Wabi-Sabi y el diseño gráfico

The Cake Maker

Wabi-Sabi es una tendencia japonesa cuyo origen proviene de las ceremonias del té. Esta corriente, no solo estética si no también filosófica, habla de la observación de la naturaleza, de la aceptación de la imperfección y de la apreciación de la belleza en las cosas feas. Leonard Koren en su libro “Wabi-Sabi para Artistas, Diseñadores, Poetas y Filósofos” habla sobre esta estética japonesa como una manera de abordar la vida y el entorno que nos rodea.

“Wabi-Sabi es la belleza de las cosas imperfectas, impermanentes e incompletas.

Es la belleza de las cosas modestas y humildes.

Es la belleza de las cosas no convencionales.”

En origen, “Wabi” y “Sabi” tenían significados diferentes. “Sabi” significaba “frío” o “marchito”, mientras que “Wabi” significaba la desdicha de vivir solo en la naturaleza. A partir del siglo XIV, estos significados evolucionó hacia valores más positivos. Hoy en día se han difuminado tanto estos conceptos que resulta complicado mencionar uno sin referirse al otro. Podemos hablar de “Wabi” y referirnos a la simplicidad rústica de aquellos objetos creados por el hombre en el mundo natural, así como hablar se “Sabi” haciendo referencia a la belleza de aquello que está pereciendo.

Estos valores de imperfección y fugacidad tienen profundas raíces en el budismo y la sociedad japonesa. Sin embargo, estos valores se pueden percibir en el arte y la cultura occidentales.

¿Qué valores defiende esta corriente estética y filosófica?

Actualmente Wabi-Sabi defiende la observación de la naturaleza como la búsqueda de la verdad. De esta observación derivan tres lecciones: Nada es permanente, todo es imperfecto y todo está incompleto.

Teniendo claro estos conceptos, elementos como las piezas artesanales, grietas en la cerámica, materiales como el lino o la lana, pueden definir perfectamente esta tendencia estética y filosófica. Wabi-Sabi es la belleza de las cosas marchitas, desgastadas, empañadas, cicatrizadas, evanescentes, efímeras.

Wabi-Sabi y diseño gráfico

El diseño inspirado en el Wabi-Sabi es un diseño visceral, donde la textura y el desgaste es el protagonista.  De esta manera, valora lo imperfecto y lo incompleto. Un diseño simple, funcional y austero es un diseño que se acerca al pensamiento Wabi-Sabi. Pensar que todo tiene un proceso y las cosas cambian deriva a la perspectiva de que no es imperativo crear un diseño perfecto: ¿si nada dura para siempre, por qué perseguir la perfección? Al pensar en el diseño como algo temporal, es fácil llegar a crear un diseño simple y funcional. Se trata de celebrar la imperfección.

Diseño de Toby Ng Design

¿Cuáles son las elementos que acompañan a este tipo de diseño?

  • Acabados rugosos
  • Simplicidad y minimalismo
  • Asimetría
  • Desequilibrio
  • Colores planos y neutros
  • Texturas
  • Desgastes y roturas
  • Influencias orgánicas
  • Desarmonía

Wabi-sabi comenzó como una filosofía basada en los valores budistas de soledad, fugacidad y sufrimiento. Esto fue derivando a una visión simple, austera, ruda e imperfecta. A partir de estos elementos, se creó un movimiento de diseño que cada vez está más en tendencia, aunque a Occidente acaba de llegar.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.