Cómo digitalizar una ilustración sin que pierda calidad

Ilustración pintada a mano digitalizada

¿Te encanta dibujar y pintar y no sabes cómo digitalizar tus ilustraciones? ¿No quedan igual en tu ordenador en comparación con la realidad? Estás en el lugar adecuado.

En este post voy a explicarte cómo pasar tus obras de arte de análogo a digital de forma correcta, sin perder calidad en las mismas.

Escanear las ilustraciones: resolución y profundidad de color del escáner

Resolución

En primer lugar  tenemos que realizar el escaneado de las mismas, para pasar de un documento físico a uno digital. En el mercado existen multitud de escáneres de diferentes características, así como en las tiendas de impresión. Es importante conocerlos para sacarles el máximo partido. Es fundamental conocer la RESOLUCIÓN ÓPTICA del escáner. Ésta determina la cantidad de puntos de la imagen que el sensor del escáner es capaz de detectar, por lo tanto, a mayor resolución, mayor calidad de imagen. Dicha resolución se mide en puntos por pulgada, PPP o DPI. Para que nuestras imágenes se puedan ampliar sin perder calidad (por si por ejemplo, quisiéramos aplicarlas a una colcha), sería recomendable escanearlas a 800 PPP. En el caso de que estemos hablando de un patrón de imágenes o pattern, en el cual no es necesario ampliar demasiado, con 300 PPP sería suficiente.

Profundidad de color

La profundidad de color se mide en bits por píxel o BPP. A mayor profundidad de bits, mayor es la cantidad de tonos que se pueden representar en una imagen. Los escáneres suelen tener 24 bits, pero escáneres de 32 o de 48 bits nos van a generar resultados más fieles a la realidad.

Retoque de color en Photoshop: Modo CMYK y Niveles

Modo CMYK

Modo de color CMYK en Photoshop

Tras escanear adecuadamente nuestra ilustración, vamos a abrirla en Photoshop. En primer lugar iremos a Imagen > Modo > Color CMYK. El modo de color CMYK (Cian, Magenta, Yellow and Key black/ Cian, Magenta, Amarillo y Negro) suele aproximarse más a los colores de las imágenes analógicas o manuales, por lo que en este caso sería lo más fiel a la realidad. El modo de color RGB (Red, Green and Blue/ Rojo, Verde y Azul) es el más empleado en el mundo digital, pues los colores salen mucho más saturados. Si queremos promocionar nuestras ilustraciones en Internet, este modo sería más vistoso.

Pero si queremos realizar impresiones de las mismas en algún producto, trabajar con el modo CMYK va a ser más adecuado, pues las impresoras suelen utilizar este modo (por ello es muy común que, por ejemplo, al ir a imprimir una fotografía, ésta pierda su color, pues solemos llevarlas en RGB y la impresora trabaja en CMYK, por lo que si la retocamos previamente en este modo, nos garantiza que no haya pérdida de color).

Niveles

Uso de los niveles en Photoshop

Es conveniente utilizar los Niveles. Podemos aumentar los dos niveles de la izquierda y disminuir el de la derecha, de esta manera iremos aclarando el fondo de la imagen y destacaremos sus colores.

¿Cómo cambiar el fondo de la imagen en Photoshop?

Crear un nuevo archivo

Crear un nuevo archivo en Photoshop

A continuación vamos a destacar tu dibujo cambiándole el fondo. Para ello empezaremos creando un nuevo documento en Photoshop: Archivo > Nuevo. En el nuevo archivo vamos a seguir utilizando el mismo modo de color utilizado anteriormente. Vamos a elegir de fondo un color vistoso, que contraste con nuestra ilustración. Para ello utilizaremos el selector de color (pulsamos los dos cuadritos de color del programa), eligiendo el que queramos. Para aplicarlo pulsamos sobre la herramienta del bote de pintura y después sobre el archivo, que se coloreará.

Selección del color del fondo en Photoshop

Uso de la varita mágica

Uso de la varita mágica en Photoshop

Ya teniendo nuestro fondo preparado, volvemos al documento del dibujo, y seleccionamos la herramienta Varita Mágica. Después pulsamos sobre el FONDO DEL DIBUJO. Si no englobara nuestro dibujo en su totalidad, tendríamos que aumentar el valor de la TOLERANCIA, que se muestra en la barra superior del programa.

Pulsamos Selección > Invertir, quedando únicamente nuestro dibujo seleccionado, sin fondo.

Tras esto: Edición > Copiar. Volvemos al nuevo fondo coloreado y Edición > Pegar.

¡Ya tenemos nuestra imagen destacada con su nuevo fondo!

Esperamos que a partir de ahora puedas digitalizar tus obras maestras con más facilidad.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)