La repostería y la pintura clásica se unen en las tartas de Aristidou

Aristidou

Seguramente que hayáis visto uno de esos programas de repostería donde se enseñan las tartas más grandes y que suelen estar adornadas de tal forma que parezca el batmóvil de Batman o tenga alguna de esas temáticas a lo Star Wars que tan de moda están.

Las tartas que realiza Maria A. Aristidou van por la misma línea pero más centradas en lo que es el arte en sí con el uso de las pinturas clásicas para que los clientes puedan tener un producto con el cual tener una fiesta de cumpleaños inolvidable. Estas tartas han sido creadas para la boutique en su galería de tartas en Larnaka, Chipre.

Aristidou ya ha sido conocida por crear arte con el café, por lo que su paso ahora a la repostería con esas tartas donde se pueden encontrar obras de Dalí o Van Gogh, es otra de sus apuestas para demostrar como la creatividad y la originalidad dan cabida a muchas cosas como es en este caso.

Aristidou

Las tartas están hechas con una receta de chocolate cubierto de una pasta de azúcar que luego decora con pinturas comestibles. Cada una de ellas la ha llevado unas 6-10 horas dependiendo del tamaño y el diseño.

Aristidou

Aparte de “La noche estrellada” de Van Gogh o “La persistencia de la memoria” de Dalí tenemos otra tarta que nos lleva a “El grito” de Munch para así completar una serie de pinturas clásicas aderezadas con azúcar y chocolate para que sea todo perfecto y tengamos una velada de esas de ensueño. Lo único que tendremos que pasarnos por esa boutique en Chipre para poder acercarnos a esta creativa forma de representar arte a través de algo tan dulce y azucarado.

Podéis acercaros al Facebook de Aristidou para estar al día de sus distintas obras y proyectos artísticos de todo tipo y que demuestran la versatilidad de esta artista.


Escribe un comentario