Selección de los 6 packaging más ingeniosos

Dispensador de tiritas

Packaging, envase, embalaje, empaque… Llamémoslo como prefieras. Tenga el nombre que tenga, siempre será el recipiente de algo. Es lo que envuelve y protege a un producto, y lo primero que ve (y valora) el cliente.

Estaremos todos de acuerdo en que cada vez se acumulan más productos en las estanterías de los supermercados, en las de tu tienda de música favorita o en tu librería más cercana. Aumenta la competencia y todos quieren hacerse un hueco en tu carrito de la compra. Y aquí es en donde entra el ingenio del diseñador.

Hoy no hablaremos de la publicidad que da a conocer al producto, si no de su envoltorio. De lo importante que es para que te cause una buena impresión y logre diferenciarse de los demás.

Hace un año te enseñamos 25 diseños de packaging creativo para inspirarte. A continuación hemos recopilado los 6 packaging más ingeniosos que hemos visto nunca. Porque por lo general, calidad y cantidad no suelen ir de la mano. Te enseñamos los más destacables. ¿No nos crees? Juzga tú mismo/a.

  1. Bombillas de bajo consumo
    Decídme: ¿no las compraríais? ¿Seríais capaces de ver esto y no comprar? El packaging en el mundo de la iluminación (y más concretamente en el de las bombillas) suele ser poco imaginativo. Suele limitarse a una lámina de cartón cubierta por una cara con otra lámina de plástico, y dentro se introduce la bombilla sin más miramientos. Un envoltorio más bien soso y aburrido. En este caso, no es así: y se desmarca absolutamente de la competencia.
  2. Un paquete de pañuelos un tanto especial
    Se trata de un proyecto académico del estudiante Chris Yoon. Como entraba en el target del producto, se preguntó que le gustaría a él tener en su escritorio. Et voilà.
  3. Bote de mermelada diferente
    Los envases de las mermeladas suelen diferenciarse entre unos y otros simplemente por su etiqueta. Colores, estampados, fotografías… Sí, hay variedad. Pero todas siguen un mismo patrón; todas excepto esta. ¿No os parece brillante?
  4. ¿Zanahoria? No, naranjas
    Una forma muy divertida y peculiar de presentar unas naranjas, ¿no?
  5. Llévate tus vaqueros sin arrugarlos
    Pues sí. Bien estirados, con una sóla doblez en la zona de la entrepierna. Y una forma muy ecológica de transportarlos: por no hablar de su almacenamiento, que hay a quien le puede convencer ni siquiera sacarlos de sus cajas.
  6. Un packaging de tiritas muy funcional
    No tengo palabras para este proyecto. Siempre me ha parecido muy incómodo el tipo de almacenamiento de las tiritas: te cortas y tienes que ir corriendo a un cajón/botiquín, abrir una caja, sacar la tirita de su envoltorio y luego sus respectivos plastiquillos… ¡Un proceso demasiado largo! Este nuevo packaging es la solución perfecta. Puedes tener las tiritas a la vista, “al aire”, lo que reduce el tiempo desde que te cortas hasta que te la pones. ¿Y sabéis lo mejor de todo? Que se trata de un proyecto académico, de las estudiantes Vivi Feng y Yu-Ping Chuang. Las nuevas generaciones pisan fuerte.

Más información – 25 diseños de packaging creativo para inspirarte


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *