado duras o fuertes. Si cuentas con la posibilidad, hazlas bajo el influjo de una fuente de luz natural o si no es posible, utiliza herramientas para suavizar la luz  como un paraguas. Debemos tratar de captar la clase y la sensualidad al mismo tiempo en nuestra imagen, por lo que no es recomendable que nuestra modelo haga poses demasiado explícitas o marcadas. De lo que se trata al fin y al cabo es de dejar al espectador con ganas de ver más. Debemos sugerir, no mostrar y alimentar la imaginación y la mente de nuestro público. Los tacones y todos aquellos elementos que llevan implícitos conceptos sexuales son muy apropiados y pueden ser muy potentes para desarrollar este ejercicio.

www.boudoirenmexico.com

Como fotógrafos, una de las misiones más importantes va a ser provocar comodidad en nuestra modelo. Procura acercarte a ella con confianza, crear un ambiente casi cómico en donde ella pueda relajarse y dejarse llevar por sus instintos y mostrar su lado más sensual con total libertad. Si necesitas ayudante para la iluminación o cualquier otro tipo de asistente, procura que sea una chica y por supuesto que nunca toque a la modelo o interfiera entre tú y ella. Es muy recomendable que prestemos gran atención a los primeros planos, se trata de captar lo mejores encantos de la modelo, que lejos de lo que se suela pensar, puede encontrarse en una mirada, en un gesto o incluso en el cabello. Obsérvala, incluso observa otras sesiones fotográficas de ella si es que las tiene. Algo que debemos tener en cuenta es que no sólo podemos crear sensualidad y erotismo a través del pecho, las piernas o aquellas partes más íntimas, el verdadero reto se encuentra en despertar curiosidad con la sugerencia y no lo explícito. En el segundo caso estaríamos hablando de pornografía. Los primeros planos tienen mucha potencia y ayudan a desarrollar muy bien el concepto erótico. Uno de los elementos más diferenciadores de este tipo de trabajos es la suavidad que siempre debe ir acompañada de la naturalidad. Por ello en el procesado debemos tratar de hacer modificaciones demasiado duras o salvajes. Quizá podemos hacer limpieza de la piel si es que es necesario pero si por algo se caracteriza este tipo de sesiones es por mostrar la verdadera belleza de la modelo, con la menor cantidad de edulcorantes posible. La protagonista debe resultar natural y reconocible.

Boudoir4

 

¿Necesitas contratar un hosting para tu web?
En SiteGround tienes disponible una amplia oferta de hostings para todo tipo de bolsillos y necesidades. Encuentra el hosting que estás buscando al mejor precio, con las últimas tecnologías en velocidad y seguridad web y soporte en español 24h:
HostingHosting WordPress

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *