Taquigrafía. Aprende a escribir rápido con estos símbolos

taquigrafía

Estoy casi seguro de que has pasado por esa época donde tenías que copiar lo que un profesor o profesora decía. Anteriormente con una libreta y un bolígrafo y ahora, con el ordenador, ibas detrás sin freno del dictado. Al final conseguías perder mucha parte del texto y recurrir a los compañeros para hacer un «copia y pega» de todo el texto. Esto se puede acabar con la taquigrafía. Aprende a escribir rápido con estos símbolos extraños, pero útiles.

Aunque parezcan realmente garabatos y no conocieses que son, estos símbolos se inventaron hace muchos siglos, concretamente y según una versión oficial, el creador de este sistema es Jenofonte. Filósofo, de la escuela de Sócrates, militar e historiador griego. Creando esta simbología, podrías reducir los tiempos de escritura, como pasa en los juicios. Los juicios utilizan sistemas basados en este, para optimizar los tiempos, ya que se habla muy rápido y muchas personas.

¿Qué es la taquigrafia y para que sirve?

taquigrafia: Aprende a escribir más rápido

La taquigrafía es un método para escribir más rápido. De hecho, su nombre viene del griego taquis y grafein. Que significa sencillamente «escribir rápido». Como hemos dicho, el inventor de este fue Jenofonte, quién fue discipulo de Sócrates, e inventó esta manera para poder transcribir la vida de Sócrates. Esto se usó posteriormente en otras épocas como la época romana, hasta hoy.

El diseño de esta forma de escribir, a través de diferentes símbolos, que parecen inconexos entre sí, hacía que pudieses escribir mucho más rápido. Unas 200 palabras por minuto, algo inasumible para cualquier vocablo actual, como el castellano.

Este diseño consiste en escribir distintos símbolos o palabras abreviadas en trazos cortos, que te permitan escribir todo lo que se habla. Como podéis ver en las imágenes de este artículo, los garabatos que muchos verán dan significado a un «Padre Nuestro» del catolicismo en diversos sistemas de taquigrafía. Posteriormente estos diferentes sistemas se popularizaron a raiz de la alta demanda en la revolución industrial.

Los sistemas que se idearon fueron debido a los diferentes idiomas que se hablaban en cada región. Aunque se dice que uno de los más efectivos en esta era fue el español. Este sistema de taquigrafía en España fue creado por Francisco de Paula Martí Mora, quien era criptográfico, grabador y dramaturgo español.

Los diferentes estilos de taquigrafía

Taquigrafia Pitman

Hoy ya existen varios estilos por los que puedes aprender taquigrafía, si te gustase optar por esta profesión. O también como una curiosa afición. Los estilos más conocidos son los de Gregg, Pitman y Teeline. Pero existen hasta un total de 6 estilos diferentes. Dos de estos, el estilo de Gregg o de Pitman son los más conocidos y mejor adaptados para escribir más rápido.

Como habíamos dicho antes, se pueden escribir hasta unas 200 palabras por minuto y son usando estos dos estilos. Esto se debe a que estos dos sistemas están basados en el sonido y no en el número de palabras. Esto, a día de hoy es más fácil debido a la grabación íntegra de los mismos, pero como hablábamos, todavía se sigue usando en lugares como los juicios o el congreso de diputados.

El otro sistema, Teeline, es otro de los más usados, pero este no se basa en el sonido y es algo que lo hace más lento. Pero se usa todavía en Inglaterra para los profesionales del periodismo. Lo bueno de este sistema es que es más fácil de recordar y de aprender, que los anteriores.

¿Quieres aprender estos sistemas?

Para aprender cualquiera de estos sistemas tienes que tener en cuenta una serie de cosas. Lo primero que debes hacer es saber el uso que le vas a dar. Si es simplemente por afición o quieres acceder a un puesto de trabajo para ello. Estos sistemas, con las nuevas formas visuales que tenemos para grabar y repetir infinitamente quizás pierda sentido con el paso de los años, es algo que también debes tener en cuenta.

Una vez que sabes que uso le vas a dar, lo recomendable es que escojas uno de los estilos y sea ese por el que te formes. Ya que intentar aprender varios a la vez es bastante complejo. Estos sistemas varian por su nivel de aprendizaje, por la velocidad de escritura y por el tipo de «garabato».

Puedes buscar a través de internet diferentes tutoriales o libros acerca de la taquigrafía que te vendría bien para empezar. También puedes encontrar cursos de pago, con titulación acerca de esto que son más completos y te pueden resultar muy útiles. Sobre todo si tu motivación sería la de encontrar trabajo de ello.

Con ello, deberás realizar tareas todos los días para estimular tu cerebro con este «nuevo idioma» que vas a aprender. Practica en voz alta todo lo que vas escribiendo y realiza los ejercicios prácticos, si adquieres una formación. ¿Te atreves a aprender un nuevo sistema de escritura?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.