El logotipo de Badoo

Una de las aplicaciones más famosas del mercado para conocer gente y tener relaciones siempre debe estar a la vanguardia. La imagen de Badoo, desde su nacimiento ha visto algunos cambios. Este servicio nació en 2006 en Rusia pero no fue la primera. La primera web de citas surge en 1995 y se llama Match.com. Así al menos lo catalogan desde Dating Sites Reviews. Después, salieron a la luz todo un mercado de aplicaciones con la incursión de los smartphones y las aplicaciones. En esta ocasión hablaremos de el logotipo de Badoo y su origen.

La competencia para Badoo ha sido siempre enorme, pero ha mantenido un gran prestigio dentro de ellas. Otras como Tinder o Grindr (para la comunidad LGTBi+) confrontan por quien tiene más usuarios. Es por ello que el cambio de imagen, las actualizaciones y nuevos servicios son imprescindibles para mantenerse en la ola de las aplicaciones de citas.

Cuándo nace Badoo

Como hemos comentado al principio de este artículo, Badoo nace en el año 2006 como una web más de citas. Esto fue justo antes del nacimiento de los smartphones y la transformación al uso de aplicaciones móviles. Aunque el autor de esta aplicación es ruso, el lanzamiento se produjo en Londres. Esta aplicación comenzó con un único dueño, pero pronto otras empresas vieron el potencial que podía tener. Así, la empresa Finam capital adquirió el 10% de la empresa por 30 millones de euros.

Esta cifra desencadenó un crecimiento de la aplicación en Rusia primero y luego en el resto de países. Ya que, años después, en 2009, la misma compañía se hizo con un 10% más de la misma. Estas compañías tecnológicas tienen un crecimiento mucho mayor que las compañías tradicionales. Y es que en 2012, solo seis años después, Badoo cuenta con 150 millones de usuarios en su red en todo el mundo.

La mayor parte de estos usuarios viene de países como España, Francia, Italia y América Latina. Su influencia tuvo su parte negativa, ya que la viralización de la aplicación rusa, trajo consigo la amenaza por parte de Facebook de eliminarla de su plataforma.

Primer logo de Badoo

Primer logo Badoo

Como ocurriera con la mayoría de logotipos alrededor de 2006, Badoo nace con un logotipo muy colorido. De hecho, hace recordar al gigante tecnológico Google insertando un color diferente a cada una de sus letras. También lo hace con el tamaño de las letras. Cada una de un tamaño diferente. Su particular diferencia es que crea una imagen más desenfadada, dispuesta a generar atracción por parte de un público joven. Colores planos, sin sombras de tonalidad pastel (curiosamente como se lleva en este año 2022).

El primer logotipo de Badoo duró desde su inicio hasta el año 2017 donde decidieron realizar un cambio debido al crecimiento de la propia marca. Este cambio está más que justificado, ya que el propio logotipo estaba alejado de evocar aquello a lo que se dedica. Además, con la aparición de redes sociales más privativas como Facebook e Instagram y el boom del icono de ‘me gusta’ era de esperar que hubiese una modificación.

De manera fallida, este primer logotipo quería ser inclusivo con los diferentes colores, pero no termina de encajar. También incluyeron a modo de ojo, un punto dentro de la ‘O’ aparentando la cabeza y ojo de una persona, pero realmente pocos imaginan que eso sea representativo.

Cambio al nuevo logotipo de Badoo

Logo nuevo badoo

En 2017 vino el primer cambio. Badoo estaba perdiendo identidad y necesitaba realizar algunos cambios. Realizaron cambios en la tipografía, queriendo realizar un ‘handwritten’ (tipografía que simular estar escrito a mano) y elegiendo un corazón redondeado que parece inflado con aire. Esta isotipo viene refleja lo mismo que las letras redondeadas. Un icono y una tipografía amigable, que denota calidez y cercanía. Hace reflejar una cierta confianza.

El primer problema de este cambio es que la imagen era blanca y el corazón rojo. Algo muy común en todo el mercado, lo único que reflejaba parte de su identidad era que usaban un fondo de color morado. Pero solo si acompañabas con ese fondo podría tener sentido, pero no en todas las versiones vas a poder realizarlo de la misma manera. De hecho, la otra versión era letras negras y corazón rojo sobre fondo blanco. Algo que no ligaba nada con la marca y que la desquitaba de todo rasgo particular.

El logotipo de Badoo consta de dos partes: el símbolo gráfico y la marca denominativa. El símbolo anterior no era distintivo y carecía de un toque emocional, por lo que nuestro objetivo era crear uno nuevo que evocara emociones positivas, sentimientos cálidos y recuerdos felices en torno a fechas reales. Nuestro nuevo símbolo es cercano, amable, humano y acogedor.

Para hacer este cambio habían pasado 11 años, pero visto que el resultado no era el esperado, hizo falta un nuevo cambio tan solo 2 años después. El nuevo branding vino de parte del mismo equipo gráfico liderado por Sasha Ivanov. Y en esta ocasión, el logotipo ganó mayor identidad con tan solo dos movimientos. El primero fue incluir una distinción en un icono tan característico como manido, el corazón. Añadiendo una sonrisa, generando mayor jugabilidad para las fases de carga dentro de la app, por ejemplo. También cambiaron el tono del morado por un color más pastel y lo incluyeron en la tipografía. De esta forma, podemos ver una mayor identidad.

La función no intencionada de Badoo

Y aunque hemos hablado de Badoo como una simple aplicación para conocer gente o de citas, tiene una función muy especial. Y es que, con este tipo de aplicaciones de citas, la guardia civil y cuerpos de seguridad del Estado pueden averiguar que intenciones tienen los usuarios. Así, con un mínimo de rastreo bajo la seguridad de los usuarios, se investigan y cazan a muchos delincuentes y depredadores sexuales. Lo que hace más fácil esta función al poder ocultar tu identidad como si de una persona cualquiera se tratase.

La parte negativa de esta funcionalidad es la seguridad de la aplicación. Según un estudio de protección de la privacidad, Badoo suspendió, siendo relegada a una de las últimas posiciones de este mismo ranking.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.