Cómo invertir colores en Photoshop

Cómo invertir colores en Photoshop

Photoshop es una de los programas de edición de imagen más conocido en todo el mundo. Muchos profesionales lo utilizan para llevar a cabo sus creaciones o diseños y es habitual que conozcan esos pequeños trucos que esta interfaz ofrece. Sin embargo, si eres primerizo, o si todavía estás familiarizándote con el programa, algunos truquitos siempre vienen bien, como por ejemplo, saber invertir colores en Photoshop. ¿Sabes cómo se hace eso?

A continuación te vamos a dar las claves, paso a paso, para que puedas invertir colores en Photoshop fácilmente. Es muy sencillo, pero a veces se nos complica porque no sabemos dónde tocar. A partir de ahora ahorrarás tiempo aprendiendo a hacerlo en cuestión de minutos.

Invertir colores en Photoshop, ¿para qué sirve?

Invertir colores en Photoshop, ¿para qué sirve?

Si nunca antes lo has hecho, es posible que tengas dudas acerca del motivo por el cual debes hacerlo. ¿Para qué sirve invertir colores en Photoshop? Has de saber que esto añade a tus diseños, imágenes, fotos, un efecto muy curioso, y puedes jugar con ello para darle un toque original a tus proyectos.

Lo que se hace, a grosso modo, es aplicar una capa de color invertido en la imagen original de tal forma que cambia por completa la visual de esa imagen, y, en algunos casos, mejora muchísimo más el resultado final.

Por eso, aprender a hacerlo bien puede significar dar a tus proyectos un toque distintivo, y a tus clientes algo que no se ve tanto y puede generar un mayor impacto.

Una vez veas el efecto en directo, puedes modificar y cambiar. Por ejemplo, podrías utilizar los filtros, los estilos, la forma en que las luces reflejen parte de la imagen. En definitiva, no te quedes solo con el resultado que te ofrece “en bruto”, con el tiempo puedes conseguir mejores resultados si experimentas a combinar con otros estilos, de tal forma que irás perfeccionando el proyecto que tengas. Que no te dé miedo a probar cosas, siempre tienes el botón de deshacer pero, te recomendamos que apuntes siempre lo que haces para que puedas saber lo que has hecho (no solo para retroceder, sino porque, si te sale un buen resultado, puede que no recuerdes lo que has hecho para conseguirlo).

Cómo invertir colores en Photoshop en una imagen

Cómo invertir colores en Photoshop en una imagen

Empecemos por algo sencillo. Abre con Photoshop una imagen que tenga color. Para ver el efecto que tenía en esa imagen una inversión de los colores, lo único que tendrías que hacer es, en el menú del programa, ir a Imagen/Ajustes/Invertir. Si prefieres los atajos de teclado, entonces pulsa Ctrl y, manteniéndola pulsada, dale a la tecla I.

De manera directa, los colores que tenía esa foto se van a cambiar. Pero si tu imagen es rojo y negro, no quiere decir que vayan a invertirse y lo que es negro ahora sea rojo, y lo rojo ahora negro. No.

El invertir colores en Photoshop lo que hace es coger el color y cambiarlo por su opuesto cromático. En otras palabras, en el círculo de colores, siempre cambiará los colores de una foto por los apuestos en ese círculo.

Esta es la forma más sencilla y básica de invertir colores en Photoshop. Te puede valer para algún logo o algo donde no se necesiten máscaras ni capas, pero, si están presentes en tu proyecto, el proceso para invertir se vuelve un poquito más complicado. Te lo explicamos a continuación.

Invertir colores con capas

Si no quieres que tu imagen original cambie los colores, entonces la mejor forma de aplicar este efecto es a través de una capa. Para ello, tienes que abrir la imagen en Photoshop. A continuación, ve al menú Capas y añade una nueva. Esta te saldrá en el panel de capas que suele ubicarse a la derecha del programa. Ahí verás que aparece encima de la original (en realidad, si quitas el candado de la imagen, podrás ponerla debajo si quieres).

Ahora que tienes la capa, asegúrate de que está señalada esa copia de la original. Ve a Imagen/Ajustes/Invertir y automáticamente te saldrá ya invertida con los colores.

Tendrás dos formas de ver la imagen, una con los colores originales, y otra invertida. ¿Para qué te puede servir? Por ejemplo:

  • Para crear una imagen que sea la mitad de color original y la mitad de color invertido.
  • Para jugar con los filtros y estilos para fusionar las dos imágenes en una sola de tal forma que no obtienes los colores originales ni tampoco los invertidos sino que lo que consigues es un tercer color y diseño que puede ser aún más atractivo.

Invertir solo partes específicas

Invertir solo partes específicas

Imagina que tienes una imagen y quieres que, cada parte de ella, se vea de una forma diferente. Por ejemplo, una parte invertida y la otra original. Eso implica combinar las dos capas (original e invertida) pero, ¿cómo se hace?

Para ello, lo primero que necesitas es seleccionar la capa principal (la original, por ejemplo). Ahora, tienes que señalar la parte que quieres invertir. Te recomendamos que utilices el rectángulo, el lazo o la varita mágica. Estas tres herramientas son perfectas para lograr el efecto que quieres.

Una vez lo tengas, solo tienes que eliminar esa parte de la foto y, si la otra capa está visible, lo más seguro es que veas el efecto de manera inmediata.

Pero, ¿qué pasa si no te gusta? ¿Quiere decir que no hay marcha atrás? En realidad no, siempre puedes ir a Edición/Deshacer y volverás a tener la imagen completa, como si no la hubieras recortado nunca. De esta manera, puedes probar tantas veces como quieras, e incluso hacer que una foto se divida en distintos rectángulos que muestren la imagen (o parte de ella) con tonalidades variadas, creando un efecto visual mucho más llamativo.

En diseño, ya sea con Photoshop o con otro programa de edición de imagen, lo más importante es probar. A veces, no solo está el hecho de seguir tutoriales sino que, una vez aprendes, debes lanzarte a probar qué pasaría si cambiaras algo, o combinaras con otras formas de tratar las imágenes.

Y recuerda una cosa, que todo lo que se hace en Photoshop también se puede hacer en otros editores de imagen. Solo tienes que saber cuáles son los comandos a aplicar para generar el mismo efecto que en este programa.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.