Tabla para comprobar la compatibilidad HTML5/CSS3

El gran problema del HTML5 y de los estilos CSS3 es básicamente que cada navegador tiene un ritmo de implementación de funciones distinto, lo que provoca que si implementamos alguna función y la probamos en X navegador, cuando un usuario entre desde el navegador Y es posible que no lo vea como nosotros.

Obviamente a la cola de todos se sitúa el lamentable Internet Explorer, que hasta su versión 8 cuenta con un soporte ridículo para CSS3, todo lo contrario que el resto de navegadores modernos, los cuales están cada día innovando y mejorando sus prestaciones con los nuevos estándares.

Lo mejor sin duda es que veáis el cuadro y así podéis observar la diferencia, porque sino es larguísimo de explicar.

Enlace | Tabla Compatibilidad


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *