Partes de un libro

Partes de un libro

Si te has animado a imprimir y publicar un libro, ¡enhorabuena! Aunque no lo creas, escribir un libro es una forma de dar rienda suelta a tu imaginación e, independientemente de que te lean o no, de que tengas éxito o no, ya de por sí tienes que sentirte orgulloso de haberlo hecho. Pero, a la hora de publicar es importante que conozcas cuáles son las partes de un libro, tanto las externas como las internas.

Y ahí es donde queremos ayudarte. A continuación te vamos a hablar de cuáles son las partes de un libro, tanto las más conocidas como las que menos se conocen. ¿Interesado? Vamos a ello.

El libro y sus partes

Para cualquier persona, un libro se compone de una cubierta donde está la portada y contraportada y el interior, donde está la historia. Pero no sabe mucho más. Sin embargo, este bien cultural que tan poco reconocimiento tiene hoy día (y uso) en realidad está formado por muchas partes del libro, y cada una de ellas tiene una función específicas, que ayuda al lector a tener una buena experiencia, sensación…

Conocerlas todas no es difícil. Y no tienes que ser editor ni diseñador para interesarte por ellas. Es una forma de valorar todo lo que formar parte de este objeto. ¿Quieres saber qué tiene?

Tipos de partes de un libro

Tipos de partes de un libro

Empezamos diciéndote que un libro se puede dividir en dos partes: la externa y la interna.

La parte externa es la que engloba la portada, lomo y contraportada, pero en realidad hay mucho más que se desconoce. Por su parte, la parte interna es la que engloba las páginas en donde se cuenta la historia. Y, sin embargo, hay un orden y partes que son imprescindibles.

Parte externa de un libro

exterior de una novela

La parte externa de un libro hoy día se ha simplificado a la simple «portada». Pero en realidad hay muchos elementos que forman parte de esta. Estos son:

Sobrecubierta

Se trata de esa portada que cubre el libro totalmente protegiendo otra portada. En otras palabras, es aquella funda que algunos libros traen (principalmente los de tapa dura) para proteger más aún el libro.

Esta puede ser igual que la cubierta que protege, o bien puede ser diferente una y otra.

Cubierta

La cubierta podríamos decir que es lo que ahora se entiende por portada. Es toda la parte externa que protege a la interna, es decir, es tanto la portada como el lomo y la contraportada.

En la cubierta se encuentra el título de ese libro, el autor, la editorial, así como una sinopsis de la obra (en la parte trasera) y el código ISBN de registro de la obra.

Contraportada

Como has podido ver, la contraportada es la parte trasera de la portada. En otras palabras, es la parte en donde se deja un resumen atractivo de lo que el lector se va a encontrar dentro del libro.

Faja

Seguro que ahora mismo estás pensando en esa prenda de ropa e imaginándote algo similar en un libro. Y la verdad es que no vas mal desencaminado, pero no del todo. La faja es esa tira de papel que suele abrazar la cubierta o sobrecubierta y que se utiliza normalmente para destacar algo sobre el libro, por ejemplo el número de edición, los ejemplares vendidos, que es el original de una adaptación de serie, etc.

Realmente, no es imprescindible, sino que solo sirve a nivel decorativo y cada vez se ven menos.

Lomo

El lomo, junto con la cubierta y contraportada, es la que forma parte de toda la parte externa. Es el lugar en el que sujetan todas las hojas internas que tiene el libro, y su tamaño dependerá del número de páginas que tenga este.

Al igual que ocurre en otras partes del libro, aquí se incluye el título, nombre del autor, la editorial y, si forma parte de una colección, el nombre o sello de esta.

Solapa

Por último, dentro de las partes externas del libro, tenemos la solapa. Es un pliegue interno que a menudo forma parte de la sobrecubierta para abrazar y fijarla al libro, que contiene información del autor, de la editorial o de otros libros que formen parte del escritor o de la colección y editorial.

Parte interna de un libro

Parte interna de un libro

Ahora que tenemos la parte externa dividida en sus distintas partes, es hora de conocer la interna. Sin embargo, antes de entrar en ese tema, queremos hablarte de las Guardas.

Estas muchos las clasifican como elementos de la parte externa, pero se encuentran dentro. Se trata de unas páginas que van pegadas a la cubierta por el interior en forma de díptico, uniendo la cubierta y la primera hoja del interior del libro (su tripa).

Solo se utilizan en los libros de tapa dura, y su función es la de dar más consistencia al interior para que este no pierda las hojas. Sobre todo porque en muchos de estos libros el lomo no actúa de nexo de las páginas interiores, sino que son las guardas lo que hacen esa función.

Dicho esto, ahora sí pasamos a hablarte de las partes internas de un libro, que son:

Hojas de cortesía

Son un par de hojas que se dejan, tanto al inicio como al final, que sirven de «antesala» y de protección para que no se deteriore todo lo demás. Algunos se olvidan de dejarlas pero, realmente, son imprescindibles.

Anteportada

También llamada portadilla, esta es una única hoja en la que se pone el título del libro, nada más. No se utiliza mucho, de hecho, pocos la conocen, pero es la página ideal para los escritores para firmar los libros (y de hecho esa es su función).

Portada interior

Aquí de nuevo se repite el título del libro junto con el autor y, en algunas ocasiones, el sello y editorial que lo publica. Esta es la más conocida y aún se usa.

Página de créditos o de derechos

En ella se refleja una información más detallada a nivel técnico como es el número de edición, año de publicación, autoría, traducción, depósito legal, imprenta, datos de imágenes que se usen, autoría de la cubierta…

Dedicatoria

Normalmente es de un par de líneas, donde se dedica a una persona o a varias el libro.

Prólogo, prefacio, introducción

Son los textos que hablan de manera general acerca del tema de la historia. Sin embargo, hoy día se utiliza para dar inicio a la trama del libro, algo erróneo pero que cada vez se ve más.

En realidad, tanto el prólogo como el prefacio y la introducción sirven de antesala para que el autor explique los motivos por los que decidió escribir ese libro, o para que otra persona hable del autor.

Cuerpo del libro

Aquí sería la parte central de la obra, donde se desarrolla la narración. Se suele dividir en capítulos o en partes para ayudar al lector a ir finalizando poco a poco la historia (y tener pausas).

Es opcional, algunos autores los ponen o no para dar el broche final a la obra.

Agradecimientos

Es una página en la que el autor se dirige al lector y donde comenta con él su obra y agradece a las personas que han hecho posible que saliera.

Índice

En él se recogen los capítulos o partes interiores, así como en la página en que empiezan, para que el lector pueda ver en general el libro e ir a la página concreta que le interese.

Glosario de términos

Es una aclaración de ciertos términos que se utilizan. Si bien muchos autores usan las notas a pie de página, a veces es tan extenso el comentario que necesitan una parte concreta en el libro.

Bibliografía

Un listado de obras, páginas web, etc. consultadas.

Ahora sí que puedes conocer todas las partes de un libro.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.