Relación de conceptos a la hora de diseñar un logotipo

Relación de conceptos a la hora de diseñar un logotipo para conseguir que nuestra marca funcione de forma correcta y consiga llegar a un mayor numero de usuarios gracias a una comunicación más eficiente, no debemos olvidar que una imagen corporativa debe actuar de una manera que represente lo que somos de tal manera que actué como la ropa que llevamos puesta cada día.

En este post veremos un caso practico de una imagen corporativa con la intención de dominar esos conocimientos básicos necesarios a la hora de crear una imagen corporativa, en este caso hablaremos sobre esta imagen de ejemplo y de la relación de conceptos que hay tras ella.

Antes de empezar a diseñar una imagen corporativa debemos tener claros lo qué somos y lo qué queremos comunicar, es aquí donde se encuentra el primer paso para crear nuestra imagen gráfica. Después de tener claro esto es cuando podremos empezar con la parte gráfica, antes de esto solo trabajaremos la parte teórica.

PASOS PARA CREAR UNA IMAGEN CORPORATIVA 

Conoce tu marca

Lo primero que tenemos que hacer es apuntar las características de nuestra marca y hacernos toda una serie de preguntas que nos sirvan de ayuda para llegar a la esencia de lo que somos: ¿qué hace mi marca?, ¿a qué se dedica?, ¿cuáles son sus metas?, ¿dónde se mueve mi marca?

Busca relaciones y conexiones

Lo siguiente que debemos hacer es buscar relaciones con conceptos de todo tipo que puedan ayudarnos a identificar nuestra marca. Esta parte es fundamental para conseguir una comunicación eficaz que funcione correctamente: ¿cómo es nuestra marca?, ¿tiene algún valor destacado?, ¿se puede relacionar con alguna marca existente?. En esta parte buscaremos esa relación que posteriormente desarrollaremos en la parte gráfica, por ejemplo si nuestra marca se dedica al mundo ecológico buscaremos relaciones que estén dentro de ese mundo verde. En esta parte el uso de imágenes ayuda mucho para establecer una relación de contenido y trabajar de forma más eficaz.

Un ejemplo seria esto:

Nuestra empresa es verde pero con un toque de glamour. En este caso buscaremos una relación con el mundo verde pero también con el mundo del lujo, traducido de forma gráfica podría ser de la siguiente manera: colores verdes + dorados. Desde un punto de vista gráfico si relacionamos esto con imágenes hablaríamos de hojas, diamantes, oro…etc. Se trata de buscar esas relaciones.

Crea un mapa de imagenes y referencias

Busca imágenes que se relacionen con tu marca y crea un mapa visual para guiarte mejor en el desarrollo de tu imagen corporativa. Los mapas visuales siempre ayudan a trabajar de una manera más fácil y practica pues nos ayudan a crear esas conexiones de contenido.

Traduce lenguajes: del lenguaje conceptual al lenguaje gráfico

El lenguaje conceptual teórico se puede traducir al mundo plástico, esto sin duda la parte final de todo proyecto de diseño pues es fundamental que toda nuestra información teórica recopilada hasta ahora vea la luz de forma gráfica. Para hacer esto lo que tenemos que hacer es buscar similitudes entre la información teórica y el mundo de las imágenes, las formas y los colores. Por ejemplo si nuestra marca se dedica al mundo del deporte deberemos pensar en líneas finas orgánicas que evoquen movimiento, colores fuertes que trasmitan energía…etc. Esta parte siempre debe tener muchos filtros: por ejemplo si nuestra marca deportiva es de lujo deberemos tener mucho cuidado a la hora de usar colores saturados porque quedaría fuera de lugar.

IMAGEN CORPORATIVA DOX: CASO PRACTICO

Ahora vamos a ver un poco el recorrido del desarrollo de la imagen corporativa DOX.

Dox es un canal de Youtube personal que ofrece contenido de diseño y arte, su principal acción es ofertar material audiovisual a modo de formación desde la plataforma de Youtube. 

¿Qué debe representar la imagen corporativa de Dox?

Se trata de un lugar que contiene mucho contenido: en este caso nos centramos en la idea de caja o recipiente que almacena algo. Después de esto se busco una relación con el propio nombre de la marca, se paso de la idea de box (caja) a la idea de dox (caja de diseño) mediante un cambio en una de las letras se consigue reflejar esa característica conceptual.

Con este simple cambio en la palabra original se llega a un buen resultado con trasfondo y apoyo conceptual.

Lo siguiente que se hizo fue crear la parte gráfica visual de la marca, para ello se busco representar la idea de caja de una manera bastante abstracta con el objetivo de mostrar ese concepto de forma sutil.

Siempre que trabajemos en una imagen corporativa debemos tener claro la relación de conceptos para conseguir una comunicación más eficaz, buscar una justificación para todo lo que hagamos pues en diseño no se debe dejar nada al azar. El uso de las formas, los colores, las tipografías deben estar basadas en una serie de necesidades que hayamos detectado anteriormente, si el trabajo previo esta bien realizado ya tenemos mitad del trabajo hecho.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *