Folletos informativos

folletos informativos

Fuente: Twitter

Si tuviéramos que destacar algún elemento publicitario o informativo que ofrece información y ayuda a proyectarla para que llegue a número de usuarios, sería sin duda los folletos. En el sector del diseño gráfico, los folletos forman parte del diseño editorial y publicitario, y no solo son un buen medio online, sino que además está muy presente en nuestro día a día.

Cada día, las empresas necesitan promocionar sus productos y es por ello que es importante conocer cómo hacerlo y qué formas existen de hacerlo. En este post, venimos a hablarte de nuevo del diseño editorial pero no como elemento principal, sino como un elemento más.

Es por eso que el trabajo de diseñar o diseñadora se acentúa cada día más ya que es importante saber de antemano qué son para su posterior diseño. Por ello, te vamos a explicar qué es un folleto informativo y te vamos a mostrar varios ejemplos de algunos de ellos. También te mostraremos para qué sirven cada uno y el porqué de la existencia de sus distintas tipologías y usos.

El folleto informativo

folletos informativos

Fuente: madness print

Un folleto informativo se define como una especie de documento o fichero que como su palabra indica, se caracteriza por contener información y ofrece e informa al usuario sobre algo. Su principal función es la de transmitir al receptor un mensaje, es por eso que lo encontramos en distintas agencias o empresas o incluso en distintos sectores, ya que cada una de estas empresas informa al cliente sobre su producto y los valores de la empresa.

Es por eso que en nuestro día a día, vivimos rodeados de todo tipo de folletos que nos informan. En el mundo del marketing empresarial o incluso digital, se diseñan folletos para conseguir promocionar a la marca y forma parte de medio publicitario. ¿Entonces existe una relación estrecha entre publicidad, diseño y folleto? Pues si, lo cierto es que la relación es bastante estrecha ya que una no sería nada sin la otra.

Características simples

  • Principalmente, los folletos informativos suelen estar diseñados de forma que contengan el texto suficiente para que el usuario capte la información necesaria. Es por eso que lo normal en un folleto es encontrar un título principal, el logo de la marca, un subtítulo y un texto secundario que acompaña toda la información. Muchos de ellos también contienen otros detalles de interés en el cliente como puede ser un número de teléfono de la empresa, un fax o correo electrónico o una red social inscrita.
  • Si destacamos el trabajo del diseñador o diseñadora, un folleto suele estar compuesto por elementos gráficos como imágenes, iconos, tipografías creativas, formas geométricas, colores, ilustraciones etc. Todos estos elementos son los que captan la atención de una forma más visual en el receptor.
  • Muchos de ellos suelen tener un tamaño que lo caracteriza, es decir, muchas empresas emplean formatos grandes para conseguir capturar la atención del público, de esta forma cuánto mayor es el tamaño, mayor información recibe el cliente sobre la empresa.

Ejemplos de folletos

trípticos de empresa

Fuente: Timing Studio

Según su tamaño y el uso que queramos darle a nuestro folleto informativo, se suele dividir en dos distintas tipologías, cada uno de ellos está compuesta de unas características diferentes y suelen estar destinados para un fin distinto.

Tipología 1

Dependiendo del formato suelen ser:

Puerta plegable

Los folletos informativos de puerta plegable son un formato muy poco presente en la mayoría de las empresas. ¿A qué se debe esta característica? pues es sin duda por su diseño y el valor económico que arrastra tras su impresión. Su coste es alto y por ello se suelen emplear para sectores como restaurantes de alta gama o empresas que inviertan mucho dinero en sus productos.

Suelen estar diseñados de dos formas: de cuatro o incluso de ocho compartimentos y suelen ser aptos si lo que quieres es emplear recursos gráficos que alteren el espacio de una forma más significativa como puede ser una imagen de gran tamaño o una ilustración que ocupe gran parte del formato.

Tríptico

el tríptico

Fuente: Word

El tríptico es un formato bastante peculiar, se caracteriza por estar dividido como su nombre indica en tres partes y son bastante útiles si lo que se pretende es dividir y distribuir de una forma clara y ordenada la información. Podemos encontrarlo de muchas formas pero lo más común es encontrarlo en forma de tres o incluso de seis compartimentos.

En definitiva, si lo que buscas es un folleto con la información mucho mejor distribuida y con espacio suficiente, siempre puedes optar por este tipo de formato. Además, puedes encontrarlos de diversos tamaños según la cantidad de información y de elementos que quieras añadir a tu folleto.

Díptico

Al igual que los trípticos, los dípticos también son folletos estándares que se suelen apreciar mucho en diversos sectores o empresas. La diferencia, es que éstos están diseñados de forma que se encuentran divididos en dos partes.

Este tipo de folleto suele estar dividido en cuatro partes, es decir, se incluye la portada, la contraportada y los dos compartimentos que suelen ser internos. Lo que caracteriza a estos folletos es que la información se distribuye mucho mejor, lo que ofrece una lectura mucho más agradable.

Es el tipo de folleto ideal si lo que buscas es tener suficiente espacio para mostrar toda la información y división de los distintos contenidos que desees ofrecer, lo mismo ocurre con los trípticos que hemos mencionado anteriormente.

Plegado en z

Este tipo de folleto es uno de los más creativos, por no mencionar que es el más creativo debido por su diseño que es en forma de una z o como su nombre indica, en forma de zig zag. Es un folleto caracterizado por contener seis compartimentos y suele ser muy útil para crear informaciones que contengan ilustraciones o imágenes características.

Por ejemplo, suele ejercer el papel de mapa o de guía, ya que su forma es ideal para poder ofrecer al usuario un seguimiento de toda la información que se proyecta.

Volantes o flyers

Los volantes o flyers suelen ser folletos caracterizados porque la imagen o la iconografía impresa en ellos pasan a ser los principales protagonistas sobre el texto, es decir, suelen ser folletos donde la cantidad de información escasea y donde prevalece más la imagen.

A simple vista podríamos estar hablando de pósteres, pero a pesar de tener una descripción similar, mantienen ciertas diferencias. Suelen tener forma de cuadrado o rectángulo también pero a diferencia de los pósteres, éstos se suelen emplear solo para fines comerciales, es decir, para indicar próximas ventas o precios rebajados, si hablamos de sectores como tiendas de ropa. 

En definitiva, si lo que buscas es captar la atención del cliente mediante algo escueto y simple, un volante o flyer es todo lo que necesitas.

El póster

poster

Fuente: Fotogramas

Un póster se define como una especie de folleto que se encuentra impreso, suele tener una forma cuadrada o rectangular y suele estar impreso de diversos tamaños. La mayoría de empresas o sectores imprimen sus pósteres de tamaños A3 o A2. Son tamaños grandes, pues consiguen un alto campo visual para todo aquel que los visualiza.

Como se ha mencionado anteriormente, son folletos donde la imagen es la protagonista, es por eso que es importante aplicar recursos gráficos visuales que denoten interés en el espectador: tipografías modernas y creativas, colores llamativos o imágenes y ilustraciones fáciles de identificar.

La mayoría de sectores que emplean este tipo de formatos o de folletos son las tiendas de videojuegos, las cartelerías de cine donde se anuncian las películas, los teatros o incluso también si se pretende anunciar alguna actividad de carácter social.

Aplicaciones para diseñar folletos

Una vez que te hemos mostrado algunos de los ejemplos de folletos informativos más usados y vistos, te dejamos una pequeña guía donde podrás encontrar algunas aplicaciones o herramientas para empezar a diseñar desde cero tus primeros folletos.

  1. InDesign: InDesign pertenece a Adobe y es hasta la fecha una de las mejores herramientas para aprender a maquetar catálogos o folletos. Gracias a su herramienta texto y a los distintos formatos de impresión que ofrece, podrás realizar tus primeros folletos. Además también puedes crear retículas para de esta forma, distribuir de una forma mucho más ordenada toda la información necesaria.
  2. Canva: Si lo que buscas es una opción gratuita, puedes escoger Canva, un editor en línea que cuenta con miles y miles de plantillas donde puedes descargarlas y modificarlas a tu antojo. Es una de las herramientas estrella si estás empezando en el mundo del diseño.
  3. Microsoft Word: Si eres amante de Microsoft y amante del diseño editorial, no puedes perderte esta herramienta donde podrás crear los primeros textos, y probar entre su paquete variado de tipografías y dejarte llevar por sus distintos formatos. Es una opción menos gratuita ya que requiere de un pago mensual o anual, pero el coste merece la pena ya que ofrece plantillas interesantes para comenzar a editar.

Conclusión

Los folletos van a estar presentes en nuestro día a día, por eso es importante que conozcas sus características y los distintos ejemplos que existen. Esperamos que hayas aprendido más sobre este tipo de medio publicitario.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.