Manual de marca, descubramos qué es

El manual de marca se ubica en la creación de la identidad corporativa, el conjunto de características, valores y creencias que rodean a un producto, empresa o servicio. Nos ayuda a diferenciarnos de la competencia, a crear un esqueleto firme de nuestras identidad, ser únicos y destacar de manera positiva. Es la disciplina que surge de la investigación, la planificación de una estrategia y el diseño de los elementos.

Al crear una marca o logotipo debemos tener en cuenta todos los aspectos, es decir, todas sus aplicaciones para que todo tenga coherencia entre ello. Para conseguirlo es imprescindible que como empresa crees un manual de marca, un documento en el que se especifiquen todos aquellos detalles que se deben tener en cuenta a la hora de utilizar los conceptos gráficos. En resumen, explicar cómo debe ser usada la marca.

¿Qué contenidos encontramos en un manual de marca?

Los apartados de un manual de marca pueden variar dependiendo del tipo de empresa o servicio al que nos dediquemos. Debemos tener en cuenta que cada empresa tiene unas necesidades diferentes y por lo tanto, las aplicaciones pueden abarcar diferentes medios o soportes.

El logotipo

Para empezar, el elemento más destacado y que nos aporta más personalidad es el logotipo. Debemos marcar el área de respeto, nos referimos a los espacios entre los elementos, define el espacio mínimo permitido alrededor del logotipo. No deben aplicarse otros elementos dentro de esta zona. Esto garantiza la correcta aplicación y legibilidad de nuestra marca.

En este apartado podemos especificar otras aplicaciones como la combinación las diferentes variantes de nuestro logotipo, el tamaño mínimo de reproducción en diferentes formatos, las diferentes versiones del logotipo, entre otros.

Los colores

Definir los colores principales que representarán nuestra marca es imprescindible para crear una identidad en la mente del usuario. La paleta de colores pueden aplicarse de diferente forma dependiendo el soporte en el que lo queramos aplicar, debemos definirlo en el manual de manera clara. Para asegurarnos que los colores serán siempre los mismos debemos indicar el color con los paramentos CMYK, RGB y web.

Por otro lado, debemos hacer lo mismo con los colores secundarios y de destacado. Por ejemplo, podemos definir que el color gris lo utilizaremos para os textos base de lectura, para dividir columnas en tablas.

Para asegurarnos que tanto los soportes impresos y digitales utilizan el mismo color se puede crear una tabla indicando los valores CMYK (impreso) y RGB (digital) a modo de resumen.

Tipologia de colores

Para entender de manera técnica las diferentes tipologías de color, los dividiremos en cuatro tipologías:

En primer lugar encontramos el Pantone, seguro que has oído a hablar de ellos ya que son los colores más utilizados. Se trata de un catálogo de color. Al elegir un pantone concreto, te aseguras que al llevar un proyecto a imprenta el color de la pantalla sea el mismo que en papel.

En segundo lugar, hablamos de CMYK, estas iniciales corresponden a los colores que utilizan las impresoras para conseguir el resto de colores. Esta combinación esta compuesta por el cyan (azul), magenta, amarillo y negro. Las siglas corresponden a las palabras en ingles. Los colores en CMYK no son exactamente los mismos, ya que dependerá de la calibración de cada impresora.

Seguimos con los colores de la pantalla, llamado RGB, formados por la combinación de rojo, verde y azul. Lo utilizaremos para todos aquellos soportes digitales.

Para terminar, HTML es un código formado por seis cifras y letras que se utilizan para determinar los colores en el diseño web.

Tipografía

Un error que debemos evitar es no marcar una tipografía acorde a nuestra marca. Es importante utilizar siempre la misma familia tipográfica para comunicar. Además, debemos tener en cuenta los diferentes pesos, es decir, si utilizaremos la bold (negrita), regular o light (fina).

Cada tipografía nos aporta unas características diferentes, si queremos transmitir modernidad, innovación nos decantaremos por una sans serif (sin serifa), podemos utilizar google fonts para inspirarnos en la elección.

No hay que olvidar de especificar los tamaños de las tipografías y el interlineado según el formato. Podemos crear tablas con la información necesaria para cada formato. Además, hay que tener en cuenta de qué color aparecerán nuestros textos. Una idea es dividir los textos según su importancia:

  • Títulos.
  • Subtítulos.
  • Textos.
  • Textos referentes a gráficos o pies de foto.

Rejilla base

La rejillas base son una ayuda para posicionar elementos de manera ordenada, es decir, posicionar cada elemento de manera coherente en el espacio. También nos permite flexibilidad en la distribución de composiciones. El objetivo es dar una apariencia uniforme.

La rejilla base se basa en el espaciado de la línea de texto del cuerpo, marcando la distancia entre los textos. La rejilla base debe modificarse dependiendo de los formatos a los que queremos aplicar, no será la misma en un formato grande como un A2 que en un A4.

Imágenes

Debemos marcar los valores visuales de la marca para garantizar la coherencia en las imágenes. Podemos definir las caracetristicas que queremos representar, por ejemplo, podemos definir que queremos representar situaciones de la vida cotidiana, realistas y autenticas. Utilizando personas de clase media, familias, personas sonrientes, de aspecto agradable.

Encontrados dos parámetros a definir:

  • El lenguaje visual, es el que define el contenido de las imágenes
  • El estilo de la imagen, define los criterios formales que la imagen debe cumplir. En este apartado incluimos luz, color o perspectiva.

Para ser aun mas meticulosos, se considera la posibilidad de hacer un listado con el estilo fotográfico, señalando el tono, la paleta de colores, el uso de los fondos. Adjuntar imágenes de muestra es un buen recurso para evadir dudas.

Pictogramas

Los pictogramas son símbolos o iconos de imágenes que representan la información de forma sencilla y gráfica. Deben ser lo más claros posibles y no depender del lenguaje. Optar por tener un catalogo de pictogramas es útil para tenerlos siempre a mano, además que nos asegurara mantener una línea gráfica.

Soportes y aplicaciones

Estandarizar los diferentes soportes que se utilizan más a menudo dentro de la actividad diaria de la empresa reforzara nuestra identidad de marca. Te dejamos con algunos ejemplos a tener en cuenta:

  • Papel de carta A4
  • Tarjeta de visita
  • Sobre americano
  • Carpeta
  • Acreditación
  • Bolsa
  • Recibos
  • Flyer/Póster
  • Roll-up
  • PPT (Presentaciones)
  • Banners

En definitiva, la tipología de empresa define las necesidades del manual de marca. A medida que nos vamos expandiendo, seguramente necesitaremos ampliar los parámetros gráficos y por lo tanto, el manual se tendrá que ir renovando, como mínimo, anualmente.


Categorías

Diseño Gráfico

Graduada en Publicidad y Relaciones Públicas y especializada en Diseño Gráfico. Me apasiona el arte, la ilustración y el mundo audiovisual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.