Invader, el artista urbano de los mosaicos pixelados del que se desconoce su identidad

Hoy ha sido el día en el que hemos sabido que la Fiscalía de Málaga se ha querellado contra Invader, un artista urbano del que se desconoce su identidad y que ha colocado 29 mosaicos por la capital malagueña para así ir abriendo el apetito a su próxima exposición prevista para este año.

Invader, al que también se le conoce por Space Invader, es un artista francés que se ha encargado de llevar a las calles de distintas ciudades de todo el mundo su devoción por el píxel y por los videojuegos de los años 70 y 80.  Obras “pixeladas” que cautivan a cualquier viandante que ha pasado por algún momento por alguno de esos videojuegos como ocurre con el mítico matamarcianos.

Ha sido en Málaga por donde ha pasado Invader para dejar 29 mosaicos que ha ido esparciendo por distintos lugares. El problema es que alguno de esos mosaicos han sido colocados en varios Bienes de Interés Cultural y que están protegidos ante cualquier modificación hecha por cualquier persona.

Lo curioso de la querella es que se quiere saber quién se encuentra detrás del nombre Invader; algo que se presenta como difícil, cuando todos conocemos bien a otro artista urbano que ha inspirado a cientos como es al que se conoce por Banksy.

Invader tiene su propio Instagram desde donde se puede seguir los trabajos que va realizando allá por donde posa sus ideas “pixeladas”. Como el mismo describe sus proyectos, algo como “Acupuntura urbana”, sus invasiones comenzaron en 1998 en París para llevarlas a otras ciudades francesas.

Sus trabajos han aparecido en más de 30 países en el mundo y es el mismo el que se encarga de grabar todas las piezas que va haciendo, incluso con su día y localización. A cada pieza de arte la puntúa entre 10 y 100 dependiendo del éxito de la misma.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *