Textura madera

textura madera

Desde siempre, la madera es un elemento que nos evoca la naturaleza, lo natural, lo rústico… Lo hemos utilizado para los muebles, o incluso para cerámica, convirtiendo un elemento en otro gracias a las nuevas tecnologías. Pero también en el diseño podemos utilizar y conseguir la textura de madera, una forma peculiar de crear un conjunto que tiene mucho que ver con el mundo natural sin que sea algo real propiamente dicho.

Pero, ¿qué debes saber sobre la textura de madera? ¿Y dónde puedes utilizarla? De eso es de lo que hoy te vamos a hablar.

De dónde viene la madera

Todo el mundo sabe que la madera de verdad viene de los árboles. Estos no solo se encargan de proporcionar una materia prima con la que fabricar muebles y otros elementos, sino que también sirven como hábitat para muchos animales y plantas, para dar alimento, para fabricar artículos farmacéuticos, etc.

En el mundo, existen muchos tipos de madera, algunos de ellos dependiendo del árbol del que salen; otras según el color, el efecto visual, la ubicación de los árboles…

Y, obviamente, en el diseño también la textura de madera puede imitar esos colores y dibujos tan característicos de esta material. Además, es bastante simple de hacer y es una de las más utilizadas en distintos proyectos. ¿Quieres saber más?

La textura de madera

La textura de madera

Centrándonos directamente en la textura de madera, debemos decirte que no es algo que haya surgido de forma reciente. Todo lo contrario; ya lleva mucho tiempo utilizándose en los sitios web y es una forma de resaltar elementos importantes o incluso de darle más profundidad a aquello que se visualiza.

Y esto es debido, sobre todo, a la peculiaridad que ofrecen las texturas de madera. En este caso, a las ondas o líneas que puede crearse en la madera, que por si no lo sabes, en la madera real no hay nunca dos iguales; así como al color y la combinación de este con otras tonalidades de la misma.

Para qué utilizar la textura de madera

Imagina que tienes delante un proyecto y se te plantea la posibilidad de utilizar la textura de madera. ¿La utilizarías? Si no lo has hecho antes, o no conocías todos los usos que puedes darle, lo más seguro es que ni siquiera la tengas en cuenta. Pero, ¿y si te damos a conocer los motivos por los que esta textura puede mejorar algunos de tus diseños?

Le dará una mayor personalidad a la empresa

Todo lo relacionado con lo natural, ya sean las plantas o la madera, siempre genera un ambiente tranquilo, relajante, etc. Por ejemplo, imagina que tienes que hacer una página web de una empresa de yoga. La textura de madera puede dotar a la página de una sensación de paz interior, de relajación… lo cual hará que los usuarios permanezcan más tiempo en la página, que se mimeticen con ella y que se sientan tan bien navegando por tu diseño que se animen a contactar con la empresa.

Y es esto lo que consigue esta textura, una forma de dar identidad a la marca y al mismo tiempo personalidad con algo relacionado con ella.

Usarás elementos con los que se relaciona la empresa física

Sobre todo si son empresas pymes o que tienen una página web para que la gente los encuentre y pidan cita para ofrecerles los servicios (tiendas de cocina, fisioterapeutas, yoga, terapias de relajación…).

Dónde usar la textura de madera

A pesar de todo lo que te hemos dicho antes, un diseño donde todo sea madera puede acabar cansando, o teniendo el efecto contrario, que quieras salir de la página cuanto antes (como si forraras una habitación completamente de madera y te sintieras asfixiado de estar en ella).

Si vas a utilizar la textura de madera en tus diseños, es importante que escojas aquellas acorde con la esencia de la empresa o cliente, sobre todo en cuanto a color, elegancia, trazo, etc.

También debes ubicarla en zonas adecuadas. Te recomendamos que las pongas en el fondo principal, o bien en los fondos para secciones importantes: barra lateral, controles deslizantes, pie de página, etc.

Cómo obtener la textura de madera

Cómo obtener la textura de madera

Ahora que sabes un poco más acerca de la textura de madera, es hora de irnos a lo práctico y contarte cómo hacerla en el ordenador. En realidad, tienes muchas formas de conseguirla.

Haciendo una foto a la propia madera

Si tienes la posibilidad de acudir a un almacén de madera, o tienes en casa muebles de madera, una de las primeras formas de conseguir la textura de madera es, sin duda, hacerle una foto.

Eso sí, procura hacer varias, y siempre con una buena iluminación. De esta manera, a la hora de pasarlo al ordenador podrás ver cuál es la más acertada para el diseño que tengas entre manos.

Haciendo una foto a la propia madera

Buscar una textura de madera en los bancos de imágenes

Otra opción es la de utilizar los bancos de imágenes para encontrar imágenes con una textura de madera. Es bastante sencillo y no solo encontrarás imágenes de pago, también las tendrás gratuitas y de buena calidad. Esto es importante porque, de lo contrario, se verá pixelada o demasiado borrosa, con lo que generará una mala impresión.

Crear textura de madera

La última opción que tienes es la de crear tú mismo la textura de madera. Esto se puede hacer a través de los programas de edición de imagen, ya sea Illustrator, Photoshop, GIMP…

Por ejemplo, en el caso de Illustrator, la forma de crearla es la siguiente:

  • Empieza dibujando un rectángulo largo (no muy ancho). Lo mejor es que lo hagas del color de la madera que quieres ponerle, en la tonalidad de marrón que quieras.
  • Ahora, ve a Efectos/Efectos de galería. Aquí, en Sketch, vete a Graphic Pen. De esta manera, se verá como rayas y es muy parecida a la textura de madera. Puedes modificar el largo de las líneas de la textura; o bien el ancho de las líneas. Por último, tienes que colocar la dirección de las líneas(verticales, diagonales, horizontales…). Dale a ok.
  • Ahora, a objeto, tienes que ir a expandir apariencia. Después a Window/Trazo de imagen y activará una ventana. Tienes que ir a «blanco y negro» y podrás modificar, en avanzado, con los siguientes valores:
  • Ajuste de ruta: 1-2px
  • Área mínima: 1-2px
  • Ángulo de esquina: 1-2
  • Ignorar blanco.
  • De nuevo a Objeto/expandir y cambiará a una tonalidad azul. Ahora tendrás que pegarla en otra capa para poder cambiarle el color.
  • Solo tendrás que cambiar ese color por uno de madera que vaya acorde. En principio, esta sería un buen resultado, pero puedes darle al botón desenfocar para modificar levemente las líneas y así darle un aspecto más natural.

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.