Cómo trabajar con un diseñador en un proyecto gráfico

Una guía para trabajar con un diseñador gráfico cuando le encargas un proyecto

Cómo trabajar con un diseñador en un proyecto gráfico es algo que requiere comunicación y conocimientos entre ambas partes para poder llegar a un resultado favorable para ambos, es por esto que resulta necesario conocer algunos aspectos básicos del trabajo del diseñador. Como clientes no formados en diseño es normal que desconozcamos los conocimientos técnicos del diseño gráfico, por ese motivo es recomendable seguir el asesoramiento del diseñador en todo momento pues este ha pasado por una formación previa.

Trabajar con un cliente siempre es difícil pero es el pan de cada día del diseñador, es el pack que viene con la profesión ya que todo no es ponernos detrás de una pantalla sino de actuar como asesores, vendedores y magos en algunas ocasiones (los diseñadores lo entenderán). Ayuda al cliente con el objetivo de mejorar el trabajo entre ambas partes.

Cuando trabajamos con un diseñador gráfico solemos cometer muchos errores que podrían evitarse de forma muy simple si aprendemos una serie de aspectos muy básicos y los tenemos siempre presentes. Siempre que vayamos a enviar algún tipo de archivo a un diseñador es recomendable hablar previamente con él.

En algunas ocasiones tendremos que enviarle un logotipo a un diseñador gráfico para que lo inserte en el diseño, es aquí donde los clientes suelen cometer los mismos errores. Un logotipo nunca debe enviarse en un Word porque es de mala calidad y no es nada recomendable hacer eso. Siempre debemos intentar enviar el logotipo en formato vectorial (AI, SVG..etc) para poder trabajar con la mejor calidad posible. En el caso de enviarlo en otro formato, es recomendable hacerlo sin fondo.

Enviar un logotipo a un diseñador gráfico para conseguir un buen resultado

Un logotipo debe ser algo que muestre calidad y profesionalidad, por ese motivo el cliente debe asegurarse que su logotipo no se pixela ni pierde la calidad en ningún momento. No es por fastidiar al cliente sino es por mejorar el resultado gráfico.

El cliente siempre debe enviar las fotografías al diseñador en alta calidad

Las fotografías siempre se deben trabajar en buena calidad, el cliente debe enviarle las imágenes al diseñador en la mejor calidad posible evitando siempre fotos pequeñas y de poca resolución. Las imágenes son un aspecto fundamental en un diseño, por ese motivo se debe asegurar que el diseñador trabaja con buenas imágenes.

Siempre se debe trabajar con formatos sin perdida (PSD, TIFT…etc) para poder retocar las imágenes con brutos de buena calidad y tener una perdida menor posteriormente. Nunca debemos enviar imágenes en words, PDF, capturas de pantalla y similares. En Internet podemos encontrar bancos de buscadores de imágenes donde conseguir todo tipo de fotografías.

¿Qué pasa si el cliente no tiene buenas imágenes? 

Podemos usar bancos de imágenes de Internet. Actualmente en la red encontramos miles de bancos de imágenes gratuitos y de pago que nos permiten descargar todo tipo de fotografías. El diseñador puede buscar imágenes para el cliente, o el cliente las puede buscar para el diseñador.

Las tipografías son algo fundamental en un proyecto gráfico

Podemos encontrar en Internet catálogos para descargar tipografías evitando de esta manera usar malas tipografías para un diseño. El cliente puede asesorar al diseñador enseñándole posibles preferencias sobre las tipografías, es cierto que el cliente carece de formación pero puede mostrar cuáles son sus ideas de una forma más clara gracias a los bancos de tipografías que puede encontrar en la red.

Trabajar de forma ordenada es fundamental tanto para el cliente como para el diseñador, por ese motivo siempre se debe trabajar usando carpetas ordenadas y numeradas con el objetivo de tener un control mayor de toda la información. En muchas ocasiones tendremos que trabajar con muchos tipos de archivos diferentes al mismo tiempo, si no trabajamos ordenados nos podemos volver locos o lo que es peor aún, entregar un mal producto al cliente. Supongamos que le encargamos el diseño de un cartel a un diseñador, para este diseño tenemos referencias, imágenes, textos y logotipos de patrocinadores, en este caso lo que deberíamos hacer es crear una carpeta para cada tipo de archivo.

  • Fotografías (300ppp)
  • Logotipos (formato vectorial, alta calidad, sin fondo)
  • referencias (Pinterest, fotos, etc)
  • textos (aquí si podemos usar word :)

Enviar archivos a un diseñador gráfico es algo que debe hacerse de forma ordenada

Cuando el diseñador nos envía el diseño y queremos realizar algún tipo de cambio porque hemos visto que no nos convence alguna parte lo recomendable es hacer un boceto sobre el diseño original marcando los cambios, esta manera mejora la comprensión y la comunicación entre ambas partes. Si los cambios los hacemos escritos en un Word cuesta más hacerse a la idea de los errores, es mejor hacer un boceto rápido (digital o en papel) indicando todos los cambios.  Es muy recomendable hablar previamente con el diseñador de forma directa para comentarle esos cambios. Podemos usar Skype para mostrarle los cambios en tiempo real y mejorar de esta manera el trabajo de ambos.

Un cliente debe mostrar de forma clara las correcciones a un diseñador gráfico

La comunicación siempre es algo fundamental, ya sea en un proyecto gráfico o en cualquier otro tipo de trabajo, comunicarse de forma clara es imprescindible. Para esto tenemos muchas herramientas digitales (Skype, redes sociales, Pinterest…etc) todo con el objetivo de entendernos lo mejor posible a la hora de trabajar. Tenemos que saber que el diseñador no solo es la persona que ejecuta un proyecto sino que es también un asesor que nos puede ayudar a tomar decisiones relacionadas con el proyecto gráfico que se tenga entre manos. Es muy recomendable no cambiar nada de un diseño sin antes consultarlo con el diseñador, no debemos olvidar que el diseñador gráfico tiene una formación y sabe lo que hace, ¿acaso te harías tu mismo una cirugía o irías mejor a un cirujano real?, lo mismo ocurre con este tema.

El diseñador gráfico puede asesorar al cliente en todo momento

La lucha entre el diseñador y el cliente es algo que siempre esta presente en todo momento, es por esto que debemos aprender a trabajar de la forma más cómoda posible para conseguir que ambas partes se entiendan y lleguen a un buen resultado. ¡ Diseñadores del mundo! recordad que no solo somos ejecutores sino también profesores que educan clientes.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *