Manual de identidad corporativa: Aplicación del sello a soportes físicos

Para zanjar nuestra serie de consejos para la elaboración de un manual de identidad corporativa es necesario que hagamos incisión sobre un apartado imprescindible: La aplicación de todo nuestro trabajo a un soporte físico, lo que supone de alguna manera la prueba del algodón y una orientación más gráfica y precisa sobre cómo deberá quedar reflejada la identidad de nuestro sello en los diferentes soportes.

Esta sección debe ser desarrollada con la misma rigurosidad que el resto de apartados y subapartados que integran nuestro documento. En contra de lo que te pueda parecer, resulta tremendamente ilustrativa y útil para tus clientes. Muchos de ellos necesitarán ojearla a la hora de plasmar todo tu trabajo en el destino final por lo que es imprescindible que ofrezcamos los insertos de nuestros diseños de una forma detallada e instructiva.

Si bien es cierto que en comparación con el resto de secciones esta puede resultarnos más fluida y sencilla, también es verdad que en muchas ocasiones no se le sabe sacar todo el rendimiento que se puede. Cuando estamos desarrollando sobre todo primeros trabajos y proyectos de este tipo podemos caer fácilmente en algunos errores. Por eso a continuación te voy a dar algunos consejos que pueden alumbrarte un poco y convertir tu trabajo en un resultado óptimo:

  • El primer consejo que podría darte es que no te excedas con las aplicaciones que propones en tu manual. En resumidas cuentas de lo que se trata es de acotar y servir un abanico de posibilidades realmente practicables. Conocer los objetivos y el público potencial del cliente será algo fundamental. Dependiendo del sector que ocupe estará más predispuesto a utilizar unos soportes concretos y serán estos los que nuestro cliente necesite. No será un buen manual aquel que no esté enfocado a la empresa en cuestión y que no guarde relación con las prácticas reales que esta empresa desarrolla a diario.
  • ¿Mock-ups o ilustraciones? Yo personalmente me decanto por la primera opción, básicamente porque me resulta más realista y esto al fin y al cabo se traduce como garantías. Las garantías y la precisión son elementos muy valorados por el cliente. Te recomendaría que empleases Mock-Ups de diverso tipo. Desde dispositivos electrónicos (si es que estamos hablando de la plasmación en soporte digital) a soportes analógicos (como papelería o merchandising). El objetivo siempre será preservar una mayor variedad de matices y detalles.
  • Procura centrarte en su carácter más funcional. Nuestro cliente está buscando un documento que realmente sea de utilidad a la empresa en cuestión y le pueda resolver ciertas dudas en algún momento dado. Siempre deberemos buscar (o crear) ilustraciones y fotografías realmente legibles y que nos aporten precisión. No busquemos mockups basándonos únicamente en su atractivo. De lo que se trata es de reforzar ese carácter técnico, visual, orientativo e instructor. Si además logramos hacer esto sirviéndonos de unos buenos medios y una buena estética, mejor, pero procurar encontrar el equilibrio entre estética y funcionalidad.
  • La proporcionalidad y los datos técnicos nunca deberán faltar. Ten en cuenta que estamos presentando prototipos de los productos finales. Salvo en contadas ocasiones, no estaremos ofreciendo una ilustración a escala real. Por eso es de vital importancia que concretemos la escala de nuestros prototipos y proporcionemos todas las indicaciones que sean oportunas así como las posibles variaciones que pueden darse en el supuesto de que el modelo de nuestro soporte cambie. A veces en un mismo soporte la forma de integrar nuestros diseños puede variar porque el modelo cambia. Imagina que plasmamos la identidad en el uniforme de los trabajadores. Probablemente la disposición de los elementos cambie si estamos hablando de una camiseta de manga corta con botones o de una sin botones. Si hablamos de una chaqueta o de unos pantalones. El soporte es un soporte textil en cualquier caso pero dependiendo de las estaciones del año o de cualquier otro tipo de circunstancia externa, estos pueden variar.
  • Haz que tu contenido sea fácilmente localizable y sírvete de sub-secciones: Yo generalmente suelo dividir este apartado en cinco sub-secciones: Papelería (donde se incluyen tarjetas de visita, catálogos, sobres…), soportes electrónicos (ordenadores, smartphones, tabletas…), soportes logísticos (todo tipo de vehículos), soportes textiles (uniforme de trabajo) y Merchandising (Tazas, calendarios, pósters, gorras…).

Por último y a un nivel más general, te recomiendo que busques  manuales de identidad visual y modelos al respecto por la web. Hay algunos muy buenos que te pueden inspirar y guiar para poder elaborar tus primeros manuales. Yo suelo dedicarme con bastante implicación porque sé que es uno de esos complementos o puntos extra que un cliente valora. La profesionalidad, la rigurosidad y la entrega en lo que hacemos como diseñadores es lo que acaba marcando la diferencia, así que hay que perfeccionar hasta el último detalle. Estos consejos están basados en mi propia experiencia aunque si tú tienes alguna experiencia o quieres compartir algún otro consejo no dudes en dejarnos un comentario ¡No nos comemos a nadie! 

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.