Los 10 errores más comunes que comete un diseñador gráfico freelance

Muchas veces hemos hecho recopilatorios sobre los errores más cometidos en diseño y también hemos propuesto algunos consejos para superar las limitaciones más comunes dentro de nuestro campo, sin embargo, hoy me gustaría compartir con vosotros un decálogo de lo más interesante centrado en el mundo del trabajo (diseño gráfico) freelance.

¿Qué debes tener en cuenta y qué debes evitar? ¡Sigue leyendo y presta atención!

  • Carecer de confianza personal: En el mundo del trabajo freelance esto es más común de lo que pensamos. Es muy habitual que aquellos diseñadores que están entrando en el mundo laboral por primera vez encuentren como una primera opción la modalidad freelance. Sea así o no, lo cierto es que con la primera experiencia siempre podrán aparecer algunas situaciones o motivos que nos lleven a dudar de nuestras capacidades pero lo cierto es que si no creemos en nosotros mismos será imposible que otros crean en nuestras capacidades. Por lo tanto es muy importante que logremos vencer el temor y entrar con confianza a cada reunión que tengamos. Sin confianza no hay clientes.
  • No cobrar lo suficiente: Uno de los motivos por los que cualquier empresa decide buscar trabajadores freelance es el tema económico. Se busca ahorrar costes a través de este tipo de trabajadores. Nosotros como profesionales debemos tener en cuenta que para ganar clientes no debemos regalar nuestro trabajo. Muy al contrario tendremos que aprender a valorarnos y a calcular una recompensa justa por nuestra labor. En caso de que no nos habituemos a esto obtendremos una mala situación económica y propiciaremos una mala situación en nuestro sector profesional.
  • Falta de comunicación con los clientes: Este es uno de los errores más habituales y como consecuencia el diseñador suele mantener una postura mucho más sumisa. Las llamadas telefónicas y los e-mails se hacen numerosos. Necesitamos recordar a cada instante a nuestro cliente qué es lo que tiene que enviarnos y cuándo debe hacerlo, también aprender a fortalecer nuestra capacidad de liderazgo.
  • Dejar de lado a los clientes pequeños: Nunca debemos dejar de prestarle atención a esos clientes que pueden parecer pequeños pues nunca sabremos en que momentos tienen un buen trabajo para nosotros. Además si queremos mantenernos económicamente debemos aceptar trabajos de los cuales podamos sacar ganancias justas según el tiempo invertido en ellas y sobre todo nunca sabemos si este cliente pequeño crecerá y nos invitará en un futuro a seguir trabajando con ellos y ser parte de su crecimiento.
  • Cobrar por hora: Lo mas correcto para todo diseñador gráfico freelance es cobrar por proyecto debido a que supone una menor presión y mayor facilidad a la hora de explicar al momento de cobrar, a la vez de que debemos tomarnos suficiente tiempo para elaborar buenos trabajos.
  • No pedir el pago inicial: Uno de los puntos claves es el pago por adelanto de cierto porcentaje de nuestro trabajo para evitar luego contra tiempos por pagos o que el cliente a mitad de camino no quiera terminar el proyecto y se retire sin nada que perder. El pago inicial es primordial.
  • Decir SI a todo: Todos queremos impresionar a nuestros clientes pero esto no significa que a todo lo que ellos nos pidan vamos a decir SI. Por lo general el cliente va a querer más de lo que contrato sin querer pagar más y esto no se puedo permitir ya que se pueden crear malos hábitos y pensar que siempre será así. Debes mantener tu punto de vista y llegar siempre a un punto de consenso donde nadie salga perjudicado.
  • No establecer plazos para los trabajos: Otro de los errores mas comunes es pasar por alto las fechas de entrega del proyecto. Tienes que asegurarte de los plazos para no quedar mal y que tú como diseñador seas consciente del tiempo que te lleva realizar el trabajo para evitar molestias al cliente. Esto tienes que ponerlo por escrito en un contrato.
  • Incumplir un contrato: Es necesario para todo diseñador gráfico freelance no iniciar ningún trabajo sin antes colocar todos los términos en un contrato donde se expresen las condiciones del trabajo a realizar. Sobre todo debe incluir la fecha de inicio y fin del proyecto además de la cantidad de dinero a cancelar por el mismo.
  • Trabajar con pereza: Al tener libertad de tiempo, una vez que tienen el contrato se despreocupan del proyecto y se distraen en cosas menos importantes y al final se convierte en una carrera para terminar algo que seguramente quedaría mejor si se invirtiera el tiempo necesario. El consejo aquí es que antes que chatear en facebook o estar haciendo cualquier cosa termines primero el proyecto que tienes pendiente para que así de forma mas relajada puedas disfrutar de tiempo libre de verdad.

Un comentario

  1.   Albert CI dijo

    clavao xD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *