Tutorial: Integrar un rostro en una manzana (i)

En este tutorial veremos de una forma muy sencilla cómo personificar una manzana teniendo en cuenta los aspectos esenciales para crear una integración realista y profesional. Para ello utilizaremos diferentes documentos: La imagen de nuestra manzana, imágenes para los diferentes rasgos faciles, una fotografía con la hoja que corona al personaje y por otro lado utilizaremos una fotografía de un gusano.

Las herramientas más importantes para sacar adelante composiciones de este estilo son: Las herramientas de selección, los modos de fusión, niveles, curvas, borrador y dedo si fuese necesario. ¡Empezamos!

En primer lugar importaremos la fotografía base sobre la que vamos a trabajar, en este caso nuestra manzana, aunque obviamente tú podrás utilizar el elemento que quieras para personificarlo, el método sería muy similar.

Acto seguido importaremos el ojo con el que vamos a trabajar. Procuraremos que tenga una gran resolución. Para aplicar los ojos, la boca y la nariz yo me serviré de diferentes fotografías.

Nos iremos a una herramienta de selección en el menú de herramientas y escogeremos la que mejor nos convenga. En este caso utilizaremos la herramienta de selección poligonal. Una vez hayamos seleccionado los límites de nuestro ojo (incluyendo las líneas de expresión), nos iremos al menú Selección> Invertir y pulsaremos la tecla Supr para eleminar el área que no nos interesa.

Ahora trabajaremos en las iluminaciones y el contraste de nuestor ojo. Iremos al menú Imagen> Ajustes> Curvas.

Buscaremos la opción más acertada, pretendemos destacar las zonas de contraste para poder integrar nuestra imagen con más facilidad en la manzana. En este caso le hemos dado unos valores de 180 de salida y 175 de entrada, aunque esto depende de tu proyecto.

 

Nos iremos al menú Imagen> Ajustes> Niveles. Buscaremos la solución más acertada para destacar las zonas más claras y las más oscuras pero teniendo mucho cuidado de no quemar la imagen. En este caso hemos modificado los valores de entrada en 7/ 1,15/ 226.

Con la herramienta Transformar (en el menú Edición> Transformar o con Ctrl + T) modificaremos el tamaño y la disposición de nuestro ojo hasta quedar satisfechos.

Una vez que lo hayamos hecho, nos iremos a la herramienta de borrador (E) y escogeremos un pincel muy difuso, también modificaremos el tamaño para poder trabajar a la escala más adecuada. Lo que haremos será dar repasos a los límites de ese ojo con el objetivo de suavizarlos y hacer que se mezclen de una forma más suave con la superficie de la manzana.

A continuación, en el menú de capas (y teniendo seleccionada la del ojo) modificaremos el modo de fusión escogiendo el modo Luminosidad.

Una vez hecho esto, volveremos a utilizar la herramienta de borrador y desde una distancia más corta perfeccionaremos el corte.

Como pretendemos conservar los colores del interior de la cuenca del ojo sin influir en la zona externa, lo que haremos será duplicar nuestra capa del ojo para trabajar sobre ella e integrarla con la original.

Le aplicaremos un modo de fusión a esta capa en Normal.

Nos iremos a una herramienta de selección (en este caso la herramienta de Lazo magnético) y seleccionaremos la parte deseada.

Afinaremos esta selección con el lazo poligonal si es necesario añadiendo área seleccionada o restando (para añadir haremos clic en Shift al mismo tiempo que seleccionamos y para reducir haremos clic en Alt al mismo tiempo que seleccionamos).

A continuación pulsareos sobre el menú Selección> Invertir y eliminaremos el área externa que no nos interesa en el botón Supr.

Perfecttionaremos esta integración entre las dos capas el ojo trabajando con la goma de borrar sobre la capa superior un tamaño de 300 y una opacidad del 20%.

Seleccionaremos ambas capas y en el panel de capas clicaremos sobre el botón de crear grupo nuevo. 

Se nos creará un grupo y no tendremos más que arrastrar nuestras dos capas sobre la carpeta del nuevo grupo e inmediatamente se incluirán dentro de la misma.

A continuación duplicaremos el grupo para tener nuestro ojo derecho.

Teniendo seleccionadas ambas capas de ese nuevo grupo, nos iremos al menú Edición> Transformar> Voltear horizontal.

Con el botón de arrastra lo posicionaremos en la zona más adecuada.

Para que quede mucho más natural tendremos que prestar atención a las zonas de sombras e iluminaciones. Como puedes ver en la zona derecha de la manzana hay un área más oscura, sombreada. Para igualar e integrar la superficie del ojo derecho, nos iremos a la herramienta de Subexponer y con una opacidad de un 50% un tamaño de pincel de 350 y un pincel muy difuso comenzaremos a repasar ese área.

El resultado deberá ser algo así. Ten en cuenta que los factores más importantes para que una integración de este tipo sea verosímil son la iluminación, el contrase y las concordancias de color entre todos los elementos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.