Los 7 pecados capitales del diseñador gráfico

PECADOS-CAPITALES-DISEÑO

 

 

Existen varios aspectos o cuestiones que los diseñadores suelen ignorar con más frecuencia cuando se ponen manos a la obra.  A veces que se olviden cierto tipo de cosas supone un error grave, casi un pecado capital, como comentan en paredro, y que por ello deberemos evitar a toda costa.

A continuación te proponemos una selección de los 7 pecados capitales en los que un diseñador gráfico no debe caer. ¿Crees que cometes alguno de ellos con frecuencia?

  • Ser limitado por la visión del cliente: Uno de los mayores problemas que encontramos cuando trabajamos con según qué clase de clientes, es un excesivo autoritarismo por su parte. Hay personas que quieren que las cosas “sean así y punto”. Da igual que le digas que Comic Sans no es apropiada, da igual que le digas que determinadas combinaciones de color no funcionan. Para este tipo de clientes tus conocimientos parecen ser irrelevantes… (menos mal que esto no se da en la mayoría de los casos). Pero cuando esto se da, ¿qué podemos hacer? Debemos tratar de hacerle entender de una forma pacífica (sí, esto es importante) nuestros argumentos y lograr que confíe en nuestro criterio. Contar con cierta libertad a la hora de trabajar es fundamental.
  • Hacer un proyecto con falta de análisis y rigor: Cuando trabajamos en un proyecto tenemos que tener claro que se trata de un producto que al fin y al cabo va a saciar unas necesidades o carencias por parte de nuestro cliente. Por esto, necesitamos contar con conocimientos, datos y un esquema base. La inspiración está bien, pero el componente analítico también es muy importante.
  • Trabajar sin brief: Sintetizar las necesidades básicas nos va a ayudar a generar soluciones a las cuestiones planteadas. Conocer qué necesitamos y para quién lo debemos desarrollar se convierte en algo esencial para poder obtener precisión y eficacia. En caso de que tu cliente no te presente ninguno, deberás desarrollarlo tú (aunque esto no es lo aconsejable, porque en este caso solemos hacerlo a marchas forzadas y sin el detenimiento que tal documento merece).
  • ¿Sin contrato? ¡Ni se te ocurra! Las cuestiones de tipo legislativo son un tema importante. Sobre todo cuando se desempeñan trabajos en modalidad freelance, muchos diseñadores realizan trabajos para clientes sin un contrato de trabajo. Esto sólo puede provocar malentendidos y problemas indeseados. Así que, debes procurar contar con un contrato al que acogerte en la mayoría de ocasiones.
  • Inspiración nunca significó copiar: Hay que saber diferenciar entre hacer una copia de otra obra y desarrollar una nueva idea basada en otra ya existente. Son cosas distintas. Procura desarrollar tus propios trabajos y buscar tu propio estilo. En caso de que copies no sólo te desvalorizarás tu mismo, sino que también puedes meterte en algún fregado jurídico, así que ándate con ojo.
  • Ignorar por completo el manual de identidad corporativa: Si existe y está ahí es por algo. La empresa ha establecido una normativa y una serie de políticas relativas al uso de las tipografías y los colores. Estos son elementos esenciales en el desarrollo de la imagen corporativa. Romper con esta estrategia y con la armonía que se ha propuesto nunca puede ser bueno. En ningún caso se deben crear deformaciones e interferencias en la imagen original de nuestra marca. Deberás poner el cuidado oportuno en este punto, sólo así crearás un proyecto válido y eficaz acorde con tu cliente.
  • Creer que tu cliente solamente está para pasarte las facturas: Lo hemos hablado en más de una ocasión y no me cansaré de hablar de esto. El diseño tiene un componente humano y psicológico muy importante. La confianza será un elemento clave para poder ser fieles al proyecto y corresponder las necesidades de nuestro cliente. Se debe tratar de trabajar hombro con hombro, los objetivos y los deseos deberán quedar claros, concisos para nosotros. Debemos lograr que nuestro cliente hable sin tapujos y diga claramente qué es lo que quiere. En caso de que no lo tenga muy claro, darle un abanico amplio de alternativas y darle libertad para escoger hacia dónde quiere ir. Esto será crítico para dejarle satisfecho y por lo tanto para quedarnos nosotros satisfechos también.
¿Necesitas contratar un hosting para tu web?
En SiteGround tienes disponible una amplia oferta de hostings para todo tipo de bolsillos y necesidades. Encuentra el hosting que estás buscando al mejor precio, con las últimas tecnologías en velocidad y seguridad web y soporte en español 24h:
HostingHosting WordPress

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *