Los secretos de un buen portfolio

El portfolio es la mejor arma con la que podemos contar a la hora de buscar trabajo y construir nuestra identidad de una forma sólida y lograda. Será la ventana a través de la cual podremos mostrar una selección de proyectos creados por nosotros y que han resultado ser un éxito. En anteriores artículos hemos tratado este tema pero si es cierto que nunca hemos profundizado en la vertiente más estratégica. Conocernos es imprescindible para saber vendernos bien. Conocer nuestro historial, las potencialidades que poseemos y los conocimientos que podemos aportar a una empresa. Pero no todo queda aquí, conocernos a nosotros como profesionales es muy importante, pero es aún más importante conocer a las empresas y los proyectos de los que queremos formar parte.

Por eso, hoy voy a aprovechar para daros algunos consejos que os pueden ir bastante bien a la hora de preparar vuestros portfolios y trabajar en vuestra imagen como diseñadores, artistas y sobre todo como mentes creativas:

Antes de empezar me gustaría recordaros que podéis visitar estos artículos que pueden seros de mucha utilidad a todo este respecto:

Cargocollective: Una buena alternativa para trabajar en tu Portoflio

Porfolios de profesionales del mundo del diseño

Currículums creativos inspiradores de diseñadores gráficos

Videocurrículums inspiradores y sorprendentes

Plantillas gratuitas de currículums para mentes creativas

25 Portfolios de fotógrafos

Consejos para sobrevivir como diseñador gráfico freelance

Consejos para crear portfolios online para diseñadores gráficos

 

¿Quién eres? ¿A dónde vas?

Hay empresas y agencias que se caracterizan por ser muy fuertes en unas áreas, están especializadas en ellas, más que en otras. Tú como cualquier empresa tienes unas características, unas habilidades y potencialidades concretas. Tu misión consistirá en buscar proyectos o empresas que coincidan con tu perfil. Es muy importante que eches una ojeada a los productos y servicios que ofrece la empresa a la que aspiras pertenecer.

Crea una lista con las áreas de especialidad en las crees que tienes soltura y donde puedes desenvolverte de una forma eficiente. A continuación investiga si las necesidades del proyecto que se oferta van de la mano con tu experiencia y aptitudes. Visita la web de la empresa, echa una ojeada a su catálogo, a sus proyectos anteriores…

 

 

¿Cuál es tu objetivo?

Si en el primer punto has descubierto que hay puntos en común que puedes explotar a tu favor, es hora de pasar a la siguiente fase. Ahora debes delimitar tu objetivo de una forma clara y totalmente concreta. Este objetivo perfectamente puede ser aportar tu creatividad y tus conocimientos en un programa o una determinada habilidad o por ejemplo ofrecer un paquete único a una Pyme de varios productos y servicios…

Dependiendo del objetivo que tengas tu portafolio va a cambiar ajustándose a este y esto concretamente es lo que debería buscar cualquier diseñador. Si has logrado llegar hasta este punto, has logrado ya desvincularte de la masa de propuestas que llegarán a la empresa.

 

 

La mejor versión de ti mismo

Selecciona como mucho cinco proyectos que vayan de acuerdo con el objetivo planteado, que hayan tenido el mejor resultao y hayan logrado las expectativas buscadas. El tiempo es sumamente valioso para la persona que tomará la decisión de elegirte o contratarte para su proyecto por lo que deberás tratar de ser explícito no andarte por las ramas y presentar proyectos totalmente complementarios a la empresa en cuestión.

 

 

Cada idea materializada es un éxito, trátala como tal

A la hora de exponer tu propuesta deberás explicar los detalles más interesantes del proceso creativo. Desde el briefing hasta la valoración de los resultados es algo que deberás tratar con detalle, concisión y elegancia. Plantear tu propuesta con un mayor impacto positivo y presentarla como un éxito que hay que conseguir y que tú vas a conseguir incitará al equipo directivo tomar en serio tu propuesta. Esto va mucho más allá que una simple captura de pantalla, esto es desplegar tu arsenal de recursos y posibilidades.

 

 

Diseña dos tipos de portfolio como mínimo

Deberás contar con diferentes formas de presentarte. Como mínimo ya te digo que dos sería lo más adecuado. Uno de ellos utilizando una plataforma social como Dribble o Behance. Esto te dará la posibilidad de mostrarte de una forma ágil y eficaz para mostrarte como creativo en poco tiempo.

El segundo portfolio deberá ser más extenso, en formato PDF o impreso. En este tendrás una mayor libertad para explicar al detalle tus casos de éxito y en él deberás cuidar al máximo cada detalle (el diseño, tu identidad gráfica…)

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.