Seniority, el perfil de un diseñador: Junior, Semi Senior y Senior

seniority

Seguramente tengas bastante experiencia buscando oportunidades y ofertas de trabajo en los bancos de empleo y te hayas dado cuenta de que ni por asomo no todas las ofertas van destinadas a un mismo perfil profesional. Aunque esto es algo que se da en todas las áreas profesionales, dentro de campos como el diseño gráfico, esta diferencia se acentúa bastante. Estoy segura de que tienes una ligera idea de cuál es el significado de un perfil Junior, Senior o Semi Senior. Pero, ¿qué implicaciones tiene cada uno de estos perfiles y en cuál de ellos encajas y te sitúas tú como diseñador? Es algo que tienes que tener claro para filtrar de una forma efectiva las ofertas de trabajo que vas encontrando y que pueden interesarte.

Hay algo que es innegable, y es que los diferentes escalones o grados de Seniority van en sintonía con las propias necesidades y de alguna manera también con la propia cultura de cada equipo de trabajo o empresa. Los criterios para definir uno u otro perfil pueden variar sustancialmente al cambiar de un entorno de trabajo a otro. Unos se basan en la cantidad de años (tiempo) de experiencia que un trabajador tiene a sus espaldas aunque otros se centran más bien en el tipo de conocimientos de tipo técnico que un trabajador tiene. Aunque parezca algo confuso, hay ciertos distintivos ineludibles respecto a esta diferenciación. Hoy los trataremos aquí y trataremos de despejar de tu mente cualquier género de dudas respecto a este tema.

Como hemos aclarado en la introducción, hay diferentes criterios que pueden definir el nivel de Seniority de un diseñador gráfico. Nosotros los vamos a ver todos. Desde la experiencia laboral, los conocimientos técnicos, los conocimientos funcionales,  el factor seguimiento, la proactividad como agente decisivo, la calidad de su trabajo o su capacidad para innovar y liderar.

Tu experiencia laboral

Este punto se resume en cuál ha sido la cantidad de tiempo empleada desarrollando trabajos para un determinado sector. Es importante que tengas en cuenta que aquí no importan los trabajos realizados en forma de prácticas en tu etapa como estudiante. Por supuesto, tampoco se contabilizará la cantidad de años que hayas invertido en trabajar para otros sectores diferentes al diseño gráfico, tal y como hemos dicho antes. La cifras que se barajan en este criterio son las siguientes:

  • Junior: Menos de dos años de experiencia profesional.
  • Semi Senior: Desde 2 años hasta 6 años de experiencia.
  • Senior: Más de 6 años de experiencia laboral dentro del campo del diseño gráfico.

 

Tus conocimientos Técnicos

Cuando hablamos de conocimientos técnicos, estamos abarcando desde herramientas a tecnologías e incluso metodologías de trabajo que el diseñador deba poner en práctica en el puesto al que opta para cumplir sus funciones.

  • Junior: Para desenvolverse en su trabajo, probablemente necesite supervisión o acompañamiento por parte de un trabajador o miembro del equipo que le auxilie cuando sea necesario.
  • Semi Senior: Puede desenvolverse perfectamente en su puesto de trabajo, es completamente autónomo, pero aún comete errores previsibles.
  • Senior: Es todo un referente dentro del equipo de trabajo y normalmente auxiliaráa otros compañeros.

 

Tus conocimientos funcionales

Tiene que ver con el funcionamiento y la metodología de trabajo dentro de los circuitos empresariales.

  • Junior: Requiere de cierto nivel de acompañamiento.
  • Semi Senior: Conoce una gran parte de los procesos que implican el negocio y es totalmente autónomo.
  • Senior: Es aquel que implanta las metodologías y los estándares en el desarrollo de proyectos.

 

Proactividad.

Cuando hablamos de proactividad en realidad estamos definiendo el grado de pasividad (desde su presencia a su total ausencia) que existe dentro de un trabajador.

  • Junior: Este perfil de profesional necesita que de una forma continua estén marcando sus líneas de trabajo. Necesita que de alguna manera definan el trabajo que debe desarrollar.
  • Semi Senior: Aprovecha su tiempo al máximo y cuando encuentra hueco pide nuevas tareas.
  • Senior: Aporta ideas novedosas y es quien incita al movimiento dentro del equipo de trabajo.

 

Indicadores determinantes

Hay una serie de parámetros que están implícitos dentro de estos perfiles:

  • Junior: Su calidad de trabajo es media-baja, como también lo es su productividad. Su capacidad de innovación dentro de la empresa es inexistente.
  • Semi Senior: La calidad y la productividad son medias. Su innovación es reducida.
  • Senior: Tanto su la calidad de su trabajo, como la productividad y su capacidad de innovación son altas.

 

¿Y tú a qué perfil correspondes? ¡Déjamelo en la sección de comentarios!

¿Necesitas contratar un hosting para tu web?
En SiteGround tienes disponible una amplia oferta de hostings para todo tipo de bolsillos y necesidades. Encuentra el hosting que estás buscando al mejor precio, con las últimas tecnologías en velocidad y seguridad web y soporte en español 24h:
HostingHosting WordPress

Un comentario

  1.   Ismael Alviani dijo

    Me gusta la definición de semi senior, aunque no he visto en la práctica esa distinción: Las consideraciones que suelo percibir en las ofertas son Junior (No sabe y tiene que aprender mucho del senior) o Senior (sabe y es el que enseña a los junior), más allá de ahí no parecen entender de un punto intermedio o peor aún, consideran el conocimiento técnico como el único relevante a la hora de escoger candidato.

    Asuntos como metodología de trabajo son competencias del responsable y la proactividad muchas veces la han tratado como “indeseada” porque aportar ideas mengua la productividad del diseñador que, al fin y al cabo, es una herramienta de soporte. Frases como “no te pago para que pienses” creo que ha sido una lacra que todos los del gremio hemos sufrido en algún momento.

    Esperemos que en España las empresas vayan madurando la gestión de sus recursos gráficos y estas distinciones (muy acertadas e indispensables para una correcta gestión de equipos), vaya calando en la cultura empresarial e integren en sus modelos de negocio la gestión de marca como un elemento que aporta Valor diferenciado en el mercado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *