¿Qué es la tipografía serif y cuándo se usa?

Vista de la tipografía serif

Los diseñadores gráficos son profesionales que le dan mucha importancia a la elección de las tipografías, pues muchas veces se trata de la base principal de un diseño. Elegir la tipografía adecuada a cada diseño, ayudará en muchas ocasiones a marcar la diferencia entre un diseño normal y uno profesional. También la tipografía ayuda a comunicar diferentes emociones. Existen diferentes categorías tipograficas, las más conocidas son: Serif, Sans Serif, Manuscrita y Decorativa.

Estos grupos de tipografías tienen unas características diferentes basadas en la forma de la fuente, el tamaño, el grosor y la relación entre caracteres. En función del tipo de letra que vayas a utilizar, transmitirás una emoción u otra. Pues la tipografía y al fin y al cabo, es la estructura central del diseño. En el post de hoy, nos vamos en explicar y dar a conocer las tipografías serif y cuando es recomendable hacer uso de ellas.

¿Qué es la tipografía serif? Texto tipofrafía serif en detalle

La tipografía serif es aquella que tiene un remate o terminal, es decir, detalles pequeños en los extremos de los trazos de las letras. Este tipo de tipografía tienen un carácter serio y tradicional. En cuanto a su origen, según una antigua teoría los escribas al usar herramientas como pinceles o plumas, dejaban «señales» en el remate de cada trazo. Con el tiempo, estos trazos fueron pasando a ser mas artísticos y acabaron por convertirse en una parte imprescindible de este tipo de tipografías. Existen una gran variedad de fuentes dentro de este estilo como las romanas antiguas, romanas modernas, slab y egipcias.

Algunas de las tipografías serif más conocidas son: Book Antiqua, Courier, Courier New, Century Schoolbook, Garamond, Georgia, Times, Times New Roman o Palatino.

Estilos de tipografías serif Es importante elegir bien la tipografía

La clasificación de las tipografías serif fue determinada por Francis Thibodeau. Se basó en la vinculación que se establece entre el serif y las astas. En base a esto, determinó los siguientes estilos:

  • Romana Antigua: no existe casi diferencia entre las astas y el serif. La vinculación que presentan es redondeada. Su terminación es aguda y su base es ancha. Los trazos varían, y son ascendentes finos y descendientes gruesos. En cuanto a la dirección del eje, su engrosamiento es oblicuo y el espacio de las letras es bastante amplio. En este grupo se pueden incluir: Garamond y Caslon.
  • Romana de Transición: comienza a resaltar la diferencia entre el grosor de las astas y el serif, la vinculación que tienen es circular. El serif tiene una terminación mucho más aguda que las anteriores. Los trazos también varían, pero en cambio, las diferencias entre los finos y los gruesos son más pronunciadas. La dirección del eje de engrosamiento es más horizontal que oblicua. Algunas tipografías romanas de transición son; Baskerville, Times o Century.
  • Romana Moderna: en este estilo la diferencia entre las astas y el serif es mucho más notoria, con una vinculación recta ya que el serif de sus letras es lineal. Los trazos son mucho máss variables que en el caso de las romanas de transición. Podemos considerar como romanas modernas la Bodoni, la Caxton, la New Baskerville y la Didi.
  • Egipcia: el valor de las astas y el serif está ensanchado y tienen una vinculación circular. El serif es igual de grueso que los bastones. Dependiendo de la tipografía puede ser cuadrado, como la Robotik o redondo como la Cooper Black. La dirección del eje del engrosamiento es por lo general horizontal.

Cuándo utilizar la tipografía serif

Existen múltiples usos que les puedes dar a este tipo de tipografías, depende de la estética y función que le quieras dar. Pues las tipografías serif tienen también un valor funcional en el texto, como he mencionado antes, son las más indicadas para textos largos y pequeños. Podemos verlas sobre todo en periódicos impresos. Si lo que quieres es transmitir tradición, clasicismo, elegancia o seriedad las serif son las tipografías idóneas.

Estos son algunos de los factores que tienes que tener en cuenta la hora de elegir un tipo de tipografía u otra:

  • Extensión del texto: Como ya te he comentado antes, las tipografías serif son idóneas para el uso de textos con un tamaño reducido y que tengan una extensión de texto larga. Seguro que si actualmente estas leyendo algún libro, la tipografía que contiene es serif.
  • Público: Las tipografías transmiten emociones, por lo que no todas van dirigidas al mismo público objetivo. Al igual que el color es importante, la forma de la tipografía también ayudará a definir tu target. Por lo general, este estilo de letras se usan para empresas más serias y formales, como abogados. Aunque también se emplean en sectores más sofisticados, como marcas de lujo de belleza, moda o automóviles.
  • Soporte: Los formatos más empleados son los medios impresos que contienen textos largos. Lo mismo pasa en los medios online como blogs o artículos.
  • Separación: el espaciado entre caracteres también es importante, las tipografías que son muy condensadas, no son recomendables para la lectura, es algo que deberás de tener en cuenta.
  • Maquetación: En función de la maquetación de los textos, a veces es interesante combinar tipografías serif con tipografías san serif, para generar contraste y que el texto no sea tan monótono.

A continuación te dejo un enlace a otro post sobre las tipografías serif más utilizadas. Espero que este artículo te haya ayudado a conocer un poco más sobre las tipografías serif, sus estilos y cuando saber utilizarlas.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)