Cuando el logo de Microsoft era el de una banda de metal

Microsoft

Quién le diría a la archipoderosa Microsoft que en sus inicios, uno de sus logos, parecía más bien el de una banda de rock que el de una empresa dedicada a las nuevas tecnologías; principalmente por ser la que cambió el panorama de los PCs hasta llegar a día de hoy.

Y es que hay un logo que podría pasar por ser el de Megadeath o bandas de música de heavy allá por los 80. Curioso como el lenguaje de diseño ha cambiado y como esa misma empresa ha ido modificando su logo para dejar de lado esas formas oblicuas y bien largas que podemos encontrar en la M, la R y la F.

Fue allá por 1980 cuando Microsoft dio un paso hacia delante con un rediseño de logo que quedará para la historia, ya que parecía más el de una banda de metal que el de una compañía dedicada al desarrollo de software.

Microsoft 70

Son curiosas las formas y esas letras oblicuas con ángulos cerrados y que no pareciera ni la propia Microsoft. Pero es que si nos vamos al de 1975, casi parece que nos vamos a la música disco con ese funky que triunfó tanto en esa década.

Si que la cosa ya cambió de parecer cuando nos vamos a 1982 y la fuente toma un aspecto más serio con esa vocal central que va acercándose a lo que sería una empresa tecnológica. Y en 1987 ya nos vamos acercando a esa memoria visual y que tenemos muy vinculada con lo que ha sido esta empresa dedicada a su sistema operativo, aunque luego ha ido acercándose a otros segmentos como el del entretenimiento.

Una evolución en el logo más que curiosa y que no se puede comparar a otras como Apple en la que el color era lo que sobresalía. Quedará ahí para el estudio y el devenir de esta compañía que se encuentra como una de las gigantes actuales del software.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.