¿Qué es un portfolio?

Los Portfolios de Behance son originales

Fuente: Behance

Los portfolios son importantes porque son una herramienta de comunicación. En un mundo donde las personas tienen dificultades en mantener una conversación de larga duración y enfocada, el portfolio permite a alguien que esté interesado en abrirse paso en el mundo del arte y el diseño, exponer sus cualidades, su estilo y su manera de abordar el mundo visual.

Siguen siendo el medio por excelencia para conocer a un candidato. La mayoría de las grandes compañías del mundo consumen diariamente miles de portfolios en busca de talento. Este documento debe reflejar tu creatividad, estilo, gusto, habilidades y maneras de trabajar. De él dependerá la impresión que quieras causar.

Características del portfolio

Un portafolio o portafolio es una colección física o digital donde se resumen los trabajos más importantes de artistas, diseñadores u otros profesionales dedicados a la creación de contenido. En cierta manera es tu carta de presentación a futuros clientes o empresas. No sólo muestra tus trabajos realizados, sino que también es una muestra de tu estilo y la calidad de tu trabajo.

Un buen portafolio es tu mejor presentación: estás mostrando todo lo que has logrado y todo tu potencial, al mismo tiempo. Por esa razón, es importante saber qué incluir y cómo realizarlo.

¿Qué debe incluir?

Los portfolios deben ser originales

Esta es la pregunta más difícil de contestar. Depende de si deseas utilizar el portfolio para conseguir empleo o para mostrar tus logros artísticos. Si tienes objetivos profesionales, entonces tu portfolio debe incluir una muestra de tu trabajo más reciente, pero no todo tu trabajo. Si tu objetivo es aumentar tu reputación, entonces tu portfolio debe incluir una gran variedad de tu trabajo más reciente, pero también debes incluir algunos trabajos que puedan ser más antiguos.

A veces, debes incluir trabajos que no están relacionados con tu especialidad profesional para poder conseguir una mayor reputación a nivel global. Por ejemplo, si eres diseñador gráfico, es aconsejable que incluyas algunos trabajos que no sean de diseño gráfico. Si puedes mostrar que tu trabajo ha sido publicado en un público más amplio, entonces tu reputación se extenderá más allá de tu especialidad.

Aquí te dejamos una lista de los elementos que tienes que incluir en tu portfolio:

  • Añade una biografía sobre ti: en esta sección se especifica tu perfil profesional y personal, tus intereses y tu trayectoria.

  • Tu currículum vitae: aquí deberás de explicar tu experiencia laboral, pero sin extenderte mucho. Un breve resumen, de tus conocimientos y tus habilidades.

  • Datos de contacto: es importante que incluyas todas tus formas de contacto. Tales como tu número de teléfono, tu email o tus perfiles de redes sociales tales como Instagram o Linkedin.

  • Tus trabajos: Esta es la parte más importante de tu portafolio. Escoge tus mejores trabajos y añade una breve explicación de la metodología y proceso que has seguido para crearlos.

  • Testimonios: los comentarios de tus clientes o personas que hayan trabajado contigo, harán que tengas mucha más credibilidad.

  • Premios y reconocimientos: no hay nada mejor, como ver que tu trabajo y esfuerzo ha sido recompensado, házselo ver a tus futuros jefes o clientes.

Beneficios de tener un buen portfolio

No hay nada peor que enfrentarte a un cliente y no saber cómo convencerle de tu trabajo. Un buen portfolio puede ayudarte a dejar de lado esa preocupación. Como ya te habrás dado cuenta, el trabajo que puedes exhibir en tu portfolio es muy importante. Si es bueno, puede ayudarte a obtener nuevos clientes y captar la atención de los que ya tienes.

Para conseguir uno deberás dedicarle mucho tiempo y esfuerzo, pero al final es una inversión que te dará grandes beneficios. Y es que es muy probable que puedas conseguir un trabajo mejor pagado, que realmente te apasione y que te haga sentir realizado. Diseñar un buen portfolio no es una tarea fácil, pero conseguirlo puede traerte los siguientes beneficios: 

  • Mejora el feedback hacia las empresas.
  • Mejora tu visibilidad pública.
  • Respalda tu experiencia.
  • Amplia la visión del trabajo que haces y las habilidades que tienes.
  • Te ayudará a conseguir trabajo.
  • Definirá tu estilo.
  • Acreditará tus estudios.
  • Demostrará tu evolución profesional.

Conclusión: el portfolio es la mejor herramienta para promocionarse

El portfolio como medio de promoción

Los mejores portfolios son aquellos que son creativos y únicos y que no sólo muestran las fotos del proyecto, sino el proceso de su creación.  Los portfolios evolucionan en la medida que lo hacen tus habilidades y tu metodología. Por eso tiene que estar actualizado en todo momento. Los trabajos deben de estar perfectamente seleccionados acorde con lo que quieras transmitir. No se trata de la cantidad de trabajos sino de la calidad de las mismos. Las empresas y tus futuros clientes tienen que tener claro tu forma de trabajar y tu estilo, para poder llegar a visualizarte trabajando con ellos.

Actualmente hay una gran variedad de herramientas que te pueden ayudar a crear un buen portfolio. Por eso, te será muy fácil crear uno profesional, que se ajuste a tu personalidad pero también a lo que quieres transmitir.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.